Diferentes Clases de hidroeléctricas

Las centrales hidroeléctricas son un desarrollo para la generación de energía limpia. Evita las emisiones contaminantes de los generadores que utilizan combustible.

Ahora bien, este avance tecnológico en pro del medio ambiente, no siempre es la mejor solución. Es más, puede causar graves consecuencias. Te contaremos por qué y te compartiremos un ejemplo de la vida real.

Diferentes Clases de hidroeléctricas

Hasta el momento, hay 3 modelos principales de estos sistemas:

  1. Hidroeléctrica de paso. Esta clase de hidroeléctrica recibe todo el caudal del río. Este caudal mueve las turbinas a su paso. Si el volumen del caudal sobrepasa una estación, más adelante otra lo recibe. O sencillamente se deja pasar. En este modelo es importante que el desnivel entre aguas arriba y aguas abajo es mínimo. El remanso de agua no es demasiado grande. Pero su caudal sí tiene que ser constante para asegurar la potencia requerida.
  2. Hidroeléctrica con embalse de reserva. Esta hidroeléctrica forma una laguna artificial por una represa que embalsa el agua de los afluentes. Luego estas pasan a las turbinas en caída. Una ventaja de esta clase de hidroeléctrica es que la cantidad de agua que pasa por las turbinas se puede graduar. Otra ventaja es que produce la energía durante todo el año, sin importar la estación climática.
  3. Hidroeléctrica de bombeo. Esta tiene 2 embalses a diferente nivel. Primero se almacena el agua en el embalse superior. Esta gira la turbina asociada a un alternador. Cuando cae el agua, queda almacenada en el segundo embalse. Cuando no se necesita generar mucha energía, simplemente se bombea el agua del embalse inferior al embalse superior, para repetir el proceso.

Desventajas de una central hidroeléctrica

Como ya dijimos anteriormente, este diseño de generación de energía no contamina con gases de efecto invernadero. Por otro lado, sí llegan a causar problemas en el hábitat de la fauna y la flora silvestres. Estos son algunos de las desventajas de las hidroeléctricas:

  • Deteriora la calidad del agua
  • Obstruye la migración de los peces
  • Causa una pérdida del hábitat natural de los peces de la zona
  • Facilita la captura de peces, alterando el equilibrio de la población de peces en el afluente
  • Altera el equilibrio natural del ecosistema que rodea el embalse
  • Afecta a los propietarios de viviendas y terrenos que habitan la zona que se convertirá en un embalse
  • Tiene un efecto directo en los beneficios recreativos de los ríos de parte de la población cercana
  • Río abajo puede llegar a generar sequías en las comunidades que dependen del caudal para el agua en la pesca y la agricultura
  • Puede desaparecer zonas de importancia para la comunidad, como cultivos o tierras agrícolas, o lugares importantes como zonas arqueológicas
  • Genera costos más altos en la producción
  • Por la ubicación que requiere su construcción, se debe invertir grandes cantidades de dinero en estructuras para llevar la energía hasta la población
  • Requiere más inversión en mantenimientos y distribución
  • Su construcción es más costosa, dispendiosa y larga
  • La producción de energía puede limitarse por los niveles de agua de los afluentes.

Alteraciones de la temperatura del agua y el caudal del río

En las poblaciones cercanas a las hidroeléctricas, normalmente se siente uno de los más grandes efectos negativos de estas construcciones: la afectación directa sobre el clima y el cambio de temperatura. Y como te puedes imaginar, el cambio climático trae más consecuencias consigo.

Caso de la vida real: Hidroeléctrica del Quimbo

La hidroeléctrica del Quimbo está ubicada en el departamento del Huila, en Colombia. Este proyecto ha generado varios problemas al medio ambiente y la situación socioeconómica de quienes viven cerca.

La zona no abunda en tierras agrícolas fértiles. Además, está cerca a importantes reservas naturales, como el alto macizo colombiano. Por esto, fue un acto inaudito inundar los terrenos agrícolas de estas 8000 hectáreas de embalse. Esto sin mencionar los problemas de reubicación de los habitantes de varios municipios afectados por el embalse. Se calcula que, por afectaciones en la cadena productiva del Departamento, hay cerca de 32.000 damnificados.

La problemática medioambiental es más grande por su ubicación. Está situada en la reserva forestal protectora de la amazonia. Tanto la flora, la fauna y el agua se han debido a los residuos químicos y a los gases emitidos que son altamente contaminantes.

Muchas poblaciones cercanas se han visto muy afectadas en sus cambios climáticos, desplazamientos, actividad económico agrícola y pecuaria, entre otros. Por poner un caso muy llamativo:

  • La población de San Agustín Huila ha notado el cambio en el clima de una población que está a más de 100 kilómetros de distancia. Se le conocía como el pueblo gris, pues abundaban las precipitaciones de lluvia suave. Ahora las ni siquiera las temporadas de lluvia se pueden predecir. Al ser una población cafetera, esta situación ha afectado su trabajo directamente. Y claro está, el cambio se dio después del llenado del embalse del Quimbo.
  • En los pueblos más cercanos de Quimbo, Garzón, Gigante, entre otros, las alteraciones que introdujo El Quimbo afectaron todo el ecosistema de 2 maneras: en el río Magdalena disminuyo considerablemente la población de peces, y, por otra parte, los bosques aledaños sufrieron un retroceso por los aprovechamientos forestales. Y, por supuesto, esto ha impactado la biodiversidad regional.

Las hidroeléctricas no terminan siendo buena idea

Definitivamente las hidroeléctricas han traído más problemas que soluciones. Esto se nota especialmente en los proyectos donde la avaricia empuja a construcciones y embalses de enormes proporciones.

Y tú, ¿qué soluciones a este problema de generación de energía invasiva propones?

 

Actualizado el