¿Cómo elegir una pala de pádel?

adas

Esto nos ha pasado a todos, tenemos que comprar paletas nuevas y no sabemos por dónde empezar. Elegir una pala que se adapte a nuestro estilo de juego nos proporcionará mucha comodidad y confianza en la cancha, así como una mala elección frustrará nuestro juego o incluso nos hará daño. Por suerte, existen varios comparadores de palas de pádel.

La combinación infinita de varios factores hace que cada pala de pádel sea única. El peso, el equilibrio, el núcleo de goma, el tipo de fibra en la superficie de la pala o la forma de la pala son algunos de los factores que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir una pala de pádel. ¿No sabes cómo afectarán estos factores a tu juego? No te preocupes, en esta guía te contamos toda la información:

La elección en base a tu nivel de juego

De la misma manera que el nivel incide a la hora de comprar una mesa de billar, tu nivel de ejercicio determinará la mejor pala para ti. Antes de seguir analizándolo, queremos romper un mito común: a la hora de comprar artículos, más caro no significa mejor, y en tenis de mesa, menos. La pala de pádel más cara es apta para jugadores avanzados. Estos jugadores son hábiles, por lo que no necesitan paletas para ayudarlos a pasar la pelota a otras canchas, pero necesitan las palas más poderosas.

Palas de pádel para principiantes

Para los jugadores que todavía están comenzando a usar el pádel o que no tienen excelentes habilidades, se recomienda elegir una pala que sea cómoda en la cancha y pueda devolver la pelota fácilmente. En el futuro, tendremos tiempo para convertirnos en Lamperti y comprar palas más potentes (y palas más exigentes).

La razón es sencilla: a diferencia de otros deportes (como el tenis), en el pádel la mayoría de puntos se consiguen (sobre todo en un nivel bajo) evitando errores e intentando pasar un pase más que el rival en lugar de ganar. tiroteo. Por ello, a la hora de comprar nuestra primera pala de pádel, debemos elegir una pala que nos pueda aportar seguridad.

Palas de pádel para jugadores avanzados

Si tu nivel de juego ha mejorado, tendrás habilidades lo suficientemente buenas como para elegir espadas más agresivas. La característica de estas palas es proporcionar un mayor rendimiento, especialmente una mayor potencia. A cambio, el mejor punto de impacto para estas palas es más pequeño, lo que significa que si golpeamos la bola fuera del centro de la cuchilla, la cuchilla permanecerá muerta y no pasará al oponente.

¿Qué tipos de palas de pádel hay?

Una vez sabemos qué buscar en el remo en función de nuestro nivel, pasamos al siguiente paso: ¿Cómo sé lo que me proporcionará cada tabla de remo? ¿Qué palas son "cómodas" y cuáles son "agresivas"?

Cada pala del mercado es única, y la combinación de materiales y moldes dará como resultado movimientos inigualables en la pista. Sin embargo, existen una serie de factores que nos permiten distinguir diferentes tipos de palas, y en base a esto podemos predecir el rendimiento del pádel en la cancha.

A la hora de elegir mi pala de pádel, ¿qué caras de goma y fibra son las más recomendadas? El tipo de caucho y fibra superficial determinará la dureza de la hoja. A grandes rasgos, podemos distinguir dos tipos de caucho: caucho EVA y caucho espuma o polietileno. El primero tiene un tacto de medio a duro (la dureza aumenta a medida que aumenta la densidad del caucho), mientras que el caucho de polietileno tiene un tacto más suave.

Con respecto a los tipos de fibra en la cara, distinguimos entre fibra de carbono y fibra de vidrio, la fibra de carbono puede aportar mayor durabilidad y mayor dureza, mientras que la fibra de carbono puede aportar un tacto más suave a la hoja, y tiene una durabilidad ligeramente menor.

Para los principiantes, es muy recomendable el uso de palas blandas, ya que nos proporcionarán un extra de balón y comodidad, reduciendo así la falta de destreza. Para los jugadores avanzados, las palas duras serán la mejor opción porque pueden evitar el llamado "efecto resorte" y así transmitir más control y potencia Este "efecto resorte" absorbe parte de la fuerza que imprimimos.

La forma de las palas de pádel

Podemos dividir las raquetas de tenis de mesa actuales en tres categorías en función de sus formas: raquetas redondas, raquetas híbridas o en forma de gota y raquetas en forma de diamante.

Para los jugadores que están empezando a utilizar el pádel, la forma más adecuada es la de círculo, ya que nos puede proporcionar una posición óptima más amplia y una mejor manejabilidad, aportando así mayor comodidad en la pista y sensación de control.

Para los jugadores avanzados, elegir una pala en forma de diamante o en forma de gota debería ser una opción, porque nos aportará un extra de potencia, que nos ayudará en el aspecto más ofensivo del juego. Lo contrario de estas palas es que su maniobrabilidad y puntos óptimos son menores que las de las palas redondas, por lo que solo las recomendamos a aquellos con tecnología avanzada.

¿Cómo afecta el balance a tu pala de pádel?

Cuando hablamos de equilibrio, nos referimos a la distribución del peso a lo largo de la raqueta de tenis de mesa. Según su equilibrio, podemos distinguir tres tipos de raquetas: raquetas de alto equilibrio, raquetas de medio equilibrio y raquetas de bajo equilibrio.

El primer juego de hojas nos proporcionará una mayor capacidad de ataque, pero a costa de una menor maniobrabilidad. Las palas de bajo balance nos proporcionarán una mayor maniobrabilidad y nos harán más cómodos en la pista, pero perderán potencia. Finalmente, la cuchilla con balance medio se ubica en la posición media, proporcionando así una potencia media y una capacidad de procesamiento media.

Para los principiantes, recomendamos el uso de palas de bajo equilibrio porque nos proporcionarán una mayor comodidad y evitarán problemas en los codos. Por el contrario, para los jugadores altamente calificados, elegir una raqueta de alto equilibrio nos proporcionará un rendimiento sobresaliente en la cancha.

¿Qué peso elegir en tu pala de pádel?

Generalmente, el peso de una raqueta de pádel oscila entre los 350 gramos y los 380 gramos. Una pala ligera es fácil de manejar, pero transmite más vibración al brazo (aumentando el riesgo de lesiones) y nos obliga a usar más fuerza en el golpe. Por el contrario, una pala con un peso elevado será más difícil de mover, lo que provocará un mayor desgaste en nuestros brazos, pero a cambio requerirá menos fuerza de golpe.

Actualizado el