Instalación eléctrica en baja, media y alta tensión

Instalación eléctrica
Instalaciones eléctricas

En alguna ocasión habrás oído las expresiones baja, media o alta tensión. Igual de probable es que, aunque lo hayas oído, no sepas bien a qué se refiere o cuáles son las diferencias entre ellas.

¿Qué es la tensión eléctrica?

La tensión eléctrica o diferencia de potencial es una magnitud física que cuantifica la diferencia de potencial eléctrico entre dos puntos. Es decir, es el voltaje con que la electricidad pasa de un cuerpo a otro, por eso comúnmente se le denomina voltaje y su unidad de medida es el voltio.

De forma oficial, y según la RAE, se definiría como el voltaje con que se realiza una transmisión de energía eléctrica.

De esta forma, si dos puntos con diferente potencial se unen a través de un conductor, se va a producir un flujo de electrones. El punto con mayor potencial cederá parte de su carga al de menor potencial a través del conductor, hasta que ambos igualen su potencial eléctrico. Este traslado de cargas es lo que se conoce como corriente eléctrica. Esta corriente eléctrica se diferencia, en función del voltaje, entre baja, media y alta tensión.

Baja tensión

  • Distribuye o genera energía eléctrica para consumo propio.
  • Es receptora de corriente alterna igual o inferior a 1 kV (1 000 voltios).
  • Es receptora de corriente continua igual o inferior a 1,5 kV (1 500 voltios).

La electricidad de pequeños consumidores (tarifas 2.0 o 2.1), como viviendas o alumbrado público, son baja tensión.

Media tensión

Se considera media tensión cuando la instalación eléctrica consta de tensión nominal entre 1 kV (1 000 voltios) y 36 kV (36 000 voltios).

La electricidad de grandes consumidores (tarifas 3.1 o 6.1), como hospitales, aeropuertos o industria, son media tensión. También se encuentra en la generación y distribución de energía eléctrica.

Alta tensión

  • Categoría Especial cuando: la tensión nominal es igual o superior a 220 kV; o las tensiones normalizadas son entre 220 y 240 kV. La Red de Transporte de electricidad es de este tipo.
  • Primera Categoría: la tensión nominal es superior a 66 kV e inferior a 220 kV; o las tensiones normalizadas son 110 kV, 132 kV y 150 kV.
  • Segunda Categoría:la tensión nominal es superior a 30 kV e igual o inferior a 66 kV; o las tensiones normalizadas son 45 kV y 66 kV.
  • Tercera Categoría: es lo que se denomina media tensión.

Según el reglamento, se considera instalaciones de alta tensión eléctrica aquellas que generen, transporten, transformen, distribuyan o utilicen energías eléctricas con tensiones superiores a los 1.000 V de valor nominal.

Instalación eléctrica en baja tensión

Se consideran instalaciones de baja tensión eléctrica aquellas que distribuyan o generen energías eléctricas para consumo propio y a las receptoras, en los siguientes límites de tensiones eléctricas nominales:

  • Corrientes eléctricas alternas: igual o inferior a 1000 voltios.
  • Corrientes eléctricas contínuas: igual o inferior a 1500 voltios.

Para verlo de forma sencilla, las instalaciones de baja tensión serán las de todo tipo de inmuebles, como puede ser un local o vivienda. De ahí que los certificados sobre instalaciones eléctricas en este tipo de inmueble se denominen de baja tensión.

Subestación eléctrica de alta y media tensión

Consiste en un conjunto de instalaciones empleadas para transformar la tensión de las energía eléctrica. Esto se debe a que la tensión de la energía debe variar desde la de alta tensión a la de baja para que pueda ser utilizada a nivel de inmuebles.

Se suelen ubicar cerca de las centrales eléctricas para elevar el voltaje de salida de sus generadores de tensión. En las cercanías de las poblaciones y los consumidores, se encuentran las instalaciones con subestaciones eléctricas reductoras que se utilizan para bajar el nivel del voltaje de tensión a niveles aptos para su utilización, es lo que se denomina baja tensión eléctrica.

Etapas del sistema de transporte eléctrico

  • Generación: La energía eléctrica se genera en las Centrales Eléctricas. El hecho de que la electricidad, a nivel industrial, no pueda ser almacenada y deba consumirse en el momento en que se produce, obliga a disponer de capacidades de producción con potencias elevadas de tensión, para hacer frente a las puntas de consumo con flexibilidad de funcionamiento para adaptarse a la demanda de electricidad.
  • Transporte: Enlaza las centrales con los puntos de utilización de energía eléctrica. Están interconectadas entre sí con estructura de forma mallada, de manera que puedan transportar electricidad entre puntos muy alejados, en cualquier sentido y con las menores pérdidas posibles.
  • Distribución: Desde las instalaciones con subestaciones eléctricas, ubicadas cerca de las áreas de consumo, el servicio eléctrico es responsabilidad de la compañía distribuidora.