Cómo ser diseñador web freelance | Formación y Emprendimiento

como ser diseñador web

En la actualidad hay muchas maneras de aprender diseño web. Sin embargo, ninguna de ellas es lo bastante rápida y actualizada como para asegurar una inmediata inserción laboral. O mejor dicho: ninguna de las que habrás conocido hasta ahora lo es. Por ello en este artículo te contamos cómo ser diseñador web en apenas 3 meses, aprendiendo lo que de verdad demanda el mercado y las empresas en sus proyectos.

Queda claro que si quieres dedicarte a diseñar webs, necesitas leer este artículo. Pero si además te gustaría trabajar para tus propios clientes para conseguir mayores ingresos y organizarte a tu manera, aquí también encontrarás la información que buscas.
 

Cómo ser diseñador web: mejores opciones de formación

La respuesta a cómo ser diseñador web consta de dos fases. La primera es aprender todo lo necesario para desenvolverte en el entorno web y poder afrontar peticiones de clientes. A continuación te mostramos las 3 mejores opciones formativas para aprender a diseñar páginas web de forma rápida, eficiente y económica.

Profesores particulares para montar una web desde cero

La mayoría de la gente solo contempla estudiar un máster o un curso homologado para aprender diseño web. Pero estas opciones tienen muchas desventajas. Son formaciones más caras, más lentas y no te preparan para el mundo laboral.

Frente a estas formaciones, la alternativa de contratar a un profesor o varios profesores particulares es muy interesante por varias razones. La primera es la más evidente: vas a recibir una atención en exclusiva y personalizada. De esta manera podrás resolver dudas al instante y reforzar los conocimientos que te enseñen con las consultas que les hagas. 

En segundo lugar, aprender diseño web con profesores particulares es una muy buena manera de interiorizar y fijar el aprendizaje a través de la práctica. Para ello, eso sí, tendrás que dar con profesores que tengan experiencia en la creación de páginas web desde cero en proyectos profesionales. 

La mejor manera de aprender a diseñar tus propias webs es que tu profesor te haga “de asesor o mentor” mientras tú mismo la haces. Probablemente necesitarás que él te enseñe primero lo básico para empezar. Pero inmediatamente después tendrás la posibilidad de crear una web y que él te supervise y te corrija todos los errores que cometas.

Recurrir a profesores particulares, si das con los adecuados, te permite aprender a diseñar tu propia web en un tiempo muy reducido. Probablemente no necesites más de 6 o 7 clases para aprender la base. Y otras 5 o 6 para seguir profundizando en cosas más técnicas. Un lote de clases de este tipo, teniendo en cuenta la horquilla de precios de los profesores que se ofrecen en el mercado, te puede costar en torno a 200 o 300 euros.

Por otro lado, los profesores particulares tienen la ventaja de que puedes contratar a tantos como desees e ir probando. De unos aprenderás unas cosas y de otros otras. De esta manera también podrás contrastar lo aprendido con segundos y terceros profesores y seguir mejorando continuamente.

Otro de los beneficios de este tipo de formación es que aprenderás cuáles son las mejores herramientas para construir, configurar y hacer mantenimiento de las webs, ya que verás de primera mano cuáles son las herramientas que utilizan los profesores de diseño web. Del mismo modo, estos profesionales te darán los recursos y fuentes de información necesarios para poder reforzar los conocimientos por tu cuenta y encontrar la solución a los problemas que te vayan surgiendo.

La desventaja de contratar profesores particulares es que nunca puedes saber con certeza si el que contrates será el especialista que buscas y si te servirá para aprender lo que quieres. Pero se trata de una opción que, en caso de salir bien, trae excelentes resultados porque es una formación 100% a medida. Tú eliges lo que quieres saber en todo momento.

Colaborar con un diseñador web para crear un proyecto conjunto

Otra opción que nadie se plantea a priori consiste en crear un proyecto junto a un diseñador web y acordar un aprendizaje mutuo.  Igual que tú te preguntas “cómo ser diseñador web”, hay profesionales de diseño web que se preguntan “cómo ser diseñador multimedia” o “cómo aprender marketing”. 
Hay muchos diseñadores web que no solo necesitan aprender nuevos conocimientos, sino que además lo están buscando. Si tú eres experto en una materia complementaria a la creación de webs, es muy probable que algunos de estos profesionales estén interesados en aprender de ti. Es así como se puede llegar a un acuerdo que puede materializarse en un intercambio formativo.

En todo caso, la opción ideal en este caso es colaborar para construir un proyecto desde cero. Pero con una condición: uno será partícipe de todo lo que haga el otro, y viceversa. De este modo, en el proceso de trabajo de ambos, el que sea el “alumno” en cada caso puede ver de primera mano cómo se hacen las cosas. Incluso puede llegar el momento en el que se intercambien los roles (aunque inicialmente se ralenticen las tareas) para que cada uno aplique lo que está aprendiendo.

Las ventajas más importantes de esta práctica son principalmente dos. En primer lugar, que es gratuito. Al tratarse de un intercambio, el único “coste” para ti va a ser el tiempo que inviertas en aplicar tus habilidades y enseñárselas a tu colaborador. Y por otro lado, la cantidad de conocimiento que vas a aprender en muy poco tiempo. Al trabajar codo con codo con un profesional del diseño web, adquirirás conocimientos prácticos extremadamente útiles y una metodología de trabajo concreta.

Algunas áreas en las que los diseñadores web están interesados son: marketing, diseño UX, redacción de contenidos, comunicación corporativa, diseño gráfico o multimedia, branding, creación de negocio, diseño de producto, programación avanzada, etc.

Estos intercambios no son fáciles de encontrar, pero en caso de hacerlo son una de las formas más útiles de aprender mucho en muy poco tiempo. Para realizar un acuerdo de este tipo puedes recurrir a diseñadores web que sean contactos, amigos, proveedores o a los propios profesores particulares con los que hayas trabajado.

Estudiar un curso a medida con unos objetivos bien definidos

Si te resulta difícil dar con los profesores por tu cuenta o encontrar alguien con quien colaborar, la mejor opción es estudiar un curso de inmersión 100% práctica. 

Entre la enorme oferta de cursos y másteres que existen en el mercado, nosotros te recomendamos el de Fitmarketing Academy. Se trata de un curso enfocado a formar profesionales de diseño web a través de un programa 100% práctico orientado a la realización de proyectos reales.

El objetivo del curso es impartir las materias esenciales para que alguien sea capaz de crear una web desde cero. De este modo se reducen las horas de clase respecto a otros cursos y másteres que se dispersan enseñando cosas sin aplicación práctica. 

Además, los diseñadores web procedentes de la formación de Fitmarketing integran conocimientos en marketing digital. Esta parte es de gran valor para los clientes de diseño web. El motivo es que estos no buscan únicamente a alguien que les haga la web, sino a alguien que además la diseñe de forma óptima y funcional para vender o aumentar la reputación de la marca.

Cómo conseguir clientes de diseño web

La segunda parte después de haberte formado es encontrar trabajo rápidamente. Y no siempre es fácil cuando no tienes experiencia previa. El típico bucle de “no me contratan porque no tengo experiencia y no tengo experiencia porque no me contratan”.

Por ello, nosotros te planteamos una alternativa: emprender como profesional freelance. Y tú te preguntarás… ¿Cómo consigo clientes si nunca he trabajado de diseñador web y no sé cómo buscarlos? ¡Te lo explicamos!

Actualmente existen multitud de canales y plataformas en los que puedes comunicar y promocionar tus servicios de forma totalmente gratuita. Si quieres saber cómo ser diseñador web profesional debes conocer las siguientes alternativas:

Plataformas de empleo freelance

Las plataformas de empleo freelance con más oportunidades para diseñadores web son las siguientes:

Freelancer

Se trata de una de las plataformas con mayor oferta de proyectos. Y precisamente una de las áreas con mayor cantidad de oportunidades es el diseño de páginas web. 

La búsqueda de proyectos a través de Freelancer es muy sencilla. Si estás interesado en una oferta, es tan fácil como postularte como candidato enviando una propuesta personalizada. Cuanto más atractiva sea la propuesta, más posibilidades tendrás de obtener el proyecto.

Esta plataforma está pensada sobre todo para la realización de trabajos en remoto. Por lo que es ideal para diseñadores web que quieren encontrar clientes de cualquier parte del mundo.

La comisión que se queda Freelancer por cada trabajo realizado es del 10%. 

Esta plataforma tiene dos modalidades de trabajo. La más conocida es aquella en la que el cliente publica una oferta y los freelance envían una propuesta. A continuación, el cliente evalúa los candidatos disponibles y elige el que más le convenga. 

Por otro lado, está la modalidad de los “concursos”, la cual no recomendamos por la precariedad y esfuerzo en vano que implica. En ella, el cliente publica un encargo y los freelancers lo hacen sin habérselo adjudicado antes. Tras la recepción de proyectos terminados, el cliente elige solo uno y paga solo a ese freelancer. Con lo cual, todos los demás han dedicado un tiempo muy valioso que no se transforma en recompensa.

Workana

Aunque esta plataforma se orienta al mercado latinoamericano, cada vez es más frecuente encontrar diseñadores web españoles que ofrecen sus servicios en ella. 

Los perfiles más habituales en Workana son los relacionados con diseño y desarrollo de aplicaciones y páginas web, edición de vídeo y animación, diseño gráfico e ilustración, redacción y traducción de textos y servicios de marketing.

Crear un perfil freelance en Workana es completamente gratuito. Funciona a través de una comisión sobre el trabajo realizado. De lo que cobres a tus clientes a través de la plataforma, Workana se queda con 15%.

People Per Hour

El sistema de People Per Hour está pensado para simplificar todo el proceso de gestión de trabajo freelance: desde la contratación hasta el pago.

Además de la posibilidad de presentarte a proyectos como en Freelancer o Workana, People Per Hour ofrece la opción Hourlies. En este caso, el freelancer oferta un servicio específico a un precio fijo. Estos microservicios o “paquetes” con precio cerrado pueden ser contratados por los clientes de forma directa.

Por otro lado, en esta plataforma el freelancer puede postularse de forma gratuita a 15 trabajos de forma mensual. También tiene la posibilidad de adquirir más créditos si lo ve necesario.

En cuanto a las comisiones, People Per Hour tiene la particularidad de que cobra en función de lo ingresado cada mes. Si no se llega a 280 dólares al mes, cobran un 15%. Pero si se supera esa cantidad, la comisión es de tan solo un 3,5%.

SoyFreelancer

Aunque hay mucha competencia para la oferta que hay, los proyectos suelen estar muy enfocados al diseño de web, por lo que es una opción más que interesante para encontrar trabajos una vez tengas algo de rodaje. 

El registro en la plataforma es gratuito. Ofrece sin embargo una versión de pago para usuarios que quieran contar con ciertas ventajas.

En SoyFreelance puedes crear tu portafolio online y optar a proyectos de diversas especialidades. En cualquier caso, el diseño web, el marketing digital y la programación están entre los servicios más solicitados dentro de la plataforma.

Para los clientes que desean contratar un freelancer el registro también es gratuito. La publicación de un proyecto tiene tres modalidades: Gratis, Pro y Élite. Esta última ofrece la ventaja de poder entrevistar al freelancer a través de Hangouts, ya sea antes de contratar o a la hora de trabajar dentro del proyecto.

-Plataformas de clases particulares

Uno de los motivos por lo que la gente recurre a profesores particulares de diseño web es que necesitan hacer una web. Puede ser un proyecto personal o un proyecto para un cliente. Esto provoca que en muchas ocasiones los profesores, en vez de enseñar, se acaben encargando de los proyectos de sus alumnos. 

Como consecuencia, muchos profesores usan las plataformas de clases particulares como un canal para encontrar clientes, más que alumnos. Lo que empieza como una clase magistral puede llevar posteriormente a que el alumno derive al profesor algunos proyectos de los que por el momento no se puede hacer cargo. 

Así pues, ofrecer tus servicios de profesor en portales de formación como tusclasesparticulares.com, superprof.es o classgap.com es una muy buena manera de encontrar potenciales clientes.

Redes Sociales y Redes Profesionales

Facebook y Linkedin son excelentes herramientas para encontrar posibles clientes de diseño web. Concretamente, en Facebook puedes unirte a grupos de demanda y oferta de servicios de diseño web. Este tipo de comunidades funcionan como un tablón de anuncios en el que se cuelgan cientos de ofertas al día, normalmente para proyectos o encargos pequeños.

Por su parte, Linkedin es una red estrictamente profesional. Debido a ello, las ofertas que se cuelgan suelen ser de un perfil más competitivo, orientadas a profesionales especializados. Aun así, en Linkedin encontrarás ofertas de todo tipo a las cuales tendrás la posibilidad de postularte con facilidad.

Tablones de anuncios

Otras webs menos especializadas pero con presencia de ofertas para diseñadores web son los tablones de anuncios. Algo interesante de estos portales es que probablemente las ofertas que encuentres sean de un perfil bajo, perfectas para empezar como diseñador web a tu propio ritmo y sin presiones. Los tablones de anuncios más potentes son milanuncios.com/ y tablondeanuncios.com/

¿Qué pasa si me encargan un proyecto y me surgen dudas o no sé realizarlo?

Es común que ante los primeros encargos te surjan muchas dudas sobre cómo afrontar el proyecto o sobre problemas concretos que no sabes solucionar a la primera. 

Afortunadamente, hoy en día internet está repleto de contenido enfocado a resolver dudas y problemas de cualquier ámbito en el sector digital. Y el diseño web no es una excepción.

Si aun con todo esto te preocupa no ser capaz de asumir el proyecto, no te preocupes. ¿Recuerdas la opción de los profesores particulares? Siempre puedes recurrir a ellos para consultas o incluso para que te revisen el proyecto que estás realizando. Aunque suponga un gasto, te servirá para tener satisfecho al cliente, culminar tus primeras experiencias profesionales con éxito y aprender a resolver los problemas que hasta hace poco no sabías resolver. 

De esta manera, cada vez serás más autónomo y te especializarás más en diseño web. Y en consecuencia, podrás optar a proyectos más complejos y ambiciosos, los cuales conllevarán una mayor compensación económica.

Cómo ser diseñador web freelance sin ser autónomo

Una vez consigas los clientes, te surgirá la siguiente duda… “Y si los clientes me piden factura… ¿No es necesario ser autónomo? ¿No debería pagar los impuestos y estar dado de alta en la Seguridad Social? Y con el coste que eso supone, ¿no debería tener una base de clientes fijos e ingresos estables?”.

Pues todas estas preguntas tienen fácil respuesta: NO es necesario ser autónomo para emitir una factura y trabajar por tu cuenta de forma regularizada. Existen opciones para llevar a cabo tu actividad de diseñador web freelance sin ser autónomo. Te las contamos a continuación:

Darte de alta en Hacienda para facturar

La primera opción es darte de alta tú mismo en Hacienda para poder emitir tus propias facturas por los trabajos que realizas. En este caso deberás ocuparte de tramitar el alta en el Impuesto de Actividades Económicas y realizar las declaraciones pertinentes de IVA e IRPF trimestrales y anuales.

Facturando de esta manera no necesitas darte de alta como autónomo siempre que tus ingresos sean esporádicos. Sin embargo, estas gestiones suelen ser difíciles de realizar para alguien sin conocimiento previo sobre la materia. Esto puede dar lugar a reclamaciones o sanciones por parte de Hacienda  Por este motivo, nosotros te recomendamos la segunda opción: facturar a través de una cooperativa de trabajo asociado.

Darte de alta en una cooperativa de trabajo asociado

Las cooperativas de trabajo asociado, también conocidas como cooperativas de facturación, son sociedades destinadas al emprendimiento de actividades profesionales. En ellas, los socios cooperativistas pueden realizar trabajos puntuales o esporádicos ahorrándose las tareas administrativas y sin ser autónomos.

Los servicios mutualizados de las cooperativas incluyen la facturación de los trabajos, el alta en la Seguridad Social de los profesionales durante los días que trabajan para sus clientes, el Seguro de Responsabilidad Civil y la Prevención de Riesgos Laborales. 

Además, las cooperativas, como empresas que facturan, se hacen cargo del IVA y el IRPF. Los profesionales cotizan en la Seguridad Social, pero no pagan cuotas de autónomos, ya que se inscriben en el Régimen General de la Seguridad Social o en el Régimen de Artistas.

Gracias a estos servicios, como profesional del diseño web puedes  trabajar para tus clientes y facturar sin ser autónomo con la comodidad de no tener que encargarte del papeleo.

La cooperativa de trabajo asociado con mejores servicios para diseñadores web es Acento Cooperativa, la cual está especializada en el ámbito de la profesiones digitales.

Actualizado el