Cómo iluminar una casa

Como iluminar tu casa

Iluminar de forma correcta tu casa se convierte en algo indispensable, no sólo con vistas a ahorrar, sino también con vistas a poder desarrollar una actividad normal en tu vivienda.

Si bien es cierto que podemos determinar nosotros la iluminación de nuestra casa, lo cierto es que dejarse aconsejar por profesionales nunca bien mal.

Luz natural

Además de ser el mejor tipo de luz para una vivienda, también es la iluminación más económica.

Usar colores claros en las paredes da la sensación de mayor luminosidad. Los colores claros reflejan mejor la luz por lo que la sensación de iluminación natural aumenta. No sólo en la pintura, esto también lo podemos aprovechar en el color del mobiliario.

Coloca grandes ventanas que dejen pasar mucha luz, pero coloca cortinas finas que paren un poco la misma para que no sea molesta. Además puedes colocar otra cortina más gruesa para cuando no quieras que pase la luz.

Planifica los espacios

El mayor error que se da cuando somos nosotros los que iluminamos una vivienda es que no nos damos cuenta de los espacios que hay y acabamos con estancias sobre iluminadas y otras en las que no se ve nada.

Los profesionales de la iluminación planifican los diferentes espacios a iluminar, así como el uso que se le va a dar.

Además, si realizamos esta planificación podremos determinar diferentes ambientes para cada estancia.

¿Luz cálida o luz fría?

Seguro que no quieres que tu casa parezca la consulta del doctor. Ahí es donde entra la temperatura del color. Puedes tener un sistema de iluminación perfecto y cargártelo por poner una bombilla incorrecta.

De forma general, para aquellos sitios donde se vaya a estudiar o leer, para los baños y cocinas y la mesa del comedor, lo mejor es usar luces frías. Por otro lado, en las habitaciones se recomienda una luz más cálida y acogedora.

Mejor con luz indirecta

Tras la consulta del doctor puede parece que estás en una sala de interrogatorios si la iluminación es demasiado directa.

Es muy mala idea poner un foco de luz en el centro de la estancia como punto de iluminación, esto solo consigue que se creen muchas zonas de sombra. Lo mejor es colocar diferentes puntos de luz o colocarlos en los laterales del techo.

Iluminación LED

Si bien al principio las bombillas LED eran caras y muy frías, lo cierto es que, en la actualidad, esto ha cambiado.

Son más económicas y, además, tenemos una amplia gama de colores y temperaturas. Sin embargo, su principal ventaja sigue siendo el hecho de que consumen casi un 80% menos que las bombillas tradicionales.

Lámparas de mesa y de pie

Si bien nos centramos en las lámparas de techo a la hora de iluminar una estancia, lo cierto es que existen otra forma de iluminar la estancia dándole un mayor detalle y menor consumo.

Podemos crear una ambientación paralela a la iluminación general mediante lámparas de mesa y de pie y crean diferentes ambientes, además de ahorrar en la factura de electricidad.

Actualizado el