Decoración de macetas de cemento

Decoración macetas

¿Te encantan las manualidades? Pues ponte los guantes, que en este artículo aprenderás cómo hacer macetas de cemento. El plástico está especialmente diseñado para soportar el paso del tiempo, aunque al final también se estropea, y teniendo en cuenta además que se trata de un material que tarda siglos en descomponerse (no es muy ecológico), ¿qué mejor opción que fabricar tus propias macetas de cemento?

¿Cómo crear macetas de cemento resistentes? Aquí te mostramos la guía para hacerlo paso a paso ;)

Materiales

Antes de empezar es importante preparar todo el material necesario para hacer macetas de cemento para evitar posibles sustos o apuros. Prepara los siguientes elementos:

  • Dos moldes de plástico para cemento que tengan la misma forma, siendo uno más grande que el otro.
  • Aceite antiadherente en aerosol.
  • Guantes.
  • Cemento Portland.
  • Arena de construcción.
  • Hoja grande de plástico.
  • Tubo de PVC de 2,50cm.
  • Espátula.

Y si el color gris no te convence, también necesitarás color o pigmentos para cemento.

Paso a paso para hacer macetas de cemento

Empieza cubriendo el exterior del recipiente más pequeño, y el interior del más grande, con aceite antiadherente.

Paso 1 – Hacer los agujeros de drenaje

Cada maceta especial que se precie debe tener sus agujeros para que salga el agua de riego sobrante. Corta 2-4 piezas de tubería de PVC con una altura de al menos 2,50 cm.

Paso 2 – Preparar la mezcla de cemento

Con los guantes puestos, mezcla 3 partes de arena por 1 de cemento con un poco de agua en un recipiente aparte. Dado que la cantidad necesaria para hacer la maceta de cemento es bastante pequeña, agrega el agua poco a poco. En este punto, añade también el color o pigmento del cemento en este punto.

Paso 3 – Crear el molde

Una vez que la pasta esté cocida, conviene verterla en el recipiente más grande, pero sólo la cantidad adecuada para que el recipiente más pequeño pueda aguantar sin problema (unos 5 cm). Las tuberías que harán los agujeros para el drenaje deben colocarse ahora, asegurándose de que no queden cubiertas por el cemento. Por cierto, si no quieres que aparezcan los tubos, rocíalos con aceite antiadherente antes de colocarlos. De esta forma, cuando las macetas de cemento ya estén hechas, podrás quitarlas fácilmente.

Paso 4 – Colocar el recipiente pequeño en el interior del grande

Con mucho cuidado, debe colocar el recipiente pequeño dentro del grande, aplicando un poco de presión hacia abajo.

Paso 5 – Añadir más cemento

Para terminar con el molde, añade más cemento entre el recipiente grande y el pequeño. Inserta la espátula en ella para que encaje bien.

Paso 6 – Quitar el contenedor pequeño

Ahora que todo está casi listo, hay que esperar 24 horas para que el cemento comience a endurecerse y asentarse bien. Pasado este tiempo, humedece un poco las macetas de cemento con un spray con agua fría y retira el recipiente pequeño.

Paso 7 – Quitar el contenedor grande

El recipiente grande es el que contiene las macetas de cemento y, por tanto, es el más difícil de sacar. Tápalo con un gran trozo de plástico y mójalo con agua fría para que el cemento permanezca húmedo durante una semana.

Después de unos siete días, retira el plástico y coloca la maceta boca abajo. Ahora golpea el recipiente de plástico en ambos lados y en su base. Retira el recipiente y observa cómo ha quedado tu maceta de cemento.

Limpia bien los utensilios porque puedes usarlos para hacer las siguientes macetas ;)

Actualizado el