8 formas de aprovechar la luz natural en casa

Iluminación natural

Una casa bien iluminada de día es calidad de vida

También supone un incremento en el valor de la vivienda y podrá repercutir en el ahorro de la factura de la luz. Por eso mismo, hoy queremos hablarte de las formas de aprovechar la luz en casa más adecuadas.

No en vano, una vivienda que reciba luz natural de continuo y de forma no molesta, supone un incremento en el confort de los ocupantes. ¿Listo? ¡Vamos allá!

Cómo aprovechar la luz solar en casa con 8 trucos deco

1.¿De verdad es necesaria esa puerta?

Las puertas no son una puerta a la luz natural, precisamente. Éstas, en la mayoría de los casos, provocan que la luz del sol no traspase las estancias.

Te recomendamos que, en aquellas estancias donde entre la luz natural de forma directa, las puertas estén siempre abiertas. En muchos casos, estas suelen ser aquellas compartidas (salón, comedor…) porque se entiende que son las que más vamos a usar por el día.

¿Y si la puerta está siempre abierta? Merece la pena dejarla? Los espacios diáfanos están de moda, y la transición de un salón al pasillo no siempre debería contar con una puerta. Vale que en el día de su construcción se planteara, pero puedes adaptar tu casa a las particularidades de sus ocupantes.

2.¿De verdad es necesario que esa puerta sea opaca?

¿Le guardas cariño a tu puerta? Consideras importante la privacidad o que no salgan olores de la cocina al salón por tener la puerta abierta?

Una de la opciones más destacadas es cambiar las puertas entre zonas comunes (comedor-cocina, pasillo-salón, por ejemplo) por otras con cristaleras. Así permitimos que entre la luz sin que lo hagan los olores o el ruido.

Hay para todos los gustos y con todos los diseños de marco, cristal y función (abatible, corredera…); ¡no tienes excusa!

3.En tu casa sobran tabiques, y no lo sabes

Los tabiques son archienemigo de la entrada de luz natural en casa.

Con los espacios diáfanos de moda, y la luz natural tan beneficiosa en tu vida, no sabemos a qué estás esperando.

¡Mucho ojo! Te instamos a que hables con un arquitecto especialista en reformas antes de coger el mazo y el pico. Así te ahorrarás en disgustos, quejas de los vecinos y sanciones administrativas del Ayuntamiento de tu ciudad.

4.Espacios juntos, pero no revueltos

¿Estás reformando un espacio de estudio donde quieres que entre luz pero aún así buscas que esté físicamente separado?

A día de hoy, hay separadores con diseños muy interesantes, tengas el gusto que tengas. Desde sencillos biombos y correderas, hasta estanterías pensadas para cumplir ambas funciones.

Con esto, conseguimos engañar al ojo (¡pero no a la luz natural!) y le damos un estilo distinto a nuestra vivienda.

5.Cortinas diáfanas

Las cortinas de la casa de tu abuela puede que no sean las ideales para dejar pasar la luz. Esas pomposas telas bordadas dan privacidad y serán todo lo bonitas que quieras, pero es como poner un edredón a modo de cortina.

Para dejar pasar la luz natural, recomendamos usar cortinas claras, diáfanas y de telas finas. También puedes probar con los famosos estores. Son un poco más caros, pero garantizan privacidad, entrada de luz natural y un diseño minimalista.

6.Espejito, espejito… ¿quién da más luz natural?

En casa de los vampiros no hay espejos. ¡Eso es porque reflejan la luz!

Usar espejos en ubicaciones estratégicas hará que tu vivienda:

  • Parezca más grande.
  • Proyecte más luz natural en tu casa.

Al final, el poder reflectante de un espejo no se puede pasar por alto en ningún caso. Así que podrás usarlo para dirigir la luz natural hacia sitios donde no llegaría de otro modo.

Lo mejor con los espejos es que los hay de todos los tamaños, estilos, costes y diseños. Así que tendrás donde elegir.

Eso sí, te recomendamos analizar si el reflejo que dará dicho espejo resultará molesto en algún momento del año. Imagínate que el espejo de encima del sofá del salón refleja la luz directamente en la tele. ¡Vaya desastre!

7. Luz artificial indirecta

Ciertos tipos de lámpara arrojan luz de “imitación” a la natural. Si aplicamos estos elementos de iluminación de forma inteligente, podemos conseguir una luz “artificial-natural” que consigue un gran efecto.

8. Pintura clara

La pintura en colores y tonos claros va a ser la eterna aliada de la luz natural. Estas tonalidades harán que las estancias parezcan más grandes y, encima, reflejarán mejor la luz.

Por tanto, si tienes dudas sobre de qué color pintar la casa, nosotros te lo decimos: blanco. De cabeza. Más tarde, ya tendrás oportunidad de pintar tu casa de otro color más acorde a tus gustos o estilo de vida.

Con estas claves de iluminación natural, ya tendrás 8 maneras que usan los profesionales del diseño de interiores para decorar y potenciar espacios. ¡Ponlas en práctica y ya nos cuentas!

Actualizado el