¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Diez usos para una caseta de jardín

caseta

Quizás se te ha ocurrido la idea de ampliar la vivienda, construir un cobertizo, garaje, o cualquier otra estructura de madera. Nos gustaría presentar las diez mejores formas de aprovechar una construcción de madera, así como proporcionarte ideas sobre cómo una caseta de jardín puede enriquecer tu día a día, y cómo planificar el tamaño y el diseño de la caseta, de modo que no solo cumplirá el propósito originalmente pensado, pero también satisfará las diferentes necesidades que puedan surgir en el futuro.

Cambios de uso suceden muy a menudo. Puede ocurrir que estés utilizando la caseta para tus aficiones de jardinería, pero después de un tiempo estarás tan ocupado en el trabajo de oficina que habrás dejado la jardinería totalmente a un lado. En este caso, estarías contento de haber elegido una caseta con dos ventanas grandes y un bonito suelo de madera, porque ahora deseas colocar allí el escritorio y dedicarte al trabajo de oficina. Es solo uno de los ejemplos.

A continuación, vamos a describir brevemente las diez formas más comunes de utilizar una caseta de jardín.

1. Ideal para aficionados a la jardinería

La caseta no solo es indispensable para almacenar las herramientas de jardinería de forma segura, en especial las herramientas eléctricas más caras – para este propósito sería adecuado cualquier cobertizo barato –  en el pequeño porche puedes colocar una cómoda hamaca, donde relajarte y admirar el jardín, tomando una taza de té preparado en el hornillo dentro de la misma caseta. Puedes instalar un lavabo y grifo para lavarte las manos, y una manguera para limpiar las botas, aquí puedes guardar los semilleros.

Un poco de aislamiento térmico te brinda la posibilidad de utilizar la caseta en las épocas más frías del año, por ejemplo para guardar allí las macetas con plantas menos resistentes a las heladas.

2. Ideal para celebrar fiestas en el jardín

Independientemente de la finalidad para que utilizas tu caseta normalmente, organizar una fiesta en el jardín con amigos y familiares es siempre un evento divertido, ya será en el verano o en el invierno.

Siempre se agradece poder elegir en una fiesta si deseas permanecer en el interior o en el exterior. Puedes aprovechar la caseta de jardín para guardar los alimentos y bebidas, las servilletas y la vajilla. Puede haber un lavabo para lavarse las manos y un cubo de basura, y de la caseta puedes sacar un punto de luz para el equipo de música. De todos modos, una construcción de este tipo hace las cosas mucho más fáciles para celebrar una fiesta.

3. Una oficina en el jardín es un lugar tranquilo para trabajar

Cualquier oficina en casa debe estar tan lejos como posible de los ruidos del hogar, los niños jugando, los vendedores tocando el timbre de la puerta. Puedes crear un lugar tranquilo para trabajar en el medio de un bonito jardín, lo que aumentará tu motivación, despertará la creatividad y te ayudará a concentrarse en el trabajo.

Aislamiento térmico y un equipo de climatización te permitirán incluso crear un espacio multifuncional, tal como una habitación para las visitas, o para descansar sin que nadie te moleste.

4. La casa de huéspedes en el jardín se puede utilizar tanto para el uso personal como para un negocio

Una caseta en el jardín con lavabo y ducha, calefacción y un par de camas, puede venir bien después de una fiesta con amigos, porque si surge la pregunta: «¿Quién conduce?» tendrá una respuesta muy simple: «¡Nadie! ¡Dormiremos en la casa de huéspedes!»

Esta posibilidad tan práctica resolverá el problema que surge en casi todas las fiestas. Aún más – hoy en día hay muchas opciones para alquilar viviendas vacacionales, por ejemplo, a través de Internet, y de esta manera además conocer a gente nueva.

5. Una caseta para los hijos puede reducir la tensión entre adolescentes y sus padres

Los adolescentes a menudo quieren pasar el tiempo tan lejos de sus padres como posible, incluso si todavía no son lo suficientemente mayores como para independizarse. En una caseta, el hijo puede diseñar su propio espacio, sin temor que en cualquier momento los padres vayan a entrar sin avisar.

Los únicos requisitos son aislamiento adecuado y climatización, y por supuesto luz y agua. La llave de la casa principal permite el uso del baño y de la cocina.

6. La caseta de jardín se puede utilizar como taller

Sin embargo, una caseta de jardín no es la construcción preferida para utilizarla como un taller. Un garaje de madera puede proporcionar todas las ventajas de una caseta, además tiene puerta grande de una o dos hojas, permitiendo que las máquinas más grandes, materiales y productos terminados puedan entrar y salir con facilidad. Una puerta grande es también útil para poder ventilar rápidamente después de trabajos que forman una gran cantidad de polvo o humo.

Es otro ejemplo de cambio de la finalidad – el espacio que fue diseñado para un uso multifuncional, incluyendo el almacenaje de herramientas, se convierte en un área en la que también se trabajan con estas herramientas.

7. Una construcción en el jardín proporciona espacio de almacenaje

Después de décadas comprando muebles, todo tipo de electrodomésticos y otras cosas, muchos hogares están inundados de trastos. Da lástima tirar cosas que todavía están bien y equipos que funcionan perfectamente. Las casetas de jardín proporcionan un lugar seguro para guardar no sólo herramientas o muebles de jardín, sino también otras cosas que están en demasiado buen estado para tirarlas a la basura. En la caseta de jardín, estos objetos pueden esperar a ser vendidos o, por ejemplo.

8. La mayoría de las casetas de jardín son polivalentes

Una casita en el jardín ofrece oportunidades. Proporciona un espacio extra, e independientemente de que si al principio tenía un propósito en concreto o no, siempre la vas a necesitar, porque si no vive en un palacio con 20 habitaciones, seguramente te alegrará obtener más espacio para aprovechar de la manera que te ofrezca posibilidades adicionales y mejore la calidad de vida.

Tanto si la utilizas para la meditación, como una oficina o para guardar muebles viejos – la caseta de jardín es una inversión que le remunera en forma de espacio.

9. Los artistas encuentran en la caseta un inspirador taller de artesanía

A menudo los pabellones, cabañas y casitas de jardín son muy decorativos. Construcciones pintorescas en el jardín amuebladas con estilo pueden servir como talleres para escritores, pintores, escultores y otros artistas. No sólo puedes encontrar allí la inspiración y crear obras de arte, sino también recibir a otros artistas para tomar algo, u organizar una tertulia literaria.

Muchos encuentran en su caseta de jardín el encanto que no pueden encontrar en su vivienda, se dedican a convertirla aún más bonita y les gusta invitar allí a sus amigos.

10. Meditación, yoga y relajación en la caseta de madera en el medio de un jardín

Una caseta en el jardín es el lugar perfecto para meditar con regularidad. Muchos empiezan con el yoga o la meditación, porque piensan que les vendrá bien para la salud y la paz interior. Sin embargo, gran parte de ellos lo dejan después de algún tiempo, ya que no tienen paciencia.

En realidad, la meditación es más eficaz en cuanto más se dedique a ella. Un truco que te ayudará a mantener el hábito, es convertirla en una pequeña ceremonia. Prepara un lugar especial donde sentir cómodo, donde nadie te moleste.

Una caseta de jardín con vistas a las plantas es un lugar perfecto para ejercicios espirituales, que no sólo mantendrá tu motivación, pero también te hará añorar esta rutina diaria.

Actualizado el