Cómo sacarle el mayor partido a nuestra instalación de agua caliente sanitaria

vxcvx

Uno de los elementos que más confort nos genera en nuestra vida diaria, ya sea en nuestras casas o en las empresas, es el agua caliente. La producción de agua caliente sanitaria para consumo humano, representa aproximadamente el 25 % del total de la energía consumida en nuestras viviendas. Si a esto le sumamos el precio que tiene la energía en la actualidad, creemos que un post donde se hable de cómo sacarle mayor partido a nuestra instalación de agua caliente sanitaria, os resultará de lo más oportuno.

Pero antes de nada, podéis echar un vistazo a otra entrada de nuestro blog donde se hablaba extensamente de los mantenimientos preventivos de ACS y de las instalaciones de energía solar térmica. Los mantenimientos son absolutamente necesarios además de obligatorios y son los que garantizan un consumo de energía justo y una alta eficiencia de los equipos.

Tipos de instalaciones de ACS

Básicamente podemos encontrar dos tipos de instalaciones de agua ACS: Sistemas de Acumulación y Sistemas Instantáneos.

Los Sistemas de Acumulación son mucho más eficientes y a la larga salen mucho más rentables. Aquí tendremos un elemento que calienta el agua, una bomba de calor, por ejemplo y un depósito donde se almacena ese agua ya calentada. Además, ese depósito de agua caliente consta de una resistencia que mantendrá constante el agua a la temperatura deseada. De esta forma evitamos pérdidas de energía innecesarias.

Obviamente, es necesario que todo el circuito y depósitos estén perfectamente aislados. De no ser así, estaremos perdiendo energía y dinero. Por tanto, debemos ser responsables y observar que las tuberías y los depósitos mantengan el aislamiento en perfecto estado y no haya roturas ni espacios sin aislar.

Los Sistemas Instantáneos calientan el agua bajo demanda. Si no hacemos uso de la misma, no se ponen en funcionamiento. Estaríamos hablando del típico “calentador” que consume gas y se activa cuando abrimos el grifo del agua caliente. Estos sistemas son menos eficientes ya que, por un lado, ese encendido/apagado, baja su rendimiento y por otro, en el tiempo que tardan en calentar el agua, estaremos desperdiciando una cantidad de agua considerable. Mayor cuanto más alejada esté la caldera del lugar donde se va a usar el agua, debido a la tirada de tuberías que hay por medio.

Por otro lado, cuando la demanda es muy elevada en diferentes puntos, por ejemplo en un gimnasio, estos sistemas no son muy útiles ni confiables.

ju

Energía solar térmica para producir ACS

Desde hace unos años, el Código Técnico de la Edificación de 2006, contenía un documento dedicado al ahorro energético, donde aparece lo siguiente:

“Contribución mínima de energía renovable para cubrir la demanda de agua caliente sanitaria”

Esto se aplicaba a edificios de nueva construcción o a edificios ya existentes en los que haya una reforma integral del mismo o de sus instalaciones térmicas. La actual versión nos indica que para que sea necesaria la instalación de ACS, el consumo de agua caliente sanitaria debe ser superior a 100 litros/día. Por tanto, con las últimas modificaciones, sólo las vivienda unifamiliares con 3 o más dormitorios, necesitan este tipo de instalación.

ACS y energía solar en comunidades de vecinos

Además de poder recurrir a un comparador de tarifas de electricidad y gas para reducir en lo posible nuestra factura energética, tenemos otra opción. Debido a los cambios que ha habido en la legislación en los últimos meses, la energía solar térmica para producir ACS es una opción excelente no sólo para viviendas unifamiliares, sino también para ACS en comunidades de vecinos.

Ahora bien, éstas instalaciones de ACS, pueden convertirse en focos de Legionella, sino son correctamente mantenidas y diseñadas. Y mucho más aún, en el caso de comunidades de vecinos, instalaciones deportivas con ACS, residencias de ancianos, acs en hoteles, por la gran cantidad de población que usa este tipo de servicios a diario.

Por todos estos riesgos y para que las instalaciones de ACS funcionen a pleno rendimiento, recomendamos contratar los servicios de una empresa especializada en el mantenimiento de instalaciones térmicas. De esta forma, los mantenimientos nos saldrán gratis, ya que:

“un equipo bien mantenido es un equipo que gasta mucho menos”

Actualizado el