Construcción con la técnica tierra-paja

Tierra-paja

El mundo de la construcción de viviendas de obra nueva cada vez está más concienciado acerca de la sostenibilidad y la eficiencia energética. Por ello, se buscan sistemas de construcción sostenibles, como la técnica de tierra-paja. Las viviendas construidas con este tipo de técnica llevan más paja en la parte que da al exterior (aumentando así el aislamiento) y más tierra en la parte interior (aprovechando la mayor inercia térmica de este material y aumentando los tiempos de temperatura estable).

Construcción en tierra-paja

La paja usada en la construcción puede formar parte de muros, suelos y cubiertas, aplicando diferentes diseños y sistemas constructivos. Seguro que, al pensar en una casa de paja o tierra piensas en los ejemplos de las viviendas antiguas, pero nada más lejos de la realidad. La construcción en paja es una técnica ecológica y sostenible, que se puede complementar con otras técnicas constructivas y otros materiales, como la tierra.

Propiedades térmicas y acústicas

La paja es un material que, gracias a sus propiedades térmicas, es muy recomendable para usarla como aislamiento térmico. Además también actúa como aislamiento acústico.

Por otro lado, como hemos comentado, la tierra posee una gran inercia térmica, por lo que nos asegurará una temperatura más estable en el interior de nuestra vivienda.

Estanqueidad y protección frente a la humedad

Los muros de paja se revisten con revoco de tierra o de tierra arcillosa, debido a sus propiedades naturales: es transpirable y regula la humedad, ya que permite que el muro transpire absorbiendo y eliminando la humedad que pueda contener.

Resistencia al fuego

Los muros que se construyen con paja se revocan con mortero, lo que aumenta el tiempo que resisten al fuego.

Por otro lado, se usan fardos de paja prensada para construir estos muros, en los que la escasez de oxígeno dificulta que el muro se queme.

Resistencia estructural

En este tipo de sistema estructural, el propio muro de balas de paja absorbe y reparte las cargas, además de su propio peso. No requiriendo de otros elementos para soportar el peso de la cubierta.

Rápidamente renovable

La paja es un material rápidamente renovable, puesto que su tiempo de crecimiento y maduración es corto. Es una agro-fibra que sobra al recolectar el trigo y que se usa como material para la construcción, como pueden ser también el cáñamo o el lino. Los materiales renovables son aquellos materiales que se obtienen de plantas cuyo período de crecimiento o cosecha es como máximo de 10 años, por lo que requieren menos tierra para su producción, y menos tiempo de mantenimiento.

La paja es un material biológico producto de plantaciones agrícolas, que, al mojarse, se descompone, por lo que los muros de paja, pueden deteriorarse e incluso pudrirse si no se realiza el mantenimiento necesario, o no se aplica el diseño y método adecuado de construcción, que resuelva las limitaciones de la paja como material constructivo, como puede ser el uso de tierra para el interior.

Actualizado el