Cambiar bañera por ducha


Uno de los espacios que presentan más tendencia a la renovación y actualización en una casa es el cuarto de baño. El uso diario de esta estancia provoca que con el paso del tiempo sus elementos puedan presentar algunas imperfecciones y necesiten una sustitución, tanto los elementos sanitarios como el mobiliario.

Llegados a este punto se puede optar por la sustitución del elemento afectado o, por otro lado, platearse una completa reforma de baño. La primera opción solventará el problema, pero la segunda nos garantiza mayor confort durante años. El lavabo y el inodoro son elementos en los que se podrá variar el diseño, pero siempre estarán ahí. En cambio, la zona de aguas si que puede conllevar otro tipo de decisión: cambiar bañera por ducha.

Factores prácticos

Toda empresa de reformas integrales se enfrentará a esta cuestión y deberá atender a las necesidades de sus clientes. Actualmente en la gran mayoría de reformas de cuarto de baño se solicita un cambio de bañera por un plato de ducha. Un aspecto que tiempo atrás no era tan solicitado, pues lo habitual era que el cuarto de baño contara con bañera.

En cambio hoy en día el plato de ducha se presenta como la opción más práctica en todo cuarto de baño. De entrada, el ritmo de vida actual en cualquier familia puede ser ajetreado, por lo que no se hace un uso real de la bañera, sino que se utiliza como ducha. Tanto por tanto, contar con un plato de ducha proporciona mayor comodidad y rapidez, pues su cuidado mantenimiento es más sencillo y ofrece mayor movilidad.

Aspectos visuales

Además de lo citado anteriormente, con el añadido de que es la mejor opción para personas mayores o con algún tipo de movilidad, la integración del plato de ducha en el baño aporta un interiorismo más moderno y actual al cuarto de baño. Sobre todo porque no le resta espacio visual y se consiguen estancias mucho más amplias y agradables.

Por otro lado, la ducha puede utilizar diferentes tipos de cerramientos que evitan salpicaduras al resto de la estancia, con lo que se gana una mayor limpieza general y mayor facilidad a la hora de mantener la ducha limpia. Al igual que el mercado nos ofrece diferentes tamaños de platos de ducha, también nos proporciona una amplia gama de mamparas, siendo las más utilizadas las de puertas correderas.

Cambiar bañera por ducha

El gusto y las necesidades de cada persona en su cuarto de baño influirán directamente en la decisión de cambiar bañera por ducha. Sin embargo desde la empresa de reformas integrales Grupo Inventia podemos afirmar que el plato de ducha es la opción más escogida en los trabajos de renovación.

Actualizado el