¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Cuando divorciarse test

legal

Divorciarse es una decisión muy difícil, por lo que cualquier ayuda es positiva, test, análisis personal, ayuda de amigos y familiares, terapia profesional psicológica o de terapia de pareja.

No hay ningún test y de existir no sería aplicable a todas las relaciones, pues no son generales, sino específicas. En contestación a un hipotético test, se deberían de contestar a las siguientes preguntas:

  • ¿Pesa más lo malo que lo bueno en el matrimonio?
  • ¿Lo negativo o cosas que no nos agradan tienen solución?
  • ¿Estamos dispuestos a hacer aquello que es necesario para superar las dificultades?
  • ¿Nuestra pareja también está dispuesta a mejorar la relación y es viable?
  • ¿Queremos mantener nuestro matrimonio a medio y largo plazo?

Es por ello que si está pensando cómo saber si debo separarme test tal vez antes deberá de replantearse cuáles fueron los motivos que le llevaron a contraer matrimonio.

No debemos de pensar en la parte negativa como si nuestro matrimonio estuviera a prueba, pues por la relación de confianza que une a cada matrimonio, deberíamos presuponer que la relación, salvo que se tenga claro lo contrario, merece una oportunidad de mejorar.

Dar el beneficio de la duda, apostar por continuar con el matrimonio siempre que haya incertidumbre pero no se tenga una decisión claramente tomada, será ser fiel a nosotros mismos, nuestra pareja y la familia en general.

Por desgracia el 60 % de los matrimonios en España acaban en divorcio, pero podrían ser mucho más. De los restantes 40%, la mayoría han pasado por un periodo de crisis previo en el que a uno o incluso ambos esposos les han surgido dudas y no sabían si divorciarse.

No hay nada para siempre, las personas tampoco lo somos, pero en ocasiones vivimos con una mentalidad que parece olvidarlo. Somos muy exigentes con nuestra pareja pero en ocasiones no somos justos ni generosos al aplicar un rasero diferente a los actos de nuestra pareja y a los de nosotros mismos.

Es normal, siempre tenemos y partimos de una versión buenista de nosotros mismos que se retroalimenta y a la que tiende a satisfacer el pensamiento de que nosotros no somos responsables o causantes de los problemas y que los tienen otros, sea nuestra pareja, otros factores o incluso cuestiones fortuitas.

No podemos vivir con una irresponsabilidad sentimental que nos haga tener una tendencia a dejar la relación o matrimonio con unas dificultades, que realmente forman parte de la vida, y que de no afrontarse tal vez se repiten con diferentes circunstancias y diferentes posibles parejas futuras.

La pareja que tienes tendrá mucho ganado y merecerá un voto de confianza que presupone que la relación merezca la pena. No pienses que un test va a darte la solución. Ningún test te dijo con quién debía emparejarte y lo justo es que ningún test determine que continúe o finalice.

No existe la relación perfecta, básicamente por no existir tampoco una persona perfecta. Si en ocasiones es difícil aguantarnos a nosotros mismos, más aún será complicado entender a nuestra pareja.

Una pareja es un foco de cosas buenas, pero también un posible origen de malentendidos, dificultades y desavenencias. No hay buena o mala suerte en una relación. Pues las relaciones no se merecen, se encuentran o pierden de repente. Las relaciones sentimentales se construyen día a día.

En ocasiones una relación debe de finalizar o tal vez darse un tiempo, pero no será algo fortuito, sino reflejo de aquello que se viene sembrando en el día a día y que acaba cosechándose de una manera que en gran medida depende de los miembros de la pareja.

En ocasiones hacer las cosas bien no quiere decir que la relación sea viable y tenga futuro de una manera garantizada, pues incluso haciéndolo todo bien puede salir mal. Pero si su relación pasa por dificultades, no mire para otro lado, no busque respuestas fuera, sino dentro. Teniendo en cuenta la forma de fomentar una comunicación que permita ejercer de manera diligente, consciente y libre qué pasará con la relación sentimental en el presente y el futuro. Si necesitas divorciarte, que los trucos antes de divorciarse sean el respeto y la lealtad.

 

Actualizado el