Ventiladores de techo

ventilador techo

¿Qué es un ventilador de techo?

Un ventilador de techo es una máquina de fluido que transmite energía para generar la presión necesaria para mantener un flujo constante de aire que, generalmente, se usa para ventilar el ambiente. Este tipo de ventiladores se instala en el techo de una estancia.

En un electrodoméstico que posee una larga vida. Antes de comprar uno hay que tener en cuenta una serie de aspectos:

  • Uso del ventilador y características de la estancia
  • Con luz o sin luz
  • Elección del diseño
  • Tipo de ventilador de techo: AC o DC.

Tipo de ventiladores de techo

Existen dos tipos de motores en los ventiladores de techo, los de corriente alterna (AC) y los de corriente continua (DC). La diferencia entre ellos radica en el consumo de energía. Los motores DC son de bajo consumo, son muy silenciosos y poseen un control preciso de la velocidad. Este tipo también se conoce como de corriente directa.

Las principales ventajas de los ventiladores con motor DC son:

  • Su consumo es un 70% más bajo que el de los ventiladores convencionales.
  • La velocidad de arranque, aceleración, desaceleración y paro es mayor.
  • Control muy preciso de la velocidad.
  • Velocidad de giro mínima muy baja
  • Motor ligero y fácil de instalar.
  • Mayor vida útil.
  • Suelen incluir la función inversa.
  • Control remoto.

¿Qué ventajas tienen los ventiladores de techo?

Una de sus principales ventajas es que poseen una función inversa, por lo que el ventilador no sirve sólo para el verano sino que también se puede usar en invierno. El giro inverso de las aspas coge el aire caliente y lo distribuye por la estancia, de tal forma que se calienta más rápido, por lo que consume menos.

Son buenos para la salud, ya que no producen sequedad en la garganta o en los ojos, ni resfriados producidos por las corrientes de aire muy frías.

Son muy silenciosos, por lo que se pueden instalar en aquellas viviendas destinadas al descanso.

Existe una gran variedad de modelos y diseños por lo que se pueden usar también para decorar.

Su instalación es sencilla, lo único que hay que hacer es tener en cuenta la altura y dimensiones de la habitación para que no choque con las paredes u otros accesorios.

Colocarlo en una cocina sirve para dispersar los olores, el calor y el humo que se concentra en esta zona de la casa. En un baño evitará que se concentre la humedad.

Su consumo es muy bajo, entre 20 y 60 vatios, algo que depende de la velocidad de las aspas. La nueva generación de ventiladores de techo nos ofrece unos nuevos motores DC los cuales, como hemos dicho, consumen menos.

Actualizado el