Consejos Para Dormir con el Aire Acondicionado

asdas

Tener un sueño de calidad, pasa por mantener una habitación acondicionada para ello. Poca luz, cero ruidos y una temperatura adecuada, te permiten dormir de la mejor manera, y el aire acondicionado te puede ayudar en ello. Así que veamos algunos consejos para dormir con el aire acondicionado.

Pasamos cerca de un tercio de nuestro tiempo de vida, durmiendo. Es algo de lo que nadie escapa. Tan necesario para tu funcionamiento como el acto de comer, el acto de dormir forma parte de nuestra rutina, y debes hacer todo el esfuerzo para que sea reparador y placentero.

Consejos Para Dormir con el Aire Acondicionado

Tener un aire acondicionado que te garantice una buena temperatura, es primordial. Por ello, debes hacerte de un equipo de estos si aún no lo tienes, sobre todo para los días de verano. Y si ya lo tienes, debes usarlo con consciencia para ahorrar energía y alargar su vida útil.

Los siguientes consejos, además de garantizarte un sueño de calidad, también permitirán un mejor consumo eléctrico y una mayor durabilidad del equipo.

1. Adecúa la temperatura óptima

El aire acondicionado, por sí solo, puede controlar una temperatura óptima de una estancia o habitación. Pero para que esto pase, debes ajustar una temperatura de referencia en el equipo.

La temperatura ideal debe estar entre los 21ºC y los 24ºC, esto es referencial, lo que comúnmente se llama “Temperatura de Confort”. Para algunos será más bajo, y para otros será un poco más alto, pero en términos generales, estas son las temperaturas de referencia.

Prueba cual temperatura es la ideal para ti. Una que te permita dormir toda la noche sin necesidad de pararte a apagar el equipo de madrugada.

2. Usa una función o programa previsto para la noche

Dependiendo del tipo de aire acondicionado, la marca y de sus funciones integradas, tu equipo puede tener un “Modo Nocturno”, “Modo Económico”, “Modo Noche”, “Modo Sleep”, etc.

Todos estos modos están orientados para su uso a la hora de dormir. El aparato de forma automática mantendrá una temperatura acorde para dormir, evitando variaciones y haciendo el menor ruido posible.

Si la temperatura en la habitación se mantiene sin variaciones cercana a la temperatura de referencia, la sensación es mucho más agradable y el dormir es más placentero.

3. Usa el temporizador para encender y apagar el equipo

Si eres de los que te acuestas y te paras a una hora específica todos los días, podrás usar sin problemas el temporizador. Por ejemplo, puedes programar el equipo para que se encienda 30 minutos antes de acostarte, para asegurar la mejor temperatura para dormir.

También puedes ajustarlo para que se apague 30 minutos o una hora antes de despertarte, para que el cambio de temperatura te ayude a reactivarte. Juega con estos valores, lo importante es que el equipo te ayude en el proceso.

Mucha gente lo usa para conciliar el sueño, y que se apague el equipo a las dos o tres horas. Esto también es válido, sobre todo en lugares donde el clima no es tan caluroso. Además, ahorrarás energía.

4. Evita la corriente de aire directa

No coloques la corriente de aire frio directamente a la cama, corres el riesgo de resfriarte. Lo ideal es que dejes circular la corriente de aire para que enfríe toda la habitación.

También puedes usar el movimiento automático de las rejillas difusoras, para que la corriente de aire sea más dinámica y enfríe la habitación más rápido. Esto se puede controlar, en muchos equipos se conoce como “Modo Swing” o “Modo Oscilación”.

5. Duerme con ropa holgada y cómoda

Esto ayudará a que puedas dormirte más rápido, además de sentirte mejor. Dormir con ropa suave y ligera, permite aprovechar mejor el beneficio de un ambiente controlado por tu aire acondicionado.

Conclusión

Todos estos consejos, te aseguran un mejor dormir. Además, el equipo podrá funcionar mucho mejor, ahorrando energía y dinero. No debes olvidar que debes mantenerlo limpio y al día con su mantenimiento para que puedas disfrutarlo por mucho tiempo.

Actividades como la limpieza de los filtros, la revisión del drenaje y el mantenimiento anual, debes realizarlas sin falta para no afectar la eficiencia del equipo. No todos somos iguales en el calor. Dormir con aire acondicionado es un auténtico confort para aguantar mejor el verano.

Actualizado el