¿Cuál es la mejor eficiencia energética en electrodomésticos?

xzscv

La eficiencia energética en los electrodomésticos se conoce como la capacidad que estos presentan para realizar sus funciones con el menor consumo de energía posible. Se resume en que cuanto menos energía gasta, más eficiente es el electrodoméstico.

Para conocer este dato, es fundamental que el electrodoméstico en cuestión disponga de una etiqueta informativa, la etiqueta de eficiencia energética.

Por ejemplo, en caso de querer tener mayor eficiencia energética en la vivienda con radiadores eléctricos, se recomienda escoger el radiador de bajo consumo, para disfrutar del máximo confort en la vivienda sin recibir elevados gastos en las facturas de la luz.

El etiquetado de eficiencia energética en los electrodomésticos

Desde el 1 de marzo de este año, 2021, ya es obligatorio que los electrodomésticos dispongan de la nueva escala del etiquetado de eficiencia energética es de obligado cumplimiento para los electrodomésticos.

Muchas de las personas que han comprado en este intervalo de tiempo un radiador, lavadora, pantallas de televisores, etc. , ya han podido ver en el propio embalaje la nueva etiqueta de eficiencia energética.

El nuevo etiquetado energético

Anteriormente el etiquetado de eficiencia energética en electrodomésticos tenía una calificación comprendida de la A + , A ++ y A +++ , hasta la letra “G”. Los consumidores con ello sabían que la “A” es la más ecológica y la “G” la que menos, pero existía aún mucha confusión teniendo en cuenta que existían tres tipos de calificación “A”.

Este nuevo etiquetado seguirá con su objetivo principal de las mejoras tecnológicas en eficiencia energética. Se comenzará con la revisión cuando el 30% de los productos que se encuentran en el mercado comunitario reciban la máxima clasificación (A) o siempre y cuando el 50% estén entre las franjas A y B.

Las nuevas correspondencias son:

Aquellos electrodomésticos que tenían la calificación energética de clase A + + +, corresponderá actualmente a la clase B. Y dependiendo del electrodoméstico, el etiquetado no solo informa de su eficiencia, sino que aportan información adicional sobre el agua utilizada por ciclo de lavado, e incluso el ruido que produce en db, entre otros.

Además, deben incluir el código QR, para facilitar a los usuarios esa información adicional del electrodoméstico.

En caso de los radiadores eléctricos, la mejor alternativa es siempre acudir a aquellos radiadores de bajo consumo. Un factor a tener en cuenta cuando quieres tener un radiador, es que estos deben llevar una etiqueta de eficiencia que informe realmente de su consumo.

Deberás fijarte que en las etiquetas reflejan: La transmisión de calor, pueden ser por conducción, convección y radiación, y el tipo de radiador, pues existen: radiadores secos, radiadores de aceite, convectores forzados, placas radiantes,etc.

Algunas pautas y conceptos a tener en cuenta a la hora de elegir un radiador eléctrico

A de tenerse en cuenta, a la hora de escoger un radiador eléctrico los siguientes conceptos:

La inercia térmica, ello hace referencia a la cantidad de calor que puede conservar un cuerpo y a qué velocidad proporciona y conserva el calor.

Cuando los radiadores se conectan a la corriente, empiezan a calentar y gracias a este fenómeno, normalmente tardan un tiempo en conseguir alcanzar la temperatura seleccionada.

Y finalmente las nuevas tarifas, es otro aspecto esencial a tener en cuenta, pues actualmente el sector energético ha realizado una serie de cambios en sus tarifas y precios, que hacen que el abuso de un electrodoméstico o la conexión del mismo encarezca las facturas de la luz, si no se tiene en cuenta los horarios más económicos.

Actualizado el