Parquet o suelo laminado

Puede que estés pensando en reformar tu piso en Madrid. Si, dentro de esta reforma, estás pensando en cambiar el suelo, una de las primeras dudas que te surgirán es si poner parquet o suelo laminado.

Dentro de esta elección tenemos muchos factores determinantes. En este artículo haremos una comparación entre ambos que, esperamos, te ayude a elegir.

Coste

Al elegir entre parquet o suelo laminado, lo primero que se nos viene a la cabeza es el coste.

Generalmente, el parquet es más caro que el laminado. Si no quieres perder esa apariencia de madera pero no puedes gastar mucho, el laminado es la mejor opción.

El suelo de parquet, además, requiere siempre de un profesional, lo que puede subir el precio. Sin embargo, pese a que el laminado puede ser instalado por uno mismo, siempre recomendamos que lo haga un profesional, puesto que quedará mejor.

Apariencia

La madera está de moda y el parquet le da un gran valor y nivel decorativo a una estancia. La apariencia de la madera le da un carácter natural a la vivienda. Sin embargo, no deja de ser un material con una alta sensibilidad a la humedad y la temperatura, lo que le lleva a ir cambiando su apariencia con los años.

En el caso del laminado, la apariencia de madera es sintética, reproduciendo las vistas de la madera natural. Hay suelos con tal calidad que no se diferencian de uno natural y, además, sin los cambios con los años.

Características

La madera es un material elástico, por lo que al andar sobre él, lo notamos. El laminado está compuesto por materiales comprimidos, capas diferentes y compactas. El resultado es un listón sólido y no flexible.

El parquet es un suelo más cálido que el laminado. Sin embargo, existen ciertos trucos para mejorar la térmica de un suelo laminado.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es la resistencia al agua, donde más o menos empatan. En caso del parquet, hay maderas más aconsejables como el iroko y otras que lo son menos como el roble. Si la instalación va a ser en el baño o la cocina, además de sellar las juntas entre los tablones durante la instalación,deberemos evitar la acumulación de humedad y vapor, evitar el agua estancada en el suelo. Para el laminado hay que seguir las mismas reglas.

Colocación

La instalación es otro aspecto a considerar, incluyendo cosas como el coste, la posibilidad de hacerlo de forma independiente o hacerlo sobre un suelo ya existente.

La colocación real comienza con el entrelazado de los distintos tablones de parquet. Algunos tipos de parquet requieren una instalación pegada al suelo, mientras que otros se ensamblan en lugar de enclavarse. Si queremos mejorar el aislamiento acústico final podemos instalar un contrasuelo de corcho o espuma.

En el caso del laminado, su instalación es más sencilla. Se suele hacer por enclavamiento y puede colocarse sobre el suelo o azulejos existentes. También se puede instalar un contrasuelo.

Mantenimiento

El mantenimiento es la verdadera ventaja del suelo laminado sobre el parquet.

El parquet necesita de mucho cuidado y atención. Se debe limpiar con productos adecuados, pulirlo y nutrir la madera con aceites especiales. El laminado, al contrario, no requiere de esto.