¿Cómo funciona el sector eléctrico?

asdas

El sector eléctrico es un mundo bastante complejo debido a la falta de transparencia, producido por rumores o constantes cambios en la tarifa que abarca el mercado. No obstante, como consumidores finales y clientes, tenemos el derecho a estar informados íntegramente de todo lo que sucede con el sector eléctrico.

Actualmente, el futuro de la energía eléctrica es apoyada por los software para comercializadoras de electricidad que refuerzan con su ayuda la gestión de la energía desde el momento que se produce en su origen hasta su llegada a nuestros hogares para un mejor servicio, aun así debemos conocer un poco más sobre la Ley del Sector eléctrico.

Ley del sector eléctrico

Antes de saber cómo funciona el sector eléctrico en España, viajaremos en el tiempo hasta remontarnos al año 1997. Hasta esta fecha, el sistema eléctrico español estaba constituido a manos del Gobierno que implantaba el precio de la electricidad, remunerando con totalidad los costes incurridos con el servicio.

Con la entrada en vigor de la Ley 54/1997 del Sector Eléctrico, los usuarios pasaron a tener que aceptar solo una opción a poder elegir entre agentes tras la división del mercado por actividades (generación, transporte, distribución y comercialización).

En última instancia, la liberalización del sector eléctrico recae sobre la idea internacionalmente utilizada de que tras la división vertical de actividades se puede incrementar de forma sustancial la eficiencia global del sector eléctrico.

Nueva regulación del sector eléctrico

El camino hacia el Mercado Libre comenzó a mediados del año 2009, un proceso de largo recorrido tras abandonar el Mercado Regulado. La desconfianza de la población ante este asunto es una de las causas de la lentitud del cambio.

Desde hace más de 10 años, los clientes pueden escoger comercializadora eléctrica. Sin embargo, se ha quedado con la misma compañía de siempre sin saber que tenía la opción de optar a otras para mejorar la calidad del servicio y el precio de este.

El sector eléctrico y sus agentes

Con la apertura del sector eléctrico español se permitió la entrada de nuevos agentes en este ámbito, repartiéndose lo que era un mercado tradicionalmente oligopolístico y abriendo la puerta a distintas figuras.

A continuación, te presentamos las cuatro fases en las que se divide el objeto del sector eléctrico, así como de la función que tiene cada agente dentro del mismo.

  • Generadores. Son los encargados de producir la electricidad, tanto en centrales termoeléctricas o hidroeléctricas como de energías renovables.
  • Transportadores. Este agente solo tiene por objetivo el transporte de Alta Tensión, el cual no es apto para el consumo final. Es gestionado por la Red Eléctrica de España (REE), poseedora de todas las infraestructuras que posibilitan el transporte de energía.
  • Distribuidoras. Realizan tanto lecturas como cobro de alquiler o cualquier modificación técnica, además de ser los poseedores de las redes que conducen la electricidad desde las subestaciones hasta los puntos de suministro, transformando de Alta a Media y Baja Tensión (apta para el consumo). Los precios que afectan a este oligopolio de 5 distribuidoras son establecidos por el Gobierno.
  • Comercializadoras. Responsables de hacer llegar la luz que han adquirido en el Mercado Mayorista al hogar de los clientes. En este punto cobramos importancia nosotros, pues es con los únicos que tenemos contacto y contrato. Las diferentes comercializadoras compran la energía al Operador del Mercado Ibérico Español y la venden a los consumidores finales con total libertad para fijar los precios de sus propias tarifas.
  • Operador del Mercado Ibérico Español (OMIE). Su función es gestionar la compraventa de energía y ser un punto de apoyo, encuentro y recurso tanto para comercializadoras como para productores. Tras la nueva normativa, los precios se han convertido en datos transparentes y a disposición de cualquier usuario.

Sin embargo, el tema es más profundo y la nueva regulación del sector eléctrico abarcaría el conocimiento de dos tipos de actividades:

  • Actividades parcialmente liberalizadas. Engloban las acciones de generación y comercialización del suministro eléctrico.
  • Actividades reguladas. Relacionadas con el transporte y la distribución de la electricidad.

¿Cómo funciona el sector eléctrico español?

Actualmente el control de energía en industrias que cuentan con sistemas de gestión energética que brinda una inversión segura por su gran eficacia y ahorro de costes en la electricidad de empresas que ya se han transformado en Industrias 4.0

Actualmente, como ya se ha comentado el sistema eléctrico en España es más complejo de lo que se piensa, pero vamos a profundizar en él para que puedas llegar a entenderlo.

El Mercado Ibérico Español se engloba dentro del tipo marginalista, es decir, es un mercado en el que todos los días, tanto vendedores como compradores de energía sueltan sus apuestas con diferentes precios.

El día de antes de la entrega de la electricidad, ambos agentes (vendedores y compradores) establecen sus ofertas y los precios para cada hora del siguiente día a través del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE).

Una vez recogidas todas las propuestas de los productores de energía, se ordenan de manera ascendente a través del algoritmo EUPHEMIA, creándose la curva de oferta del mercado para cada hora del día siguiente.

De igual manera, se ordenan las ofertas lanzadas por los compradores para cada hora del siguiente día por el algoritmo EUPHEMIA, pero en este caso por orden descendente de precio, conformándose así la curva de demanda del mercado eléctrico.

Por último, el precio del mercado para cada hora del próximo día queda como intersección entre las curvas de oferta y demanda.

Sin embargo, las comercializadoras deben añadirle algunos costes no incluidos como la potencia contratada o los impuestos que impone el Gobierno para formar de esta manera el precio real al que el consumidor final adquiere la energía.

Actualizado el