Interiorismo emocional y ahorro energético en tu cocina.

ads

Estamos viviendo un momento donde el precio de la luz está siendo el más caro de la historia, volviendo a marcar un nuevo máximo, llegando a superar los 125 euros por megavatio hora. Para poder combatirlo, Selectra y Quokka Interiorismo se alían para darte los mejores consejos sobre redecoración en tu cocina para optimizar la eficiencia energética de tu hogar.

De manera general, la cocina es uno de los espacios donde frecuentamos más tiempo en nuestro hogar y, sin duda, donde más energía se requiere para su funcionamiento. Formado por tantos electrodomésticos y tomas de energía, debe ser un punto de análisis en nuestro hogar.

Para obtener una cocina eficiente debemos prestar atención a la instalación de nuestros enseres domésticos y los materiales componentes de los mismos. Unos electrodomésticos antiguos nos supondrán un alto consumo; serán la clave para observar un antes y un después en nuestra factura.

La luz y ventanas en el ahorro energético de tu hogar

Afortunadamente, cada día existe una tendencia mayor sobre la conciencia del ahorro de energía desde un punto de vista más ético hacia el medioambiente. Sin embargo, esto nos podrá suponer otro tipo de costos en nuestro bolsillo. Para ello, queremos mostraros la importancia de la optimización de la luz natural en nuestras cocinas.

Apostamos por la creación de espacios en base a nuestro yo interior y, al interiorismo emocional. Para ello, debemos aprovechar y rendirle partido a la luz natural al máximo. Esto logrará un espacio agradable donde pasar nuestro tiempo. Reformar y redecorar una habitación para mejorar su luz natural, es siempre una apuesta segura.

La luz natural aporta múltiples beneficios a nuestro hogar, crea espacios más acogedores y bonitos. Además, para las personas aporta una mayor tranquilidad, mayor productividad y una mejora del estado anímico. Por estos motivos, es imprescindible realizar el diseño de interior de una vivienda sacándole el mayor provecho a la luz natural.

Si esto no fuera posible, recomendamos hacer uso de LED o bombillas de bajo consumo frente a otras bombillas tradicionales. A la hora de escoger una bombilla adecuada para la cocina, es preferible que sea de luz blanca para poder ver mejor todo aquello que estamos cocinando ¿Sabes que este pequeño cambio puede suponer una reducción de hasta el 35% del consumo final en tu factura?

El aprovechamiento de la luz natural está muy ligado a la ubicación de las ventanas o al tamaño de las mismas. Cuando no se encuentran en un lugar óptimo, debemos tratar de hacer uso de las diferentes opciones de aberturas existentes en el mercado, para que entre la mayor cantidad de rayos de sol posibles.

adsa

Los muebles en una cocina eficiente

Os preguntaréis… ¿Cómo mis muebles y la decoración van a influir en la factura de la luz? Pues bien, como mencionamos antes, apostamos por la luz natural y para poder aprovecharla, también debemos optimizar los materiales y colores de nuestros muebles. Una encimera negra absorberá toda la luz, necesitando luz artificial e implicando un aumento en el consumo. En cambio, si apostamos por colores claros y neutros, crearemos un espacio cálido, agradable, luminoso y amplio, donde podemos aprovechar las máximas horas de luz. De la misma manera sucede con los colores de los electrodomésticos.

Electrodomésticos en la eficiencia energética

Tenemos más que claro que los electrodomésticos antiguos suponen un mayor consumo de luz. Invertir en comprar nuevos será un ahorro a largo plazo, indispensable. Los electrodomésticos en la cocina suponen alrededor del 20% de nuestra factura, según la OCU.

Por ejemplo, el frigorífico consume en torno al 30% de la energía de nuestra cocina, estando constantemente enchufado. Evitar prácticas cómo dejar la puerta abierta nos ayudará a reducir gastos.

En el mercado actual se encuentra muy concienciado hacia el ahorro de energía, por lo que encontramos una clasificación energética de los electrodomésticos. Existen 7 etiquetas (A, B, C, D, E, F, G) que te demuestran el nivel de eficiencia del mismo. Por ejemplo, la diferencia de precio entre una lavadora de clase A y una C, se amortiza de media en 5 años por su menor consumo.

En definitiva, invertir en tecnología en nuestro hogar y aprovechar nuestro espacio mediante la distribución de los muebles y colores, desinflará nuestra factura considerablemente, apostando por el ahorro de energía y cuidado medioambiental.

Selectra y Quokka Interiorismo están aquí para ayudarte y asesorarte. ¡Contacta con nosotros!

Actualizado el