Reformas en locales comerciales

reformas

Por suerte, parece que cada vez estamos más cerca de la vuelta a la normalidad, tras la crisis derivada de la pandemia de la COVID-19. Lo malo, es que muchos negocios aún tardarán en poder abrir. También tardaremos en volver a confiar en un lugar para poder acudir a él.

Dentro de este nuevo mundo, y a la espera de la normativa del Gobierno sobre ello, muchos propietarios o instituciones han desarrollado una serie de medidas para convertir a sus locales en “covidfree”. Dentro de estas medidas, se ha propuesto la reforma de los locales comerciales como bares y restaurantes para poder reabrir de forma segura para sus usuarios y trabajadores. Sin embargo, reformar tu local para adaptarlo a una posible normativa no es el único beneficio que existe en la reforma de tu negocio.

Situación post COVID-19

Una de las primeras medidas que se han propuesto es la implantación de mamparas alrededor de las mesas, para que haya una mayor protección. Además, se instalarán basuras en cada mampara para que se echen los desechos de cada mesa por separado.

También se ha propuesto la reorganización de mesas y reducción de cantidad de gente que pueda estar a la vez en el local.

De la misma manera que se colocarán mamparas en las mesas, se ha propuesto colocarlas también en la barra, para proteger a los camareros.

La instalación de estas mamparas y la remodelación de los locales implicarán una serie de reformas que, mucha gente, compara con la que hubo que realizar tras la prohibición de fumar en espacios cerrados. En dicho momento, se tuvo que reformar el local para instalar una zona donde poder fumar, aunque luego se prohibiera totalmente este hecho.

Otro de los sistemas que están encima de la mesa, será la instalación de puertas de apertura automática, para no tener que tocar nada.

Sin embargo, pese a que estas medidas se han propuesto por parte de los propietarios (faltaría saber si el Gobierno las acepta o propone otras), lo cierto es que los propietarios son reticentes a realizar grandes reformas, sobre todo debido a la crisis económica, sin saber bien qué pasará o cuándo podrán abrir.

Por otro lado, pese a que el cierre de los negocios es muy malo y va a dejar a muchos negocios en una situación crítica, puede ser un buen momento para realizar aquellas reformas que llevas tiempo queriendo (o debiendo) hacer. Además, una crisis siempre es una oportunidad. Así que si estabas planteándote llevar a cabo un nuevo proyecto desde cero, este también es el momento perfecto para hacerlo.

Ventajas de las reformas en locales comerciales

Consumo de energía

Empezamos con la iluminación. Un negocio mal iluminado no sólo será incómodo para trabajadores y clientes pero, además, seguramente gaste más de lo que podría. Realizar una reforma en la iluminación de tu negocio hará que sea más cómodo, atractivo y, sobre todo, que se reduzca el consumo de iluminación.

En este sentido, puedes cambiar desde la cantidad de luminarias hasta el tipo de las mismas. Te recomendamos que uses luminarias de bajo consumo, como el LED.

Otro de los aspectos a reformar que puede ayudar a reducir el consumo de energía es la renovación de la instalación eléctrica. Muchos locales tienen instalaciones antiguas que, además de consumir mucho, pueden provocar algún accidente grave. Incluso, en ocasiones, es obligatorio esta renovación para poder tener suministro.

Modernización

Dark kitchen

Puede que este punto no te interese mucho, pero que tu local tenga un aspecto moderno es bastante importante. En la actualidad, fuera de los locales tradicionales a los que la gente va por costumbre, hay muchísimas nuevas opciones y tendencias de mercado que están creciendo. Por ejemplo, el delivery o la comida de reparto a domicilio, cuyo consumo se ha acentuado con la situación de confinamiento, es algo que ha llegado para quedarse. Algunos locales ya están reinventándose en lo que llaman Dark Kitchens, y otros, deciden simplemente hacer reformas para habilitar un espacio exclusivo para repartidores y evitar así molestias a los clientes recurrentes.

Cuando no conocemos un local, nos solemos fijar en la imagen y el diseño del mismo para decidirnos acerca de entrar o no. La primera impresión, ¡siempre es la que más cuenta!

Actualizado el