¿Cuál es la potencia que nos conviene contratar?

asda

A la hora de contratar la potencia de nuestros contratos de electricidad surge un problema ya que nadie nos ha enseñado nunca a calcular la potencia que nos conviene en cada caso particular y eso puede provocar sustos en la factura de la luz o peor aún, sin saberlo, pagar más de lo que necesitamos durante mucho tiempo.

La potencia está directamente relacionada con una serie de factores a tener en cuenta, las cuáles influirán  de forma crucial en la necesidad de contratar más o menos cantidad de la misma. Entre otros, debemos de apreciar los siguientes aspectos: 

Aparatos electrónicos

La potencia adecuada y óptima que debemos contratar estará estrechamente ligada con los aparatos eléctricos que tengamos en la instalación de nuestra casa o centro de trabajo en caso de empresas.

Esta relación es fundamental, y por tanto es importante ser conscientes de cuántos aparatos disponemos y de cómo gastan los mismos. Existen profesionales que hacen adecuados estudios de potencia en los que calculan y asesoran sobre la potencia que necesitamos, pudiendo ser unos grandes aliados para el asesoramiento en este tema.

Hábitos de consumo

La potencia que necesitamos también dependerá de los hábitos de consumo. El momento, la forma en el que se utilizan los aparatos electrónicos, y las horas de su consumo. Hay que tener en cuenta por ejemplo que dependiendo del número de miembros de una familia o del sector en el que se desarrolle una empresa, éstos hábitos serán unos u otros, y pueden marcar necesidades de potencia diferentes. Es destacable también que tras la crisis del Coronavirus, se ha potenciado el teletrabajo en los hogares y por tanto, el hábito de consumo ha sufrido unos importantes cambios en no sólo las horas de consumo, sino en su duración, haciéndola más extensa.

Época del año

Está claro que en unas Estaciones se consume más que en otras, y por ello, se convierte en otro factor importante a la hora de escoger potencias a contratar. Si nuestra empresa tiene más actividad en los meses de más consumo, debemos tenerlo en cuenta a la hora de firmar un contrato de luz. En el ámbito familiar, como pasamos más tiempo de casa en la época fría, es lógico que la potencia contratada deberá ser la suficiente para cubrir las necesidades de dicha época. O en verano con aparatos que consumen mucho como el aire acondicionado.

En definitiva, es muy importante tener claro que existen diferentes factores que pueden ser claves para saber la potencia a contratar, y si los analizamos, tendremos una fuente de información importante para valorar la que se necesita y así contratar en función de necesidades y no pagar excesos innecesarios. Poder ahorrar está en nuestra mano, y si no poseemos suficiente tiempo o conocimiento para ello, siempre está la posibilidad de consultar con empresas asesoras especializadas, agentes energéticos que pueden ayudarnos con un estudio específico, a elegir bien qué potencia nos conviene contratar.

Así que nos toca hacernos a todos la siguiente pregunta: ¿Es posible que tengamos más potencia contratada de la que necesitamos?

 

Actualizado el