Cambiar la bañera por un plato de ducha

Plato de ducha

Una de las reformas que más se realiza en un baño es el cambio de bañera por ducha. Si bien mucha gente prefiere tener una bañera para poder disfrutar de baños relajantes, lo cierto es que, llegado el momento, muchos suelen dar el paso hacia la ducha.

Si bien la instalación de una ducha tiene muchas ventajas, lo cierto es que el precio es un factor determinante al hacer este cambio.

¿Cuánto cuesta cambiar una bañera por un plato de ducha?

Es algo sabido que, al cambiar la bañera por una ducha, se tienen que modificar varios elementos como puede ser la bañera, el grifo, la mampara y los revestimientos afectados por dicho cambio.

En este sentido, antes de iniciar la reforma es algo bueno proteger bien todos aquellos elementos que no vayan a sufrir ningún cambio.

Para saber cuánto puede costar este tipo de cambio, es necesario tener en cuenta varias cosas.

Tipo de reforma

  • Parcial: En este caso sólo se alicataría la zona que ocupaba la bañera y se mantendría o aprovecharía el resto de alicatado
  • Total: Esta opción supone alicatar de nuevo toda la zona

Alicatar todos siempre será más caro que alicatar sólo una parte. Por ello, si sólo cambias la bañera por la ducha (parcial) simplemente sería necesario cambiar el alicatado de esa zona.

Modelos de ducha

Otra de las cosas que inciden en el precio a pagar por este cambio es el tipo de ducha que vayamos a instalar. Obviamente hay modelos de ducha muy económicos, que harán que el cambio sea más económico.

Algunos de los modelos de ducha más populares actualmente son los siguientes:

  • Con mampara angular corredera
  • Con mampara frontal corredera
  • Con mampara frontal plegable
  • Con mampara o cristal frontal fijo

Materiales

Es uno de los factores clave a la hora de fijar un precio. Puedes elegir distintos materiales y niveles de calidad para cada una de las partes de la ducha: el plato, el alicatado, los revestimientos y la mampara.

Puedes tener platos de ducha de piedra natural, cerámicos, acrílicos, sintéticos, de poliuretano o de acero recubierto de porcelana. Los de cerámica pueden ser la opción más económica. Sin embargo, uno de los factores, más allá del precio, es el espacio que se tiene. Las soluciones acrílicas o sintéticas no son buena idea si no se puede pegar el plato de ducha al suelo.

En cuanto a la grifería, se pueden elegir modelos termostáticos fijados a la pared, grifos mezcladores, columnas de hidromasaje, columnas termostáticas, etc.

Para los revestimientos se puede elegir entre diferentes acabados. Si tu baño está cubierto con cerámica, se puede elegir el mismo material o uno similar. El microcemento también ofrece acabados estéticos.

Precio aproximado

En la actualidad, el cambio de la bañera por un plato de ducha puede costar entre 500€ y 2.000€. Sin embargo, las reformas más caras pueden llegar a alcanzar los 3.800€.

Otro factor a tener en cuenta es el tamaño de la ducha.

Otro factor importante es la localización de la vivienda. Ésto se debe a que, los precios de los fontaneros, son más caros en ciudades como madrid o Barcelona.

Actualizado el