Asesoramiento en proyectos de iluminación

Si estás pensando en cambiar la iluminación de tu vivienda, es mejor que no te arriesgues y contrates a un especialista en proyectos de iluminación.

Puede que elijas hacerlo por tu cuenta pensando que será más económico pero, en ocasiones, lo barato sale caro. Puedes encontrarte con habitaciones con demasiada luz, partes de la cocina mal iluminadas o con haber gastado mucho en iluminación y que, al final, te sobre.

Para poder tener la iluminación de tu hogar con la mayor eficiencia posible, lo mejor es contratar expertos en iluminación.

Ventajas de elegir a un profesional en iluminación

  • Conseguirás el mayor confort visual
  • El nivel de iluminación será mejor
  • Máxima eficiencia energética con la menor inversión posible
  • Máxima adaptación de la iluminación al uso que se le vaya a dar a la estancia

Un profesional de la iluminación va a tener en cuenta parámetros técnicos, energéticos y normativos. Pero no se quedará ahí, sino que también tendrá en cuenta la calidad de la luz según el color, la dirección que debe seguir, las zonas de sombra o penumbra, la relación de la iluminación con los materiales.

Uno de los aspectos a tener más en cuenta es la eficiencia y clasificación energética. Puede parecer mentira pero los sistemas de iluminación tienen mucha importancia en la eficiencia energética de un inmueble, de esta forma, un sistema de iluminación eficiente, sostenible y de calidad, dotará al inmueble de una mayor eficiencia.

Por otro lado, el ahorro derivado de contratar a un experto será doble. Por un lado ahorraremos en la compra (puesto que tendremos sólo las luces necesarias) y por otro, ahorro energético ya que este tipo de profesionales utilizan luminarias lo más eficientes posibles, como la iluminación LED, que consume casi un ochenta por ciento menos que las bombillas incandescentes.

Planificación de la iluminación en función del espacio

Uno de los aspectos más importantes de una buena iluminación es que esté adaptada al máximo al uso que se le vaya a dar a la estancia.

No es lo mismo la iluminación necesaria en un salón que en una cocina. En las habitaciones donde más se esté se necesitará una mayor iluminación y que sea más duradera.

Si estamos hablando de un estudio o zona de descanso será necesaria una iluminación más cálida.

Si se adapta al máximo la iluminación no sobredimensionaremos la instalación y conseguiremos la mejor calidad de luz con el menos consumo y mantenimiento.

Errores más comunes que se cometen al planificar la iluminación nosotros mismos

Depender de una única fuente de iluminación

Una buena iluminación empieza por segmentar la luz a través de diferentes alturas. Según los expertos hay que mezclar luces bajas con altas.

Que la luz del techo tenga demasiada intensidad

A veces no nos damos cuenta y elegimos luces muy brillantes y frías que dan la sensación de estar en un sitio público.

No tener en cuenta los vatios necesarios

No en todas las estancias se requiere de la misma intensidad. Un profesional de la iluminación sabrá perfectamente qué vatios necesitará la iluminación de cada estancia.

Utilizar demasiada iluminación empotrada

Este tipo de iluminación queda muy bien porque no parece que esté. Si no te gustan las grandes lámparas puede que te decantes por este tipo pero, si instalas mucho quedará mal.

Mala colocación de los interruptores

Si nos ponemos a instalar nosotros mismos los interruptores nos encontraremos con que están a una altura equivocada o que tenemos muy pocos interruptores.

Actualizado el