Componentes de una instalación solar fotovoltaica

AnaZet

Cada componente es fundamental en la instalación, y son fundamentales a la hora de utilizar la radiación solar, captar la energía solar y convertirla en electricidad. Háganos saber cuáles son estos componentes.

1. Modulo fotovoltaico

Se encarga de convertir la energía del sol en energía eléctrica. Es el elemento principal de las instalaciones fotovoltaicas. Consiste en una combinación de múltiples paneles y proporciona la energía necesaria para la instalación. Cuanto mayor sea la demanda, se necesitarán más paneles solares. Están compuestos por celdas de silicio, que están encapsuladas y conectadas eléctricamente entre sí.

Según la tecnología de fabricación de las células, los módulos fotovoltaicos son monocristalinos, policristalinos o amorfos. Este último tipo está en desuso debido a su poca eficiencia en comparación con los otros dos.

2. Regulador de carga

Entre el panel solar (campo fotovoltaico) y la batería, encontramos el regulador de carga. Este es el vínculo entre ellos y el resto de módulos fotovoltaicos. Las agencias reguladoras son responsables de la gestión eficaz de la energía. Evitan que el sistema y la batería se sobrecarguen y evitan que se descarguen por la noche. También puede proporcionar información sobre el estado del sistema y monitorear constantemente el estado de carga de la batería, lo que ayuda a extender su vida útil. Gracias a estos módulos fotovoltaicos, nos aseguramos de que haya suficiente suministro de energía.

3. Batería o acumulador

Las baterías tienen tres funciones en las instalaciones solares fotovoltaicas:

  • Almacenar la energía durante un período de tiempo
  • Proporcionar potencia instantánea elevada
  • Fijar la tensión de trabajo de la instalación.

Una vez regulada la potencia del panel, ingresa a la batería. La energía del sol no llega de manera uniforme, sino que depende de la hora del día, la estación del año o el cielo nublado en un momento específico. Por ello, es necesario utilizar un sistema que pueda almacenar esta energía para poder utilizarla cuando no llega la radiación solar, como pilas o acumuladores. Con la ayuda de un regulador de carga, la batería se puede cargar con la energía eléctrica generada por el panel solar.

4. Inversor

El elemento básico en las instalaciones solares fotovoltaicas. El inversor se encarga de convertir la corriente continua en corriente alterna o corriente regular, que debe ser igual a la corriente de la red. Es decir, la energía recogida por el panel solar se convierte en energía eléctrica. Si no se utiliza para inversores, no podremos utilizar la energía generada por el panel. Una vez que la energía es convertida por el inversor, podemos utilizarla, volcarla a la red o almacenarla en una batería. Las siguientes son las principales características de los inversores solares:

  • Alta eficiencia
  • Consumo bajo cuando no hay cargas conectadas
  • Alta fiabilidad
  • Seguridad y protección contra cortocircuitos
  • Buena regulación de la tensión y de la frecuencia de salida

5. Soportes

Estos componentes solo tienen una función fija. Son elementos pasivos. El soporte fija el panel solar en una posición fija que sobresale hacia el sur. Estos soportes deben ser estables, fuertes y duraderos para soportar el desgaste causado por el aire libre: clima, viento, nieve, lluvia, etc.

Otros componentes fotovoltaicos

Los microinversores y optimizadores de potencia son otros componentes solares que podemos necesitar en instalaciones solares fotovoltaicas. El primero se instala detrás del panel solar para convertir la corriente continua del panel solar en corriente alterna. Su tamaño es diferente al del inversor, que es mucho más pequeño, y el inversor funciona por separado en cada placa. Se puede decir que se trata de un pequeño grupo de inversores individuales en cada grupo. El optimizador también puede funcionar en cada panel solar de forma individual, pero en lugar de convertir la energía de CC como un microinversor, optimiza y maximiza la corriente antes de enviarla al inversor central.

Con estos elementos, logramos tener un mayor rendimiento y una monitorización individual de los paneles. No obstante, tanto los microinversores como los optimizadores de potencia no son imprescindibles en una instalación fotovoltaica.

Actualizado el