Comparativa aerotermia vs caldera de gas

Aerotermia

¿Cómo funciona la aerotermia?

Los equipos de aerotermia se encargan de utilizar la energía del aire, gracias a su sistema de bombas, que permite generar en invierno calefacción, en verano refrigeración y agua caliente sanitaria durante todo el año.

Es una fuente de energía muy eficiente y renovable que se encarga de la climatización nuestros hogares y edificios a través de los radiadores o suelos radiantes, además de poder climatizar determinadas zonas como piscinas, que, según las dimensiones, puede ser únicamente de unos pocos euros gracias al sistema de bombas de calor de la aerotermia.

Su característica más interesante es que es capaz de transformar 1kW/h de electricidad en 4 kW/h de calor o energía térmica.

¿Cómo funciona una caldera de gas? 

Su funcionamiento es básicamente la combustión del gas, donde una vez caliente, el vapor que se crea se encarga de calentar el agua, y esta a su vez es llevada hasta los distintos sistemas de climatización como radiadores o suelos radiantes.

Eficiencia:

La aerotermia es un método mucho más eficiente que cualquier tipo de caldera, en este caso, de gas, ya que es capaz de transformar 1kW/h de energía en 4 kW/h de calor, como hemos comentado antes.

Una caldera de gas es mucho más ineficiente, por un 1kW/h de energía, apenas es capaz de producir 1kW/h de calor, solamente produce 0,9kW/h.

Por lo tanto, la aerotermia es capaz de producir un 75% más de calor con la misma energía que una caldera de gas.

Esto se ve muy bien reflejado en los consumos anuales, el gasto anual de una caldera de gas ronda los 900 euros al año para una vivienda estándar, en cambio, mediante la instalación de la aerotermia, esto se puede ver rebajado hasta los 500 euros anuales.

Precio:

En cuanto al precio, una caldera de gas sale más barata a corto plazo, una instalación rondaría entre los 1110 euros y los 2500 euros, dependiendo la capacidad de climatización que necesite una vivienda o edificio.

La aerotermia es un método más caro de obtención de calor a corto plazo, sin embargo, a largo plazo, es muchísimo más eficiente. Su instalación rondaría entre los 1600 euros y los 12000, dependiendo, de las dimensiones de la instalación y las necesidades de las personas.

Sostenibilidad:

En cuanto a la emisión de gases nocivos, las calderas de gas generan compuestos y emisiones contaminantes debido a su funcionamiento. Al realizar la combustión del gas, genera C02 o NOx

En cambio, la aerotermia, al utilizar bombas de calor, no genera ningún tipo de combustión, por lo tanto, es un sistema muy respetuoso con el medio ambiente.

Vida útil y mantenimiento:

En cuanto a la vida útil de una caldera de gas, esta ronda los 10-15 años, aunque en algunos casos, puede ser mucho menor.

La aerotermia, por el contrario, es un sistema que puede durar entre 20 y 25 años, es decir, su vida es puede llegar a ser más del doble que una caldera de gas.

Por último, el mantenimiento de una caldera de gas es más caro e intenso. Primero hay que revisar las instalaciones de gas cada 4-5 años que varía dependiendo del tipo de gas y la comunidad. Además, tiene dos gastos, el gasto de gestión y de la inspección. El mantenimiento de la caldera en si debe hacerse cada año o cada dos años dependiendo de su antigüedad.

Finalmente, la aerotermia, su mantenimiento es muy similar a un equipo de aire acondicionado, únicamente será necesario limpiar los filtros y el sistema hidráulico. La periodicidad depende de la potencia, si tiene menos de 12kW (más habitual) cada 4 años, si es mas de 12kW cada dos años.

En resumen, se observa que a corto plazo una caldera de gas es más económica, sin embargo, si se piensa el futuro, la instalación de un equipo de aerotermia puede ser muchísimo más beneficioso que cualquier otro sistema de climatización, y más aún con una instalación de energía solar fotovoltaica, que reduciría en mayor medida cualquier factura eléctrica que llegase, accediendo a un autoconsumo energético muy alto.

 

Actualizado el