El uso del azulejo porcelánico en nuestra reforma


Uno de los aspectos más importantes a la hora de empezar a proyectar la reforma de nuestra vivienda, es plantearnos los materiales que vamos a utilizar para coronar este proyecto.

Pensad que lo que hagáis en este momento, os acompañará en una buena parte de vuestra vida, por lo que es importante hacer un alto en el camino y tomar una buena decisión, dejándoos aconsejar por profesionales del sector.

En este primer artículo, vamos a abordar el tema de los azulejos para suelo o pavimentos.

Desde Adrihosan, como profesionales del sector de la reforma, os vamos a aconsejar siempre la instalación de un azulejo para pavimento porcelánico.

Y me preguntaréis el porque.. muy sencillo, el azulejo porcelánico, por su modo de fabricación es un azulejo muy duro, no poroso y con un alto grado contra la abrasión.

Estas características le confieren unas cualidades que lo hacen perfecto para el pavimento de nuestra casa, si además estamos planteando reformar un unifamiliar, podremos continuar el pavimento en el exterior, ya que al no ser poroso es antihielo, por lo que nos va a funcionar perfectamente en los exteriores y fachadas.

Los grandes fabricantes, con los que trabaja Adrihosan, realizan unos azulejos porcelánicos imitación maderas, cementos… por medio de la impresión digital, por lo que podemos obtener diseños muy cercanos al producto natural, pero con todas las ventajas de un azulejo.

Si además quieres dar mayor sensación de amplitud en tu hogar te proponemos dos características que debe tener el azulejo porcelánico.

Consejos de compra del azulejo

  1. Cómpralo rectificado. El azulejo porcelánico rectificado, tiene los “cantos” cortados, mediante láser o discos de diamante y hace que las juntas sean prácticamente imperceptibles, por lo que la sensación de amplitud es mayor y es un suelo más limpio.
  2. Si tu casa no tiene mucha luz, utiliza azulejos de tonos claros…maximizarán el espacio.

Un aspecto muy importante, ajeno a la elección del pavimento y que hará que nuestro pavimento, sea cual sea, nos dure muchos años, es una buena colocación y una buena limpieza final de obra.

En cuanto a la colocación debemos asegurarnos que el profesional utilice la técnica del doble encolado, garantizando que, tanto el azulejo, como el soporte estén cubiertos de cemento cola en su justa medida, para ello se utilizan llanas dentadas, así evitaremos que hayan huecos entre la baldosa y el suelo que pueden suponer puntos de rotura del azulejo.

Es muy importante utilizar un cemento cola de clasificación C2TE que garantice el pegado del azulejo porcelánico con el soporte.

Un aspecto muy importante en la reforma es la limpieza final de obra con productos que eliminen los restos de obra, se suelen utilizar quita cementos específicos para la cerámica, para así retirar los excesos de cemento cola y de material de rejunte, así evitaremos el efecto velado del azulejo que se acentúa con cada fregado.

Si quieres ampliar información y quieres ver toda la gama de pavimentos porcelánicos que te ofrece Adrihosan puedes verlos en nuestra sección de pavimentos.

Por último lugar presentarnos, y dar las gracias a Selecta y el blog de la energía por ofrecernos poder escribir este artículo desde Adrihosan.

Actualizado el