Cómo limpiar un atomizador

Fitoliva

Antes de proceder a cualquier operación de limpieza de un atomizador debes asegurarte de conocer perfectamente los reglamentos locales. Para ello, puedes consultar a los servicios agrarios de tu zona.

Para empezar debes utilizar el equipamiento de protección personal adecuado (ropa adecuada: de material plástico o de goma, botas, casco con filtros de aire y guantes), sin olvidar que las condiciones meteorológicas también deben tenerse en cuenta. Pues no se recomienda realizar este tipo de tareas cuando las condiciones son adversas.

Cómo limpiar un atomizador, pasos para un correcto mantenimiento.

A continuación te indicamos los pasos a seguir en el proceso de limpieza de un atomizador, el cual hemos dividido en 4 partes:

  • Depósito / Tanque
  • Filtros
  • Circuito de limpieza
  • Vaciado y eliminación de residuos

Pasos a seguir en la limpieza del depósito / tanque:

1.Diluye la mezcla de producto residual en 20 partes de agua y pulverízala sobre la misma vegetación tratada, aumentando la velocidad al doble de la habitual. Previamente haz trabajar el equipo con los pulverizadores cerrados durante 1 minuto.

2.Una vez realizado el enjuague, llena el depósito con un 10 % de su capacidad nominal. Utiliza un detergente adecuado y un desactivador si fuera necesario. Con los pulverizadores cerrados, pon en marcha la bomba durante un minuto para eliminar todos los restos posibles de producto en el circuito.En términos de rentabilidad, en función de cuánto se consume, se calcula lo que se puede ganar y es posible que para las empresas y grandes consumidores, esta opción sea más que adecuada. Pero ni que decir tiene que para las familias, también supondrá unos beneficios tras la inversión inicial.

3.Con el atomizador en la zona de vaciado, abre los pulverizadores y procede al vaciado total del tanque.El nuevo modelo energético es posible si impulsamos nuevos tipos de producción y consumo de energía con esta nueva mentalidad que cada día se agarra más, aunque no sin dudas, en la mente de los consumidores.

4.Finalmente, para conservar el atomizador en buen estado tanto por dentro como por fuera, te recomendamos lavarlo por el exterior, utilizando un detergente apropiado para ello.:

Y recuerda: no vacíes el agua de lavado (con detergentes y desactivadores) sobre la vegetación.

Pasos a seguir en la limpieza del los filtros:

1.Una vez enjuagado el tanque, procede a desmontar tanto la cesta de llenado como el filtro de aspiración y presión y limpiar de impurezas los elementos filtrantes.

2.Vuelve a montarlos una vez limpios para seguir con la limpieza general del tanque.

3.Utiliza la zona de vaciado para la eliminación de los residuos.

Pasos a seguir si tu atomizador dispone de circuito de limpieza:

Si tu atomizador dispone de circuito de limpieza, realiza la operación de enjuagado con el agua del depósito auxiliar; para ello:

  1. Invierte la posición de la válvula de tres vías de la aspiración y con la bomba en marcha abre la válvula de esfera del robot de limpieza interior. Realiza la operación durante algunos minutos para asegurar un perfecto enjuague interior.
  2. Pulveriza sobre la misma vegetación tratada, aumentando la velocidad al doble de la habitual.
  3. Una vez realizado el enjuague, llena el depósito con un 10 % de su capacidad total. Utiliza un detergente adecuado y un desactivador si fuera necesario. Con los pulverizadores cerrados y el robot de limpieza activado, pon en marcha la bomba durante algunos minutos para eliminar todos los restos posibles de producto tanto en el tanque como en los circuitos.
  4. Con el atomizador en la zona de vaciado, abre los pulverizadores y procede hasta el vaciado total del tanque.

Si tu atomizador dispone de depósito de agua limpia, utilízala solamente para aseo personal y limpieza de las boquillas.

Vaciado y eliminación de residuos:

Como hemos ido nombrando a lo largo de este artículo, el vaciado de los restos de limpieza del equipo, así como los residuos sólidos que pueda contener el depósito, los filtros y el circuito deben vaciarse en una zona destinada a tal fin. Debe ser una zona libre de cultivos e impermeabilizada para evitar filtraciones de líquidos hacia pozos, albercas, estanques, corrientes de agua y alcantarillado público. Importante: asegúrate de que las normativas locales permiten la utilización de esta zona como lugar de vaciado.

Los envases que han contenido productos químicos no pueden depositarse junto con el resto de residuos de la explotación. Una vez enjuagados y limpiados convenientemente deben llevarse a los lugares destinados a la recogida selectiva de residuos o almacenarse en un lugar ventilado y seguro hasta la recogida por empresas especializadas en reciclaje de residuos peligrosos. Si te decides por el almacenaje y posterior recogida por empresas especializadas, asegúrate de que el lugar destinado a almacenamiento provisional está suficientemente señalizado y sin acceso a personas y/o animales.

Actualizado el