¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

“El establishment ve al blockchain como la industria con mayor potencial de las próximas décadas”

Serindustria

En marzo de 2021, en medio de la pandemia del Covid-19, Martín González armó un grupo de whatsapp en el que incluyó a Pablo De Sousa e Ignacio Elffman que, además de amigos, son sus socios en BAG – Blockchain Art Gallery, una statup que entre otros negocios ofrece la posibilidad de que artistas latinoamericanos puedan vender sus obras NFTs.

La sociedad combina tres perfiles. González es ingeniero hidráulico y civil, gran conocedor en finanzas, Bitcoin, DeFi y nuevas tecnologías. De Sousa dirige la galería argentina Aldo de Sousa, el sello editorial ADS y preside la Cámara Argentina de Galerías de Arte Contemporáneo. Y Elffman, es diseñador gráfico, director de arte, trabaja desde hace una década con grandes marcas de consumo masivo. La integración fue clave para dar nacimiento a esta compañía que logró una inversión inicial de US$ 1.5 millones.

En diálogo con Ser Industria, González, quien ocupa el cargo de Ceo de BAG, contó los detalles del marketplace de compraventa de NFTs, en el que ya exhiben sus obras más de 200 artistas de Latam. También se refirió a otras verticales de negocios que tiene la compañía.

Asimismo, brindó su mirada sobre la industria blockchain, a la que auguró un gran futuro. Destacó las posibilidades de desarrollo que el sector tiene en Argentina y las oportunidades laborales que ofrece. “Para que esta tecnología esté al alcance de todas las personas, con una experiencia sencilla para el usuario, se necesita regulación y que actores grandes se metan en el mercado”, explicó.

Con BAG plantean un acceso al arte digital más inclusivo. ¿Qué significa este concepto?

Tenemos varias verticales de negocios. Uno de ellos es el marketplace de compraventa de NFT de artistas latinoamericanos. En primer lugar, decimos inclusivo porque si bien existen diversos blockchain en las cuales hay plataformas de compraventa de NFT, Ethereum maneja el 80% del volumen de los US$ 13 mil millones que se vendieron en 2021. El problema de ETH es el del “gas” porque cuando se congestiona la red, crear un token en la blockchain puede salir de US$ 100 a 200. Para un artista latinoamericano mintear 10 obras le puede costar US$ 2000 sin saber siquiera si puede vender una y dada la realidad socio-económica de nuestros países, eso es inviable. Por esta razón muchos de los artistas latinoamericanos no comienzan en ETH, sino que lo hacen en redes más baratas. Eso conlleva otros riesgos, como problemas de seguridad y demás. Entonces, para hacerlos jugar en la blockchain de ETH, donde además creo que va a correr la web 3, había un problema que es no hacerlos correr con el gasto del minteo. Para ello hemos desarrollado el Lazy Minting. Con esto hacemos que el costo de la creación del token corra por parte del comprador y no del artista, quitando la barrera de ingreso económico a artistas latinoamericanos. Es una forma de incluirlos dentro del sistema que los estaba apartando. Por otro lado, nosotros tenemos un knowhow de muchísimos años a través de Pablo que está vinculado al mundo del arte europeo y norteamericano hace muchísimos años. Sabemos desarrollar carreras de artistas. Ahora que estamos ante un bear market o de lateralización, los artistas tienen que mantener una carrera, una sustancia y una coherencia para poder sobrevivir en la profesión y eso requiere de una sabiduría, porque hoy los artistas están empoderados, deciden dónde y cuándo mintear, a qué precio, qué regalías quieren… Eso trae un montón de responsabilidades, porque uno tiene que desarrollar su carrera, mostrarse ante el público en redes sociales, cosa que antes lo hacía un galerista. Esta realidad hace que muchos de los artistas no estén preparados, no tengan las herramientas suficientes para hacerlo y nosotros los ayudamos de ese lado sin dejar de entender que están empoderados. Sólo brindamos herramientas, no somos dueños ni de cerca de las obras, ni de los artistas. Simplemente somos un puente y brindamos herramientas para que puedan vender ahora y en el futuro sus obras, de forma que puedan generar una carrera.

¿Cuáles son las otras verticales?

Tenemos otra vertical que son tickets NFT para eventos masivos para instituciones y demás que permite, entre otras cosas, participar del mercado secundario a estos eventos. cosa que hoy no existe. Obviamente, tenemos costos menores a las ticketeras tradicionales. Estamos desarrollando dos MVP más, uno de tockenizacion de obras de arte físico mediante tecnología de escaneo 3D, ya sea óleo sobre tela, esculturas y las tipologías de arte físico que existen a nivel global. El otro se trata de mejorar la experiencia de usuario, reducir los costos para que todos puedan acceder a obras de arte digital de altísima calidad en su televisor, teléfono o en computadora de manera mucho más accesible.

¿La idea es que siempre sean artistas latinoamericanos?

Artistas latinoamericanos trabajamos en lo que es el marketplace de compraventa. La tockenización de obras de artes físicos, es para cualquier museo, coleccionista o institución alrededor del mundo. Desde arbag.io queremos traccionar la marca de arte latinoamericano.

¿Por qué arte de Latam?

Hace varias décadas, los artistas latinoamericanos iban “de a uno”. Un argentino, un brasilero, un peruano, un colombiano, a tratar de competir con el arte europeo o norteamericano y era muy difícil porque en ese caso son marcas instaladas. Cuando la marca arte latinoamericano se mostró en conjunto, el producto empezó a tomar mucho mayor valor. De hecho, hoy hay espacios específicos muy grandes en los principales museos del mundo y una obra de Frida Kahlo puede valer US$ 30 millones, algo impensado tiempo atrás. Entonces, esa marca arte latinoamericano está invisibilizada en los marketplace de NFT globales, porque no estaban aglutinados y ni siquiera se dice de qué país son. De esa forma se hace muy difícil competir contra grandes artistas europeos y norteamericanos. Entender que juntos somos más fuertes, es la oportunidad que nosotros vivimos.

Hay un crecimiento del arte digital en el mundo, pero ¿hay una resistencia por parte del artista más tradicional de incorporarse?

Tenemos una gran oportunidad si lo vemos como industria. Vitálik Buterin dijo que “Buenos Aires es la capital cripto a nivel global”, algo que los que estamos en la industria lo sabemos. Acá hay un gran talento y un altísimo nivel de innovación. No es casualidad que Argentina sea el segundo país del mundo en cantidad de unicornios per cápita. Quiero decir que Latam, sin dudas, será uno de los lugares de mayor crecimiento de blockchain y cripto en los próximos años. Lo mismo va a pasar con los artistas. Hay colectivos artísticos argentinos, latinoamericanos, muy buenos, reconocidos a nivel global, que son banderas para muchos en otros lugares del mundo. Al principio siempre hay una resistencia a lo nuevo, a lo que viene a chocar con los cánones estandarizados. Pero eso ya está quedando atrás, porque muchísimas instituciones de arte ya están coleccionando arte NFT. Hablo de los principales museos y casas de subastas. Las principales marcas del mundo llaman a los principales artistas digitales para hacer obras. A fin de este año vamos a estar sacando un coleccionable muy importante de un artista tradicional de los más destacados de nuestro país, cuyas obras están en los principales 20 museos del mundo. Estamos desarrollando un coleccionable íntegramente de arte digital con él y está fascinado. Creemos que va a ser el hecho más resonante del 2022 para el arte latinoamericano digital y tradicional.

También tiene un proceso de curaduría particular…

Sí. Nosotros tenemos dos procesos de curaduría. Por un lado, nuestro departamento de arte decide si un artista puede ingresar o no en BAG. Pero no desde una mirada de si el arte es más o menos arte o se corresponde más con una corriente artística, sino para ver si realmente el artista vive del arte o simplemente se trata de una persona que quiere subir un screenshot de un tweet o una foto de su perro. Es ese filtro, nada más. Cuando el artista sube la obra, pasa por un periodo de 72 horas donde no se ve el precio que le puso y se realiza un proceso de curaduría descentralizada, donde todos los usuarios simplemente conectando su wallet, pueden valorar esa obra con cinco tópicos diferentes, muy sencillos y lúdicos. En el momento de la venta, el 1% del valor, se distribuye entre aquellas personas que curaron esa obra.

¿Cómo ven la evolución de los NFTs? ¿Qué puede pasar en el mercado?

Si bien los primeros NFT vienen de varios años atrás, realmente se hicieron fuertes a partir del 2019. Es un mercado que tiene casi tres años, donde en el 2021 tuvo un movimiento de US$ 13 mil millones mientras que, en el mercado de arte tradicional a nivel global, fue de US$ 56 mil millones. Un mercado de tres años tuvo un quinto del movimiento global del arte tradicional, que tiene cientos de años de historia. Seguramente, bajará un poco la espuma y haga que no solamente en NFT sino en Blockchain los proyectos menos relevantes desaparezcan y queden los que generan valor, pero creo que estamos recién en los comienzos de esto. Me parece que no estamos entendiendo las posibilidades tecnológicas como herramientas artísticas que tiene la blockchain, como la utilización de oráculos para obras vivas, inteligencia artificial. Hay un montón de cosas nuevas que se vienen y además van a ser cada vez más preponderante porque el arte digital es sumamente importante ya que vivimos en forma digital. Si el 70% de tu tiempo miras una computadora, un tv, un celular, realidad virtual a través de un oculus o en el metaverso, es obvio que el arte digital va a tomar cada vez más preponderancia. Otra cosa que a mí me gusta mucho decir es que el arte es mucho más que NFT y el NFT es mucho más que arte. Un Da Vinci, un Picasso, son mucho más que un NFT pero un NFT es mucho más que arte también porque da la posibilidad de desarrollar muchas industrias como real state, la automovilística, cualquier industria que pueda tener un certificado único de autenticidad de algo único e irrepetible. Todo esto hace que las industrias se están volcando cada vez más al NFT, que es lo que se viene. El próximo boom va a ser cuando los elementos del mundo físico vayan yendo a la blockchain para eliminar fricciones y creo que ahí es donde se viene el gran crecimiento.

¿Buscan crear una comunidad en otras plataformas?

La comunidad es clave tanto desde el punto de vista tecnológico como del artístico. Uno se da cuenta cuán fuerte es una blockchain a través de la comunidad de desarrolladores que tiene atrás. Uno ve ETH, que tiene una comunidad gigantesca y se da cuenta que ahí es donde realmente se está generando valor. Lo mismo ocurre con las comunidades artísticas. En Argentina son muy fuertes y muy reconocidas a nivel Latam. La horizontalidad vino para quedarse en las nuevas formas de negocio, ya la verticalidad no corre. Las nuevas herramientas tecnológicas que utilizan los chicos de 5 o 6 años, que tienen una tablet y navegan por YouTube, Discord o streaming hace que en esa horizontalidad las comunidades sean cada vez más importantes. Nosotros trabajamos tanto con comunidades orgánicas que existen en el mercado a nivel cultural con nuestras redes sociales y nuestros Discord por ejemplo lanzamos hace unas semanas.

Los NFTs están llamando la atención de industrias tradicionales, incluso ustedes tienen como inversores a gente del grupo IRSA. ¿Cómo ven este acercamiento?

Sí. En abril estuve en Bitcoin 2022 en Miami y realmente vi una industria muy dinámica, que ya lo venía siendo. Pero ahora otros sectores industriales, servicios o lo que sería el establishment, ve a la industria blockchain como el sector con mayor potencial de las próximas décadas. De hecho, los grandes fondos de inversión norteamericanos, europeos y asiáticos están pidiendo regulación por parte de los organismos estatales para poder invertir en activos digitales como Bitcoin y otras criptos. No solamente eso, sino que los venture capital ya están invirtiendo en proyectos DeFI y en empresas blockchain hace bastante tiempo. Ahora lo están haciendo otro tipo de industrias como, por ejemplo, real state, industrias automotrices, financieras. No es novedad que muchísimos bancos a nivel global están metiéndose en cripto. Entendieron de que no hay que combatir sino unirse, porque es una realidad que tarde o temprano iba a suceder, iba a ser mainstream.

¿Ves esto como algo positivo?

Si uno revisa los fundamentals orginario de los papers de Bitcoin, Etherum y la cultura un poco criptopunk de sus inicios donde la libertad, la descentralización, el peer to peer, eran el alma de los proyectos lo que sucede hoy, resulta un poco contradictorio. Pero creo que para que sea mainstream y para que logremos hacer que esta tecnología sea de alcance global, para todas las personas, con una experiencia sencilla para el usuario, necesita regulación y que actores grandes se metan en el mercado. Porque si no, termina siendo de nicho y no es lo que queremos. Queremos que la tecnología llegue a todos y para que eso suceda tenemos que abrir el juego.

¿Se puede afirmar que la industria del blockchain ya genera trabajo?

Estamos en una de las industrias más optimistas a nivel global. Blockchain es una industria totalmente optimista que viene a mejorar los procesos. Los grandes empresarios a nivel global están diciendo que cripto y blockchain se están llevando a los mejores talentos. Hay muchas oportunidades en lo laboral. Hoy no se necesitan solamente developers como era hace unos años atrás, sino que se necesita marketing, diseño, recursos humanos, ingenieros, abogados… La industria está creciendo y para hacerla mainstream necesitamos hacer mejores productos, adaptados a los usuarios y no solamente código.

¿Argentina tiene mucho talento en blockchain?

Totalmente. Las empresas más innovadoras están en Argentina, no solamente cripto y blockchain, sino fintech. En ETH hay muchísimo talento, no solamente dicho por los argentinos, sino por gente internacional como Vitálik y otras personalidades importantes. El emprendedor blockchain argentino es muy reconocido en conferencias, tanto de ETH como de Bitcoin, a nivel internacional. Hay ejemplos como RSK, Decentraland, son argentinas, estamos hablando de cosas muy grandes y creo que cada vez van a venir más fuertes.

Cuándo piensan en un producto digital, ¿lo hacen referenciando a las generaciones que hoy tienen 5 o 10 años?

Nos gusta decir que no buscamos a Messi, no tenemos la plata o sí la consigo, no quiero traer a Messi, quiero que salga de nuestra Masía. El nuevo Messi está por nacer o recién está arrancando en el arte digital porque tanto los nativos digitales actuales como los próximos entienden y procesan mucho más rápido los niveles de información de las nuevas tecnologías que las generaciones pasadas. Entonces, van a entender las nuevas herramientas artísticas fácilmente y en forma mucho más inmersiva que las anteriores generaciones. Seguramente de las nuevas generaciones van a surgir los grandes artistas de este siglo.

 

Fuente: Ser Industria

Actualizado el