Cómo elegir una jaula para ninfas

Ninfas

Para que la ninfa se sienta cómoda durante el cautiverio, las jaulas deben tener ciertas características y condiciones para que tu mascota esté lo más cómoda posible.

Si estás pensando en tener una ninfa y no sabes bien cómo elegir su jaula, en este artículo te contamos qué características de las jaulas para ninfas son más importantes.

Escoger una jaula

Una ninfa requerirá que la jaula sea lo suficientemente grande como para permitirle algo de comodidad mientras está confinada. Debe ser ancho para que el ave pueda extender sus alas sin ningún obstáculo.

La jaula no debe tener una capacidad inferior a 100 centímetros de alto y 60 de largo y ancho. Además, debe tener barras dispuestas horizontalmente, para que las ninfas puedan trepar.

Hay grandes jaulas para las ninfas que le permiten jugar y moverse libremente en el interior. Esto es fundamental, porque de lo contrario estará estresado y ansioso, tal vez se enferme o desarrolle hábitos aburridos.

Forma de la jaula

Las jaulas rectangulares o cuadradas son mucho más espaciosas. Además, genera un mejor bienestar psicológico en el ave. Sin embargo, la limpieza de la jaula debe tenerse en cuenta al elegir la forma. Si tiene ángulos difíciles de alcanzar, es mejor no comprarlo.

Los espacios entre las barras son algo a tener en cuenta. Para las ninfas, se recomienda que las barras estén separadas un máximo de dos centímetros. Además, deben ser fuertes, para que puedan soportar el peso del ave, sus espinillas y arañazos.

Material de la jaula

Es preferible que las jaulas sean de acero que no se oxiden o de algún otro metal. Estos son más resistentes y duran en el tiempo. Además, se pueden desinfectar mucho más fácilmente.

Es importante asegurarse de que no tengan áreas afiladas que puedan dañar a la pupa. Además, no se deben aplicar pinturas que puedan causar toxicidad en aves.

Estilo de la jaula

Existe una amplia variedad de estilos para las ubicaciones de las ninfas. Las hay de estilo oriental, las hay modernas, con techo abovedado, grandes pajareras y más. Idealmente, debe ser práctico y al gusto de la persona.

Objetos extraíbles

Debe tener un área para colocar una bandeja en la base, que permita limpiarla fácilmente. Además, hay que asegurarse de que no haya espacios por donde pueda escapar la ninfa. Por otro lado, los elementos donde el ave come y bebe deben ser fácilmente extraíbles para recargarlos y limpiarlos.

Asientos o perchas

Es mejor si las perchas están hechas de madera o de un material grueso y duro. Esto es así, porque la ninfa podrá limarse las uñas y el pico allí. Los asientos deben estar cerca del receptáculo de comida y bebida para brindar comodidad a la ninfa. Si es posible, se deben colocar varios, nunca uno debajo del otro.

El número de asientos dependerá del tamaño de la jaula elegida. Se debe dejar espacio libre para el vuelo del pájaro, por lo que no debe haber tantos asientos. Tomar todas estas consideraciones hará que la elección de una jaula para una ninfa sea más práctica.

Actualizado el