¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Consejos para mantener una buena salud

salud3

Con la pandemia de la COVID-19 nos hemos dado cuenta de lo importante que es la salud y cuidado. Por ello, en este artículo vamos a hablar de los mejores consejos para cuidar de tu salud y mantenerte sano.

Hábitos para estar sanos

Para mantener una buena salud y la mayor calidad de vida posible durante muchos años, es necesario desarrollar cada día un conjunto de hábitos saludables que nos ayuden a disfrutar al máximo de este estado físico, mental y social.

Esto requiere, entre otras sugerencias, de lo siguiente:

● Seguir una dieta variada y equilibrada, que aporte a nuestro organismo los nutrientes y calorías que necesita para mantenerse sano.

● Hidratarse regularmente y beber mucha agua.

● Dormir suficientes horas

● Realizar actividad física regular.

● Beber alcohol con moderación y evite fumar.

Aún así, según datos del CIS, sólo el 29,3% de los españoles realiza actividad física todos los días, y la mitad de los españoles admite hacer sólo tres comidas al día (50,4%) en lugar de las cinco recomendadas por los nutricionistas.

Una buena alimentación

Llevar una dieta variada y equilibrada es una de las herramientas de prevención más eficaces. Por ejemplo, esta es la base de la dieta mediterránea, que regula el colesterol en sangre y es rica en fibra y antioxidantes, que pueden prevenir problemas cardiovasculares. Asimismo, incluye cantidades adecuadas y adecuadas de todos los nutrientes esenciales:

● Hidratos de carbono: Son la principal fuente de energía y se encuentran en la pasta, el pan, las patatas, los cereales, la pasta y el arroz. Si lo son, también son fuente de fibra.

● Proteína: Es esencial para la formación de células y tejidos corporales. Se encuentran en alimentos como la carne, el pescado, los lácteos, los frijoles, los cereales y las nueces.

● Grasas: Proporcionan ácidos grasos esenciales y energía, pero se recomienda consumirlas con moderación, ya que pueden provocar aumentos en afecciones como el colesterol o la presión arterial alta. Se encuentran en los aceites vegetales (oliva, girasol, maíz), carnes grasas, lácteos y algunos pescados, especialmente el pescado azul. También, en dulces y repostería.

El ejercicio físico

Además de promover una sensación de bienestar, la actividad física ayuda a que el corazón funcione de manera más eficiente, ayuda a regular el colesterol y la sensibilidad a la insulina, mejora el tono muscular y previene la obesidad y el sobrepeso, entre otros beneficios.

Por ello, es necesario evitar el sedentarismo, caminar de media hora a una hora al día o hacer ejercicio aeróbico tres veces por semana, como bailar, nadar o andar en bicicleta, se recomienda adelantarnos en nuestra rutina diaria o semanal. Deja algo de tiempo.

Y es que, además de hacer algo de ejercicio o actividad física, debemos esforzarnos por llevar una vida activa todos los días. Por ejemplo, se recomienda caminar en lugar de conducir o usar las escaleras en lugar del ascensor.

Normas de higiene

● Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, ya que son los principales vectores de propagación de microorganismos. Para quitarlas bien, tenemos que limpiar bien entre los dedos y debajo de las uñas. Lo más importante es que debemos hacer esto cuando, por ejemplo, después de ir al baño o estornudar.

● Dúchate una vez al día.

● Evita tocarte los ojos, la nariz o la boca para evitar "empujar" los gérmenes a nuestro cuerpo.

● Para evitar la propagación de la infección, se recomienda cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar.

● No compartir comida, vasos, cubiertos, pañuelos, etc.

● Ventile las habitaciones y otras áreas cerradas con frecuencia para evitar la concentración de microorganismos en la habitación.

● Cuando una persona se está recuperando de una enfermedad o una operación, también debe evitar los lugares cerrados y concurridos, especialmente en invierno.

Actualizado el