Consejos para elegir la mejor caseta para tu perro

Puede que haya llegado el momento en el que te plantees tener un perro. Además, si dispones de un jardín para que el animal pueda pasar largas horas tendrás un punto a favor para tener este tipo de mascotas. Sin embargo, puede que una de las dudas que te surja es dónde va a dormir el perro. Existen ciertas dudas sobre tener una caseta de obra en el jardín para tu perro como por ejemplo la protección contra el frío o el tamaño adecuado.

Casetas de obra para perros

Tamaño

Que la caseta tenga las medidas adecuadas es básico para su comodidad y la protección contra el frío. Existen casetas para perros medianos, grandes, pequeños o extragrandes. Lo ideal es que el alto de la casa sea el 25% más que la altura de tu perro con la cabeza incluida. De largo, conviene que la casa sea también el 25% más que el largo del perro sin contar la cola.

Protección contra el frío

Para lograr una mayor protección contra el frío o la lluvia es mejor optar una caseta que tenga la puerta en un lado en lugar que en el frente. Esto puede solucionarse también si colocas la caseta con la puerta de cara a una esquina o rincón resguardado del viento.

El aislamiento de la caseta es muy relevante. Seguramente este detalle aumente el coste de la casa, pero merecerá la pena porque ahorrarás en enfermedades de tu mascota. Para resguardar a nuestro amigo de la lluvia, y evitar filtraciones y goteras en el tejado de su vivienda, siempre es mejor el techo a dos aguas o con declive, para que el agua escurra mucho mejor.

Materiales

No hace falta insistir en el hecho de que, si la caseta es de madera, que son mucho más bonitas y elegantes, además de mucho más cálidas, debemos asegurarnos de que esta tenga un tratamiento impermeabilizante adecuado y que no esté en contacto directo con el suelo.

El colchón también es muy importante ya que le da más de calidez, y puedes retirarlo o sustituirlo por uno más fresco en verano. También hay en el mercado camas con calefactor para mascotas, pero son más caras.

Es importante que vayas revisando el estado del colchón cuando llueva ya que es probable que esté húmedo si tu mascota se ha tumbado en él estando mojado.

Madera

Es uno de los mejores aislantes térmicos. Además,son más estéticas que las de otros materiales y más resistentes.

Por otro lado, son más difíciles de limpiar y pueden acumular humedad (y hongos). También son más proclives a ser atacadas por insectos. Para que sea buena debe estar correctamente impermeabilizada. Asegúrate de que los materiales con que se haya tratado la madera no sean tóxicos para los perros ya que es probable que el perro mastique y muerda la madera.

Plástico

Suelen ser más baratas que las de madera, además de más ligeras y resistentes a las plagas. Son muy fáciles de limpiar ya que basta con un poco de detergente y una manguera.

Sin embargo, no aislan mucho térmicamente hablando ya que la temperatura del interior es muy dependiente del clima que haga en el exterior.

Metal

Lo único bueno que tienen es la resistencia y durabilidad, sólo cuando son de calidad. Sin embargo, sólo son recomendables por esto y porque protegen del sol. De la lluvia y el viento ni hablamos. Su capacidad de aislamiento es nula.

Consejos para una elección perfecta

Diseño

  • Techo removible: Si puedes quitar el techo será mucho más fácil limpiarla.Esto es más importante en las de madera.
  • Puerta:Mejor que sea lateral y no centrada. Si la puerta está centrada, el viento le dará directamente. Si tiene la puerta centrada, no te preocupes, coloca una cortina que proteja del frío pero permita el paso.
  • Alero:Esto protege al perro del sol y refresca el lugar. Es muy útil en climas cálidos.

Tamaño

La altura de la caseta no debiera superar en más del 50% la altura de tu perro. El ancho de la caseta debe permitir que tu perro se de vuelta estando adentro y pueda echarse enroscado. La altura de la puerta debe ser un poco menor a la altura a la cruz de tu perro (altura al hombro).

Actualizado el