Cómo se realiza el mantenimiento de los aerogeneradores

jhhgk

La sociedad está cambiando hacia un nuevo escenario donde la sostenibilidad y la energía limpia son imprescindibles. Las nuevas tecnologías han revolucionado el mundo y el sector energético no se queda atrás. Este se está transformando para ser más respetuoso con el medio ambiente a través de las energías renovables.

Desde hace ya años es cada vez más habitual ver empresas y particulares apostar por generar electricidad de esta manera que, entre sus principales ventajas, no es contaminante y abarata costes. Pero ¿cómo se genera esta energía? Se consigue al aprovechar las fuentes naturales de energía como la solar, la eólica o la mareomotriz.

Para este artículo, nos vamos a centrar en la energía eólica, que es aquella que se obtiene a partir del viento. Esta energía cinética limpia y renovable se obtiene mediante aerogeneradores que aprovechan las corrientes de aire para generar electricidad. Se trata de un sector que incluye, como marco regulador fundamental, la Ley del sector Eléctrico de 1997 y su normativa de desarrollo.

¿Qué son los aerogeneradores o turbinas eólicas?

Los aerogeneradores son máquinas capaces de convertir la energía del viento en electricidad. Este sistema ha experimentado un gran desarrollo en las últimas décadas, hasta convertirse en una de las tecnologías más punteras dentro de la generación de energía renovable.

La electricidad se obtiene al convertir el movimiento de las palas de un aerogenerador en energía. Este, a su vez, es movido por una turbina accionada con el viento. El sistema se traduce en una de las energías más limpias y sostenibles.

Según la Asociación Empresarial Eólica (AEE), España es el quinto país del mundo por potencia eólica instalada. Este tipo de energía cubre el 21,9% de la energía consumida y evita una emisión de 29 millones de toneladas de C02.

La energía eólica y el precio de la luz

Una curiosa cuestión que plantea la AEE es el hecho de que el precio disminuye cuando “sopla el viento”. Esto se debe a que el coste de la energía se fija en un mercado competitivo donde las diferentes fuentes de energía ofertan la electricidad para satisfacer la demanda prevista con un día de antelación. La producción de energía eólica no tiene coste y se puede ofertar a un precio inferior en el mercado que la electricidad producida por otras tecnologías con combustibles más caros. Es por este motivo, que el precio del mercado eléctrico disminuye los días de más viento.

“Cuanto mayor es la proporción de energía eléctrica consumida, menos pagan los españoles en su recibo de la luz”

Mantenimiento de los aerogeneradores

Esta tecnología requiere de un mantenimiento obligatorio y periódico, que queda reflejado en los manuales de los fabricantes. El mantenimiento de estos sistemas se basa en la inspección previa, ya que se comienza con un análisis previo de los equipos. Si resulta conveniente y encuentran motivos, empiezan las intervenciones a estos, siguiendo una estrategia óptima de actuación para afectar lo menos posible a la producción de energía.

Este método de inspección previa ha demostrado que se pueden obtener mejores resultados económicos y técnico. La frecuencia con la que se deben realizar estas inspecciones, aunque también está detallada en el manual del fabricante, se realiza normalmente de manera trimestral.

Aparte de la inspección previa, se observa una tendencia creciente en la cantidad de inspecciones realizadas “in situ” estos últimos años. El tiempo de inspección de un aerogenerador varía de media entre las 4 y las 8 horas.

Sea cual sea el método utilizado para inspeccionar los aerogeneradores, para trabajar de manera óptima y con seguridad, es necesario contar con una empresa especializada que realice su mantenimiento de forma periódica.

Actualizado el