Las reformas integrales paso a paso

mini casa decomar
Para una reforma integral satisfactoria es necesario una buena planificación

¿Sabías que cerca del 75% de las viviendas tienen una antigüedad de 30 años o más? Como es lógico, a medida que pasa el tiempo, los materiales pueden ir perdiendo calidad y aumentar de este modo las probabilidades de sufrir averías. Por eso, llegado el momento, será necesario apostar por reformar la casa. Piensa que, al contrario de lo que pudiera parecer, estarás ahorrando dinero, ya que con ella no solo consigues un piso nuevo, sino que también evitas tener que gastar dinero en arreglos que tal vez solo sirvan para unos pocos años.

Y, para ayudarte, en este post te contamos todos los pasos que tienen las reformas integrales.

¿Cuándo son necesarias las reformas integrales?

Antes de entrar en materia, podemos decirte que hay dos casos en los que se suele recomendar una reforma integral.

Viviendas de segunda mano

Dependiendo de su conservación, los pisos de segunda mano recién comprados pueden necesitar de una reforma con el fin de adecuarlo a los gustos de sus nuevos ocupantes y de actualizarlo para que todos los materiales sean de calidad, desde las instalaciones eléctricas hasta las tuberías, revestimientos, suelos...

Además, hay que decir que en estos casos el proceso suele ser bastante cómodo, ya que la casa está vacía y los trabajos son más rápidos.

Pisos antiguos

Como te comentamos, cerca del 75% de las viviendas tienen una antigüedad de 30 años o más, lo que se traduce en una disminución de la calidad de sus materiales. Por eso, en las edificaciones antiguas también se suele aconsejar una reforma integral. Así se renueva el piso y se mantiene en perfecto estado durante mucho tiempo más.

Por supuesto, también es recomendable en caso de que se quiera modernizar y cambiar su distribución (uniendo habitaciones, integrando la cocina y el salón…) o si se busca mejorar la eficiencia energética y reducir el gasto de las facturas.

Ahora bien, recuerda que lo ideal es que sea un profesional el que valore la situación, ya que cada piso es diferente y nadie mejor que ellos para asesorarte.

Las reformas integrales de viviendas, paso a paso

Si estás pensando en reformar una vivienda, te contamos cuáles son los pasos a los que debes prestar atención.

La planificación, un aspecto clave en las reformas integrales de los pisos

Antes de iniciar los trabajos de obra es necesario realizar una planificación para que todo se desarrolle sin complicaciones o sorpresas de última hora. Así, además de tener claras las prioridades y el presupuesto, también es importante obtener las licencias adecuadas (de obra menor, obra mayor…).

Además, en este punto siempre es bueno contar con equipos expertos en reformas integrales. De este modo, aunque a priori sea más caro, será una inversión más que rentable, ya que te ayudarán en todas las fases de la obra, agilizarán los trámites y tendrás claro los tiempos de ejecución. Por supuesto, también se encargarán de todo, consiguiendo materiales, mano de obra cualificada…

Finalmente, es fundamental que tengas un proyecto de reforma básico que te permita conocer todo lo que se va a renovar y, por tanto, optimizar el trabajo y organizarlo.

Demolición: ¡Manos a la obra!

Con el contrato de obra ya firmado, llega el momento de la demolición y aquí es importante tener siempre a mano las licencias necesarias, ya que puede que algún vecino te las pida. Además, conviene que avises al presidente de la comunidad del inicio de la reforma integral del piso.

Los especialistas en reformas integrales conseguirán agilizar al máximo las obras

Instalaciones y albañilería, renovando por completo el piso

Una vez se hayan realizado los trabajos de demolición, le toca el turno a las instalaciones y la albañilería con el fin de adecuar el piso a las necesidades de sus futuros ocupantes. Así, se colocarán los tubos, grifos, interruptores o conductores de la calefacción entre otros y, por supuesto, se llevará a cabo la construcción de cada estancia, levantando paredes y dejando listas las zonas en las que irán puertas, ventanas y armarios.

En este punto, puedes visitar las obras de la vivienda cada cierto tiempo. De esta manera sabrás si se cumplen los plazos establecidos, te podrán explicar en qué punto se encuentran y podrás ver los materiales al detalle y conocer cómo avanza el proyecto poco a poco.

Los acabados, el fin de obra

¡La reforma está casi lista! Este es el momento de colocar el suelo, ventanas, armarios, puertas, el mobiliario, o pintar las paredes. Se trata del último paso de la reforma y, en cuanto se termine, tan solo te quedará ver el resultado final y disfrutar de tu vivienda tal y como te gusta.

¿Listo para ponerte manos a la obra? Por supuesto, si buscas ayuda profesional, tienes la opción de contratar los servicios de Decomar, especialistas en reformas integrales en todo tipo de viviendas.

Actualizado el