Cómo mejorar el aislamiento térmico de una casa

Ahora que tenemos la oportunidad de desembolsar solamente por aquella energía que consumamos ¿por qué no procurar consumir lo mínimo?

El aislamiento térmico tiene que ver con el bienestar que experimentamos dentro de una casa , influye en la conservación de la temperatura y en el requerimiento de energía que se genera en las mismas.Un hogar con un aislamiento escaso precisara más calefacción en invierno o mas aire acondicionado en épocas de más calor, para lograr cierto grado de confort. Pero además de incrementar la demanda, el inconveniente está en que esa energía producida no se conserva, desaparece a través de paredes, rendijas, cristales,…

A no ser que el edificio sea de nueva construcción o se haya acometido una rehabilitación energética, el aislamiento térmico de nuestros edificios es deficitario.

Reduce tus facturas de energía con el aislamiento térmico

Para conseguir el ahorro energético y el aislamiento térmico en una casa, tan solo basta con llevar a cabo unas pautas básicas y sobre todo tener conocimiento de ello para aplicarlo con el paso del tiempo.

PÉRDIDA DE ENERGÍA

En importancia con las particularidades de los elementos, de la estructura y de la envolvente de un inmueble se genera una evidente pérdida de energía, que en un inicio son: por transmisión de calor, y por ventilación y permeabilidad al aire.

Si te da la sensación que tu vivienda está fría a pesar de aumentar el termostato de la calefacción, tendrás que revisar los siguientes puntos por donde, indudablemente, se está saliendo el calor. Podrás aminorar hasta un 50% el coste en electricidad y gas.

  • Techo: se suele perder una media del 22% al 26% de la energía
  • Paredes: la pérdida es de un 24% al 28% de la energía
  • Ventanas: el promedio está en un 20 y un 24%
  • Suelo: Es donde menos pérdida tiene pero alcanza un 10 y un 16%

AISLA LAS VENTANAS

Una ventana de calidad coopera para establecer un ambiente beneficioso dentro del domicilio.

El cometido principal de las ventanas es aislar el hogar de las temperaturas del exterior. Para ello las ventanas tienen que pasar unas comprobaciones donde nos aseguran que reúnen todas las condiciones fundamentales: permeabilidad al aire, la estanqueidad al agua y la resistencia al viento.

Unas ventanas aislantes provocan confort y pueden ahorrar hasta un 80% en el coste de calefacción y aire acondicionado, un ahorro que percibiremos cada mes con la rebaja de nuestro recibo eléctrico.

CONTROLA LAS PEQUEÑAS FUGAS

Una circunstancia importante que tenemos que tener en cuenta es la pérdida de energía de nuestros hogares mediante las infiltraciones de aire. Una infiltración es el flujo de aire que entra en una habitación mediante las rendijas, puertas u otras aberturas.

Hay diferentes modos de sellar las grietas o los huecos por donde pueda penetrar el frío. Por ejemplo, instalar empaquetaduras de goma detrás de los enchufes y los interruptores o usar un sellador de espuma para tapar las grietas más grandes en torno a las ventanas, rodapié o cualquier otro punto de fuga. La hermeticidad es un aspecto primordial en el confort térmico ya que para tener una vivienda con una temperatura regular es preciso el control de las infiltraciones.

REVALORIZA LA VIVIENDA

La instalación de aislamiento térmico en una casa revaloriza al momento el hogar.

Aislar térmicamente una vivienda es un gasto. Pero logramos recuperarlo en unos años y si pretendemos vender la casa en alguna ocasión, implica un aumento del coste final.

Confiamos en que te resulten beneficiosos nuestros consejos y que puedas llevarlos a cabo en tu vivienda.

Si necesitas gestionar reformas integrales en Madrid no dude en ponerse en contacto con nosotros.Le proporcionamos presupuesto y le informamos gratuitamente. Le ofrecemos un servicio integral desde el principio hasta el final de la reforma. Nuestra empresa tramita reformas completas en Madrid y alrededores.

Actualizado el