¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

¿Cómo elegir el abogado adecuado?

Abogado

Diez puntos a tener en cuenta a la hora de seleccionar un abogado

La selección del abogado adecuado es un proceso largo pero importante. Para empezar, elabora una lista de posibles candidatos hablando con asesores empresariales, personas de su sector, otros abogados y otras fuentes de confianza. Puedes consultar varias páginas web de bufetes de abogados, los recursos online, colegios de abogados u otras redes de referencia, en este caso algún foro de opiniones.

El siguiente paso es reducir la lista de posibles candidatos a una lista corta y manejable de candidatos preferidos. A continuación, contacta y entrevista a cada uno de los candidatos preferidos en persona. Cada vez son más las empresas que invierten el tiempo y los recursos necesarios para llevar a cabo un proceso formal de solicitud de propuestas.

Independientemente de si tu empresa sigue un proceso formal o informal, los ejecutivos deben tener en cuenta los siguientes puntos a la hora de decidir qué abogado es el mejor para las necesidades legales de su empresa:

Identifica tu problema legal y recurre a un especialista

El primer paso en el proceso de búsqueda de un abogado es entender el problema o asunto al que se enfrenta. El derecho tiene muchas especialidades y subespecialidades diferentes, y antes de que puedas determinar con precisión el mejor abogado para representarte, debes determinar qué tipo de abogado es el más adecuado para abordar y resolver tu problema. Durante esta fase inicial, consulta a tu abogado de empresa general o a otro asesor empresarial de confianza, como tu contable.

Un especialista conocerá los últimos avances y matices legales aplicables a tu problema sin cobrarte más por estar a la "última". Este conocimiento de última hora es esencial, ya que podría ser la diferencia para ganar o perder tu caso.

Asegúrate de que el abogado tiene la experiencia adecuada

El nivel adecuado de experiencia es uno de los criterios más importante en la selección de un abogado. Tú quieres un abogado con un historial de éxito con tu tipo de problema. Este historial de experiencia aumentará la probabilidad de que el abogado pueda ayudarte a resolver tu problema con éxito.

Obviamente, la duración del servicio, el número de casos en una determinada especialidad y zona geográfica y los resultados anteriores son cuestiones importantes a tener en cuenta para evaluar la "experiencia" del abogado.

Junto con la experiencia viene el conocimiento de los adversarios y las personalidades involucradas en un caso, la sabiduría acumulada y la perspectiva para evaluar los riesgos y desarrollar estrategias ganadoras relacionadas con un problema particular y la confianza para guiarte a través de los giros y vueltas del proceso legal.

Espera que el abogado sea un buen comunicador

A los abogados se les paga para que se comuniquen con sus adversarios y con quienes juzgan sus casos. Sin embargo, es igualmente importante encontrar un abogado que pueda comunicarse eficazmente contigo. Tu quieres un abogado que se anticipe a tus preguntas y te mantenga al tanto de los avances en tu caso sin que tu tengas que llamar primero.

El abogado debe tener la capacidad de comunicarse de manera organizada y comprensible. El abogado debe tener un buen "trato" y tener buen juicio en cuanto a cuándo es más apropiada la comunicación en persona o el correo electrónico. El abogado también debe ser consciente de que el exceso de comunicación puede ser innecesario y no rentable.

Cuando se te pida que tomes una decisión o que actúes, el abogado debe explicarte sucintamente las opciones disponibles, las ventajas y desventajas prácticas y legales de los diferentes cursos de acción y otros asuntos relevantes para tu decisión.

Considera la profesionalidad del abogado

La "profesionalidad" es más que la personalidad. Implica ciertas acciones y comportamientos objetivos que distinguen a los mejores abogados de los que son simplemente competentes. Entre otras cosas, debe esperar que un abogado "profesional":

  • Trabajar con celo para proteger tus intereses
  • Trabajar de forma eficiente y económica, utilizando tus recursos como propios
  • Devolver todas las llamadas telefónicas o comunicaciones de los clientes con prontitud
  • Llegar a las reuniones a tiempo y bien preparado
  • Realizar un seguimiento puntual y adecuado
  • Asesorarte sobre los procedimientos alternativos de resolución de conflictos
  • Ser respetuoso con todo el mundo, independientemente de su posición, función o estatus
  • Ser pulcro y proyectar la imagen de éxito apropiada para tu negocio
  • Comportarse adecuadamente en todas las situaciones
  • Seguir todas las leyes aplicables
  • No hacer nada que pueda crear la apariencia de impropiedad

El abogado debe mostrar una pasión incansable por proteger tus intereses. Los mejores abogados se apropian de tu problema y se dedican a encontrar soluciones ganadoras.

Actualizado el