Domótica e iluminación

Domótica

Cuando la gente oye la palabra domótica suele pensar en grandes obras y un elevado desembolso económico. Sin embargo, existen sistemas domóticos que no requieren de obras y que son bastante asequibles. Además, el uso de este tipo de sistemas permite ahorrar energía en tu vivienda.

Lo bueno que tienen estos sistemas es que son escalables. Podemos empezar por domotizar una parte de nuestra vivienda, e ir añadiendo sistemas hasta tener una vivienda totalmente inteligente. Si quieres empezar a ahorrar, te aconsejamos que empieces por la iluminación inteligente.

Domótica e iluminación

La iluminación es uno de los grandes gastos en la vivienda (puede llegar a suponer el 25% de tu factura de electricidad. En este sentido, el control domótico de la iluminación es uno de los aspectos básicos en una vivienda inteligente si se busca el mayor ahorro posible.

Las bombillas inteligentes se apagan de forma automática si no hay nadie en la estancia y las luminarias LED consumen mucho menos que las bombillas clásicas. Veamos qué más cosas se pueden controlar en la iluminación de mi vivienda.

Control domótico de la iluminación

Todo el mundo conoce el hecho de que se puedan encender o apagar las luces de forma remota, evitando así ese gasto innecesario que se produce al olvidarnos la luz encendida al salir de casa.

Los sistemas domóticos nos permiten controlar la iluminación e incluso, nos avisan de si ha ocurrido algo (como dejarnos la luz encendida), aunque no nos hayamos dado cuenta.

Sin embargo, existen más cosas que podemos hacer a través de la domótica.

Diferenciación de estancias

Hace años, en las viviendas se usaban las mismas luminarias para toda la casa, exceptuando el baño y la cocina. Esto provocaba que hubiera un consumo muy dispar y con tonalidades agresivas en algunas estancias.

A través de la domótica y las bombillas inteligentes podemos diferenciar la tonalidad de las diferentes estancias y crear un estilo personal adaptado a la persona, momento o actividad que se realice.

Esto significa que podemos crear estilos de encendido que se activan con determinada persona o en determinado momento del día.

Las recetas IFTTT

La traducción al castellano de estas siglas es, de forma literal, “si ocurre esto, haz esto otro”. Con este servicio podemos adaptar la iluminación a unas circunstancias concretas que podemos controlar de forma remota.

Pero no sólo podemos adaptar la iluminación para que se encienda o apague según un horario, también se puede determinar que las luces parpadeen al ser hora de irse a dormir o que nos avisen de que llueve.

Evitar intrusiones y robos

Cuando nos vamos de vacaciones y dejamos la casa vacía durante unos días, solemos temer el hecho de que alguien aproveche que no hay nadie en casa para entrar a robar.

Gracias a estos sistemas se pueden determinar horarios de encendido o apagado (no sólo de la iluminación) que hace que parezca que sigue habiendo gente en la vivienda.

Sistemas para el control domótico de la iluminación

Un sistema domótico que nos permita controlar la iluminación de nuestra vivienda se basa en tres sistemas: actuador, controlado y sensor:

 Actuadores: Son los que dotan de control al sistema domótico siendo el que lleva a cabo la acción.

 Controladores: Su misión es permitir un mayor control del sistema, ya que son los que permiten controlar el sistema, ya sea una pantalla táctil o un dispositivo conectado a la misma red que el resto.

 Sensores: Son los que le darían al sistema domótico la información necesaria para poder actuar. Podrían ser de movimiento o bien de intensidad de luz.

Actualizado el