Crea tu estudio de grabación casero

Si tienes decidido que vas a dedicarte al mundo de la música, sin duda montar tu propio estudio de grabación en casa es una de las mejores inversiones que puedes hacer. Eso sí, hay ciertas claves que debes tener en cuenta para sacarle el mayor partido. ¡Te lo contamos!

Primero necesitamos definir las cuatro fases principales del proceso de producción musical. Esto son: grabación, edición, mezcla y masterización. En nuestro estudio de grabación casero tendremos que poder llevar a cabo estas 4 fases.

Las herramientas imprescindibles en un estudio de grabación son: interfaz de audio, microfonía, monitores de escucha (altavoces de campo cercano y auriculares), cableado, máquina de control y almacenamiento de datos (un ordenador PC / portátil) y, software de edición multi-pistas.

¿Por qué es tan importante un interfaz de audio?

En nuestro estudio de grabación casero la interfaz de audio será el sustituto de la mesa de mezclas. Es como la tarjeta de sonido del ordenador. Pero es más que eso, porque en una interfaz de audio podremos conectar fuentes de sonido de uso profesional. Nos referimos a micrófonos, instrumentos (guitarra, bajo, teclados), monitores de escucha, etc.

Sabiendo cómo vamos a trabajar podremos elegir adecuadamente nuestra interfaz de audio.

Microfonía

Para la fase de grabación necesitarás usar algún micrófono para grabar voces, pero también para grabar guitarras eléctricas a través de un amplificador. Incluso para grabar instrumentos acústicos como percusión, una guitarra clásica o acústica, etc.

Hay muchos tipos de micrófonos pero lo mínimo recomendable es tener 1 de condensador de membrana grande, y 1 dinámico. Usarás el micrófono de condensador para grabar voces principalmente. Necesitarás un micrófono dinámico para grabar amplificadores de gran volumen u otros instrumentos.

La combinación de estos 2 tipos de micrófono te dará la posibilidad de tener varias formas de grabar. Por lo tanto, tu estudio de grabación casero será más versátil.

Monitores de escucha (altavoces de campo cercano y auriculares)

Un elemento imprescindible para nuestro estudio son unos monitores de escucha de cierta calidad para poder hacer el seguimiento del proceso de grabación y entender el resultado posterior.

Gracias al monitor de escucha podremos supervisar nuestro trabajo y rectificar a tiempo si encontramos algún error. Obviamente, mientras estamos grabando el sonido que sale del monitor lo escucharemos a través de unos auriculares para evitar que los micrófonos graben también el sonido de los monitores.

En cambio, cuando estemos trabajando en la fase de mezcla los monitores nos ayudarán a escuchar las diferentes pistas que hemos grabado en su conjunto y trabajar así sobre la producción final.

Cableado

Es muy importante a la hora de comprar el cableado tener claro qué elementos van a existir en tu estudio de grabación casero. Necesitarás un cable por cada elemento: micrófonos, instrumentos, altavoz de monitoreo, interfaz de audio...

Estudio bien cómo de largos deben ser, siempre teniendo en mente, que mejor que sobre que no que falte. Los cables deben reposar en el suelo, no nos interesa tener un cable que haya cables colgando en el aire o tirantes.

Como músico, una de las cosas que más pueden beneficiarte y potenciar tu desarrollo, es contar con un espacio en el que plasmar tus ideas y dar rienda suelta a tu creatividad. Ése lugar es el estudio de grabación.

Si después de leer este artículo sigues teniendo dudas siempre puedes asesorarte en tu tienda de instrumentos musicales más cercana. Allí encontrarás todo el material que necesitas para diseñar tu estudio y grandes profesionales que te ayudarán a elegir la mejor opción que se adapte a tus necesidades.

Envia tu factura