Tips para crear tu propia lámpara personalizada

Lámpara

El hazlo tú mismo o DIY (do it yourself) es una moda hoy en día, que ya ha alcanzado la iluminación. Para poder fabricar una lámpara personalizada no es necesario ser electricista, sino que simplemente necesitaremos los materiales y una serie de consejos para crear algo único y especial.

Elementos de una lámpara personalizada

Para poder construir una lámpara personalizada, lo más importante es saber qué tipo de elementos las conforman. Para empezar, nos encontramos con los florones.

El florón lámpara techo es una pieza que se usa para disimular o embellecer el agujero del techo por donde se introduce el cable que conecta la lámpara. Por suerte ya los podemos encontrar en muchos materiales diferentes y con capacidad para varias lámparas diferentes.

Si la lámpara que vamos a realizar va a pesar mucho, deberás elegir un material que te de mucha resistencia pero que sea ligero, como puede ser el aluminio. También podemos elegir el color del florón por lo que podemos elegir aquel que más pegue con nuestra lámpara o con la decoración del espacio.

Otro de los elementos a tener en cuenta es el portalámparas (siendo el más popular el portalámparas e27 entre los amantes del DIY de iluminación) Esta parte es aquella en la cual se coloca la bombilla, quedando perfectamente protegida la conexión eléctrica. Este tipo de elementos también los tenemos en diferentes materiales y colores.

No debemos olvidarnos del cableado. En la actualidad existen cables decorativos que podemos usar para darle un toque único a nuestra lámpara personalizada. Para decorar y dar un toque único, también existen las bombillas decorativas.

Por último, podemos elegir la campana de la lámpara, si queremos que tenga.

Personaliza tu lámpara

Existen muchas formas de personalizar una lámpara. Aquí te vamos a dar varias ideas para que elijas la que mejor se adapte a tus gustos.

Una de las opciones es la técnica japonesa del origami. Esta técnica sigue un patrón establecido y repetitivo de dobleces, normalmente de papel, para conseguir diferentes formas.

Las hay que habrá que ir ensamblando partes, mientras que otras son continuas en el mismo papel. Para poder seguir este método, hay que tener en cuenta qué tipo de iluminación se va a usar. Si vas a usar bombillas tradicionales y la lámpara va a estar mucho tiempo encendido, el papel se puede llegar a quemar. Para evitar ésto, puedes usar luminarias LED.

Si se trata de una sustitución, se puede aprovechar el material eléctrico. Si no es el caso, puedes comprar un kit, que lleva portalámparas, casquillo y cable con interruptor y enchufe. Sólo te faltará escoger la bombilla según desees la iluminación.

El pie de la pantalla puedes hacerlo con diferentes materiales. Puedes usar madera, metal, plástico e incluso macetas de cerámica reutilizadas.

En relación a la pantalla también puedes renovarla o reutilizar el armazón. Si no es el caso, haz el armazón con alambre, o busca alternativas tipo globo o quinqué. También puedes usar telas que tengas en casa.

Para hacer el armazón, dibuja una plantilla haciendo dos circunferencias, una de cada medida de los extremos de la pantalla. Sigue los trazos con alambre para hacer los aros y únelos con bajantes. Luego recorta la pantalla en el material elegido.

Si la lámpara es de techo, además de los materiales mencionados, necesitarás también un taco colgador que se abre, o una hembra y un embecelledor.

Actualizado el