Domótica Low Cost: Cómo domotizar tu casa sin gastar mucho dinero

asd

Se le llama domótica a un conjunto de sistemas que se sirven de distintas tecnologías con el fin de automatizar el funcionamiento de una casa.

Dependiendo de la tecnología usada y del tipo de programación, la domótica puede ser capaz de automatizar desde el control de la temperatura de tu casa, pasando por la apertura de ventanas y cortinas, el encendido y apagado de luces, y hasta el riego del jardín.

Como ves, tener un hogar con domótica integrada puede ser realmente práctico y puede, no sólo ayudarnos a aumentar el confort en nuestro hogar, sino también a aumentar considerablemente la eficiencia energética de nuestra casa, apagando luces o bajando la temperatura cuando sea necesario.

¿Es caro instalar un sistema de domótica en casa?

Los sistemas de domótica cuentan con muchos años en el mercado y han evolucionado mucho.

Tradicionalmente han sido sistemas complejos que requerían de una instalación personalizada y estaban basado en software que en pocos años se volvía obsoleto por falta de actualizaciones continuas.

Hoy en día tienes opciones mucho más baratas, adaptadas a cada bolsillo y que casi no requieren ni instalación.

Sí, a día de hoy puedes tener un sistema de domótica muy barato gestionando distintos elementos y procesos en tu casa.

Cómo crear un sistema de domótica barato para tu casa

Hoy en día se puede automatizar una casa sin gastar mucho dinero gracias al llamado IoT (Internet of Things) o Internet de las Cosas.

Hay cada vez más elementos de una casa que se pueden conectar a la red WiFi de tu hogar y desde ahí manejarlos con tu móvil o con comandos de voz desde un altavoz inteligente.

Los distintos asistentes inteligentes que han ido apareciendo en el mercado han hecho posible, además, centralizar y combinar el control de diversos elementos en un único lugar. Ese lugar puede ser una aplicación en el móvil que además puedes manejar si quieres con tu voz con un altavoz inteligente.

Elige un asistente inteligente

Los asistentes más populares son Siri (Apple), Alexa (Amazon) y Google Assistant (Google). Lo más conveniente es elegir uno de estos "ecosistemas" y elegir productos que sean compatibles con el sistema elegido. A menudo serán compatibles con todos, pero te encontrarás productos pensados para un sistema específico, así que presta atención a eso para no llevarte sorpresas desagradables a la hora de conectar tu nueva adquisición con tu sistema.

Altavoces inteligentes

Si quieres sacar el máximo partido a tu asistente inteligente, hazte con un altavoz inteligente para automatizar tu casa con comandos de voz.

Aunque también puedes encontrarlos integrados en productos de terceras marcas, cada sistema tiene sus propios altavoces oficiales:

  • HomePod: son los altavoces inteligentes de Apple, y cuentan con la integración de su asistente Siri. Es la opción perfecta si tienes un iPhone y no te importa sumergirte aún más en el ecosistema de Apple.
  • Google Nest y Google Home: son los altavoces inteligentes oficiales de Google, con completa integración con Google Assistant. Si tu teléfono es un Android y usas tu cuenta de Google para todo, es una gran opción.
  • Amazon Echo: se trata de los altavoces inteligentes de Amazon, integrados perfectamente con el asistente Alexa. Son los más competitivos en relación calidad precio y están preparados para conectar prácticamente cualquier producto inteligente que puedes comprar en Amazon.

¿Cuánto te quieres gastar?

Si estás leyendo este artículo, entendemos que buscas el sistema más económico. Y es que lo bueno de los sistemas domóticos de bajo coste es que una vez tengas el “hub” o conector central (tu altavoz inteligente, en este caso) puedes ir añadiendo elementos poco a poco según necesites y según tu economía te lo permita.

Elementos inteligentes de bajo coste que puedes añadir a tu sistema de domótica

Bombillas inteligentes

Las bombillas inteligentes son generalmente la puerta de entrada a la automatización de tu hogar. Se trata de bombillas LED que se colocan en tu lámpara de forma idéntica a como se coloca una bombilla normal. Con la particularidad de que estas bombillas se pueden conectar por WiFi a la red de tu hogar permitiéndote asignarle un nombre y controlarla desde el móvil o con la voz mediante tu altavoz inteligente.

Sus posibilidades se multiplican si además la bombilla que eliges tiene la opción de cambiar su intensidad, la temperatura de color y sus tonos de color, de forma que combinando varias puedes programar no sólo su encendido y apagado sino también diferentes ambientaciones pra tu casa, con sólo un comando de voz.

Luces inteligentes

Se trata de luces completas, no sólo de bombillas pero su funcionamiento es exactamente el mismo que el de las bombillas inteligentes. Al ser independientes pueden adoptar distintas formas, como tubos alargados o tiras LED adhesivas.

Enchufes inteligentes

Representan la forma más económica de convertir casi cualquier aparato electrónico en un objeto inteligente. Se conectan por WiFi a tu sistema central y desde ahí puedes controlar y programar su encendido y apagado.

Un ejemplo de su uso sería conectar un aparato de aire acondicionado portátil o una estufa de forma que sólo se enciendan a determinadas horas, optimizando la temperatura de tu hogar y ahorrando energía ya que no necesitas acordarte de encender o apagar el aparato.

Termostato inteligente

Se trata de un termostato que se conecta al sistema de calefacción y aire acondicionado central de tu casa haciendo que sea fácilmente controlable desde tu móvil o tu altavoz inteligente.

Puedes programarlo para que se encienda a ciertas horas y se apague al alcanzar una temperatura concreta. Desde cualquier lugar puedes ver la temperatura de tu hogar en cada momento.

Podrías, por ejemplo, programarlo para que se encienda media hora antes de volver del trabajo o que se apague una hora después de irte a dormir.

De esta manera puedes optimizar el confort térmico en tu casa y ahorrar energía.

Detectores de movimiento

Los detectores de movimiento son una forma súper útil de ahorrar energía, haciendo que, por ejemplo, una luz sólo se encienda si detecta movimiento en la habitación o que la calefacción se apague si no detecta movimiento en los últimos 20 minutos.

Pueden funcionar como un efectivo sistema disuasorio antirrobo, pudiendo hacer sonar una alarma al activarlo.

El detector estará conectado a su vez a tu sistema central, multiplicando las posibilidades que te ofrece mediante acciones programadas.

Otros aparatos

Hoy en día multitud de aparatos se pueden programar y manejar desde cualquier lugar con tu móvil o con tu asistente inteligente. Aunque no todos los aparatos inteligentes son compatibles con sistemas como Alexa, Google Assistant y Siri, cada vez son más los que forman parte de estos ecosistemas.

Ejemplos de otros aparatos inteligentes:

  • Robots aspiradora.
  • Cortinas inteligentes.
  • Robots cortacésped.
  • Interruptores inteligentes.
  • Cámaras de vigilancia inteligentes.
  • Sistema de riego inteligente.

Combinar y programar acciones conjuntas

Todos estos aparatos inteligentes son impresionantes por sí sólos pero sus posibilidades se multiplican al usarlos en conjunto.

La mayoría de asistentes inteligentes son capaces de programar acciones condicionales que incluyan varios aparatos.

Por ejemplo, podrías crear una acción para tu Amazon Echo activada con la frase: "Alexa, activa noche cálida". Esta acción estaría programada para bajar la intensidad de las luces al 50%, cambiando a un tono de color anaranjado, empezaría a soñar una playlist relajante de Spotify y subiría la calefacción a 26 grados.

Hay muchísimas posibilidades y lo bueno es que puedes adaptarlas a tu gusto y crear rutinas totalmente personalizadas.

Conclusión

Para crear tu propio sistema de domótica en casa de la forma más económica tan sólo necesitas una conexión WiFi y un altavoz inteligente. A partir de ahí dependerá de tu presupuesto y tus necesidades.

Nunca fue tan fácil y barato tener tu casa automatizada.

Actualizado el