Iluminación en una pescadería

Horno de leña

Seguro que te ha pasado, estás en la pescadería o carnicería comprando y, cuando llegas a casa, el pescado y la carne parecen totalmente diferentes.

Si bien la atracción de un producto como el pescado depende, en gran medida, de la calidad del producto, lo cierto es que existen aspectos que mejoran esa atracción. Entre estos aspectos cabe destacar la iluminación.

Temperaturas del color

  • Luz cálida: son aquellas cuya temperatura oscila 2800ºK y 3500ºK. Es la luz que producen las bombillas incandescentes y los focos halógenos. Su uso se recomienda en tiendas de ropa, fruterías, panaderías, charcuterías y carnicerías. Si hablamos de vivienda, se suele usar para el salón y el dormitorio.
  • Luz neutra: la temperatura de color se encuentra entre 3800ºK y 4500ºK. Se dice que es la luz más natural y se instalan en cualquier sitio que no necesite de una luz específica como pueden ser la cálida y la fría.
  • Luz fría: aquí la temperatura es superior a los 5000ºK. Sería como un día con mucho sol o niebla. La ventaja de este tipo es que con la misma intensidad, aporta más lúmenes, lo que aporta mayor luminosidad. Se usa en pescaderías y joyerías. A nivel de vivienda se usa en cocinas y baños.

Iluminación de un área de alimentación

Si hablamos en general, es bueno usar iluminación LED en zonas de exposición, que puede hacerse a través de tubos LED fabricados en policarbonato, en lugar de cristal. Con este cambio nos evitamos tener que cubrir la fuente de iluminación por si se rompe.

La altura a la que esté la fuente de luz no debe ser superior a los tres metros.

Es importante que el haz de luz emitido sea amplio y potente a la vez.

Iluminación de pescaderías

En esta zona específicamente se pueden usar tubos LED con una temperatura de 6500K, consiguiendo tonos naturales y brillantes que realzarán la frescura del producto.

Estos tubos emiten poco calor y radiación por lo que el pescado conserva su frescura durante más tiempo, ahorrando en compra y electricidad.

Los focos de carril monofásico que tienen un alto nivel de reproducción cromática (CRI) resalta el brillo gracias a su luz azulada. Si los colocamos en carril podremos destacar objetos concretos.

Una luz blanca y fría destaca aquellos pescados blancos como el bacalao, el lenguado y rodaballo. Para aquellos pescados rojos como el salmón y el atún, podemos usarun color más cálido con un toque de rojo.

Podemos aprovechar el hielo sobre el que está expuesto el pescado para lanzar haces direccionales que acentúen los reflejos del hielo, para que el pescado y marisco parezca más fresco y brillante.

Actualizado el