¿Cuánto vale poner placas solares en mi vivienda? ¿Es rentable?

df

El desarrollo de las energías fotovoltaicas ha experimentado un aumento en los últimos años en cuanto a producción y economía en materiales. Esto ha abierto la puerta a la instalación de autoconsumo a nivel particular a un modo más asequible. Una pregunta muy frecuente que se genera si queremos iniciar una instalación en nuestra casa es, ¿cuánto vale poner placas solares? Es una pregunta que depende del material que instala cada empresa, mano de obra y experiencia puede costar un precio u otro. El problema inicial que genera la instalación de placas fotovoltaicas es el coste inicial de la instalación, pero este se habrá amortizado en un periodo de tiempo.

También te habrás preguntado ¿cuál es el precio de una placa solar? Esto es relativo, ya que tu instalación tendrá más de una y no va aumentando el precio proporcionalmente al tamaño de la instalación.

¿Cuánto cuesta una placa solar?

El precio de una placa solar se mide en términos de coste por vatio. El "vatio" (W) es una unidad de potencia, o la cantidad de energía producida por tiempo. En el caso de los paneles solares, la potencia nominal es la cantidad máxima de potencia o energía por tiempo que puede producir el panel.

 

Hablando de precios, nos podría salir la instalación entre 600 y 800 euros por m2 aproximadamente. Esa cantidad va aminorando según sumas extensión a la instalación de paneles policristalinos, los más indicados según el clima en España. Pero se eleva si añades a la lista baterías solares y otros elementos relacionados.

También influyen otros factores. Por ejemplo, el uso que hagas de los paneles fotovoltaicos. Si sólo quieres que funcionen pequeños electrodomésticos necesitarás menos potencia y menos placas que si los empleas para calentar tu hogar.

Para empezar con buen pie, averigua tu gasto mínimo en energía eléctrica para no sobreproducir. Si este se sitúa en unos 200 euros al mes, estarías ahorrando unos 45.000 euros durante la vida útil de tu montaje (unos 25 años). Ten en cuenta que una instalación completa de este tipo en un chalet rondaría los 11.000 euros. Por tanto, aunque el desembolso inicial pueda parecer elevado, la rentabilidad resulta evidente.

Es importante reseñar que el precio de este tipo de tecnología ha caído más de un 70% en la última década. Si unimos este dato al incremento de la factura de la luz a un ritmo más vertiginoso de lo que esperan los usuarios, la rentabilidad es evidente.

¿Cuál es el precio de una instalación de placas solares?

Los hogares españoles cuentan con una potencia media de 3.000 vatios (3 kW), lo cual significa que necesitarás alrededor de 10 placas solares para cubrir tus necesidades. Sin embargo, las instalaciones dependen mucho de las condiciones del tejado, las horas de luz, el consumo diario, etc. Haciendo un cálculo rápido, podrías pensar que una instalación fotovoltaica de 10 paneles solares, a 220 € cada uno, serían 2.200 € más la mano de obra y el resto de componentes. O que si el vatio sale a 1'2 €, en tu casa, que necesitas 3.000 vatios de potencia, pagarás 3.600 €.

Sin embargo, el precio promedio de este tipo de instalaciones es de 4.500 €. Es importante recordar que el coste por vatio no es el mismo para todos los casos este coste varía debido a la ubicación, al tamaño de la instalación, a si se instala en el tejado o en el suelo, al tipo de tejado, si se necesita grúa o no y a los equipos fotovoltaicos empleados.

¿Cuántas placas solares necesito para una casa?

El número de placas fotovoltaicas que necesitas para tu casa o empresa depende de dos factores: la cantidad de energía que puede producir un panel y la cantidad de electricidad que consumes cada mes. Habitualmente, hablamos de electricidad en términos de kilovatios-hora (kWh). Como comentamos anteriormente, no es lo mismo que utilices unos pequeños electrodomésticos a que tengas que calentar tu casa completamente.

Primero tenemos que recordar que la cantidad de energía que producen tus placas solares depende directamente de la cantidad de luz que reciben. Esto se calcula conociendo varios parámetros, como son las horas de sol que reciben al día, la orientación de tu tejado (los tejados con orientación sur son los mejores), las sombras o la eficiencia del panel solar. Ni existen dos casas iguales, ni tienen exactamente el mismo potencial solar, por lo que es importante hablar con un profesional especializado en energía fotovoltaica para obtener una estimación precisa de tu producción de energía verde. Actualmente España cuenta con una media de aproximadamente 2.500 horas de sol anuales, situando al país como un lugar ideal para explotar los múltiples beneficios que ofrece la energía solar a partir de proyectos de placas solares.

Por ejemplo, esperamos que nuestra instalación de 3 kW típica, produzca alrededor de 200 kWh en una zona soleada y en un tejado orientado al sur sin obstáculos, pero, en cambio, sólo producirá 150 kWh en una región con menos sol o donde una sombra afecte a la vivienda durante gran parte del día.

En segundo lugar, necesitamos ver cuánta electricidad consumes. Un hogar típico en España consume cerca de 400 kWh al mes, pero puede variar mucho en función de cada caso particular. Tu consumo también puede variar según la estación del año si tienes equipos de aire acondicionado o calefacción central. Puedes encontrar tu consumo mensual en tu factura de la luz más reciente.

Como puedes ver, saber cuánto vale poner placas solares no es una pregunta fácil de responder. Por eso desde MCH Servicios elaboramos un presupuesto personalizado en función de tus requerimientos para ajustar el presupuesto al máximo.

Cómo calcular la rentabilidad de la instalación de placas solares en casa

Para determinar el grado de rentabilidad debes atender al periodo de amortización. Debes calcular el coste final y los beneficios por año, teniendo en cuenta el coste bruto de la instalación y las desgravaciones fiscales. En la ecuación también entran tu consumo medio mensual en electricidad, así como la producción anual estimada de tus placas solares.

Con todos los datos en la mano, procede al cálculo. Primero, resta las bonificaciones al precio de la instalación. Divide este coste final entre el beneficio financiero anual. Este se determina teniendo en cuenta los beneficios mencionados con anterioridad: el ahorro eléctrico y el incremento del valor de tu propiedad. El resultado corresponderá al número de años que necesitas para que la inversión retorne.

 

Actualizado el