¿Cómo montar una bisagra para mueble?

Si bien es necesario tomar en cuenta el tipo antes de instalar bisagras para muebles, aquí te contaremos cuáles son los pasos generales para montar una bisagra para mueble.

Ubicación de la bisagra: Marcar y medir

Lo primero que debemos hacer es determinar la ubicación de la bisagra. Para ello debemos de medir los bordes tanto laterales como superiores o inferiores. Toma en cuenta que cada bisagra debe ubicarse a un margen diferente.

Una vez determinada la ubicación, debes marcar los puntos a perforar o calar para crear tanto el hueco para la bisagra (si aplica) como los puntos de anclaje.

Perforar la cavidad

El siguiente paso para instalar bisagras para muebles es perforar la cavidad donde irá la bisagra. En el caso de las bisagras de cazoleta, para crear el hueco donde se montará la misma se usa una bisagra Fortsner.

Por otro lado, para crear la cavidad para una bisagra de libro se usa un formón el cual nos ayudará a crear la caja de la bisagra. Esto debes de hacerlo con mucho cuidado para no dañar el panel de madera, ya que es común romperlo o astillarlo si no lo haces con delicadeza.

Montar la bisagra en el mueble

Con la cavidad lista, solo debemos de montar la bisagra ajustándola perfectamente al hueco que acabamos de realizar. Una vez bien ajustada, debemos de anclar la bisagra para que esta quede bien ajustada al mueble y no se mueva cuando la usemos.

Para que no tengas que perforar nuevamente, recomendamos usar un destornillador eléctrico el cual te ayudará a colocar rápidamente los tornillos. Asegúrate de montar con la fuerza correcta cada uno de los tornillos de anclaje. Al igual que en el punto anterior, no lo hagas con mucha fuerza para no dañar el panel.

Unirla al panel

Después de montar una bisagra para mueble en la parte del mueble (ancla), el siguiente paso es la de unir la bisagra al mueble. Aquí debes de tener cuidado garantizando que la bisagra se alinee perfectamente con el panel.

Para que este paso al instalar bisagras para muebles en los tableros sea más fácil, puedes usar un lápiz para marcar la ubicación. Lo más común es que los paneles de las puertas sean algo más delgados que los marcos o muebles, así que es mejor que hagas el montaje de los tornillos con suavidad.

Verificar que todo esté bien fijado

El último paso al instalar bisagras para muebles es el revisar que todo esté muy bien anclado, tanto el panel como el mueble. Esto debido a que un error muy común es no apretar los tornillos con suficiente fuerza lo cual vuelve inestable a la bisagra.

Una buena forma de saber si montar una bisagra para mueble lo hiciste bien es la de abrir y cerrar las puertas con un poco más de fuerza de lo común. Si sientes que algo se mueve o parece inestable, aprieta los tornillos nuevamente.

Tipos de bisagras que debes conocer

Estos son los principales tipos de bisagras que se pueden encontrar en una ferretería online:

  1. Invisibles: Como su nombre lo indica, las bisagras invisibles se instalan de forma oculta, de modo que tenemos paneles que abren como libros, pero sin bisagras poco estéticas. Si quieres instalar bisagras para muebles de cocina que no se vean poco agraciadas, debes optar por este tipo.
  2. Libro: Las bisagras de libro es el tipo de bisagra más común de todos, y también las más sencillas de montar, teniendo como característica su funcionamiento simple gracias a su eje. Puedes montar una bisagra para mueble de tipo libro en cualquier clase de mueble o panel.
  3. Para cristal: Una tendencia muy común en el diseño de muebles es el uso de paneles de cristal como muebles o tableros. Las bisagras comunes podrían dañar o romper el cristal, es por eso que para el montaje de estos muebles se usan bisagras especiales para cristal las cuales cuentan con un sistema de agarre especial para el cristal.
  4. Piano: Casi idénticas a las de libro, solo que, con un diseño mucho más estrecho y alargado, puedes montar una bisagra para mueble de este tipo en cofres, cajas y estuches. Al igual que las de libro, su funcionamiento es muy simple.
  5. Pernio: Las bisagras de pernio se utilizan principalmente en ventanas, ya que, gracias a su pernio, estas se pueden ocultar en el canto o marco. Los expertos son los que suelen instalar bisagras para muebles de pernio pues su montaje puede ser un tanto complejo para algunos.
  6. Desmontables: Innovadoras y sorprendentes, estas bisagras permiten un desmontaje rápido con tan solo quitar el pasador, sin la necesidad de quitar tornillos. Esto permite un mantenimiento o un desmontaje constante de forma simple y rápida. Así, se garantiza un mantenimiento adecuado de las bisagras fácilmente.
  7. Doble acción: Montar una bisagra para mueble de doble acción es muy común en puertas que necesiten abrirse en dos sentidos, es decir, hacia adelante y hacia atrás. Su diseño permite que la puerta se abra en dos sentidos, por eso el nombre de doble acción. Un lugar común donde se usan es en la puerta de restaurantes.
  8. Cazoleta: Instalar bisagras para muebles de cazoleta en cocinas es la tendencia hoy en día pues su diseño es invisible, regulable y, en ciertas condiciones, se cierra sola. El montaje es sencillo, aunque requieren de una cavidad para poder colocarse.
  9. Superficie o sin cazoleta: Estas bisagras son muy similares en funcionamiento a la cazoleta, ya que ofrecen ventajas similares, aunque por dentro son más complejas. Al no contar con cazoleta, se usa un mecanismo de amortiguador lo cual hace que no sea necesario el frezado del tablero al instalarla.
  10. Especiales: Por último, encontramos a las bisagras especiales las cuales suelen ser de autor, es decir, diseñadas para usos en específico, materiales, etc. Montar una bisagra para mueble especial suele ser algo poco común, ya que su uso no es tan frecuente, además de que no suelen encontrarse en todas las tiendas de bricolaje.
Actualizado el