¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Cómo elegir el Hosting adecuado para tu proyecto

ethhh

Elegir hosting no es una tarea sencilla y, sin embargo, es un paso fundamental del cual depende buena parte del éxito de un proyecto online. Escoger el proveedor y el plan de hosting adecuado exige tener claro cuáles son tus objetivos y el tipo de proyecto que vas a llevar a cabo. Esta es la única manera de elegir un hosting que se adapte a tus necesidades. En este post te ayudamos a encontrar el tipo de hosting que mejor se ajusta a tu proyecto web.

Tipos de hostings

Existen básicamente 5 tipos de hostings, cada uno de los cuales ofrece ciertas ventajas e inconvenientes. La idoneidad uno u otro depende de las necesidades concretas que tenga tu negocio o tu proyecto.

Hosting compartido

El hosting compartido almacena en su interior múltiples sitios web de varios clientes, por lo que todos ellos comparten los recursos del servidor, como la CPU, la RAM, el procesador o el ancho de banda. Es el tipo de hosting más económico, pero también el menos potente y versátil, ya que está pensado para proyectos pequeños que no requieren mucha potencia o espacio de almacenamiento.

Hosting Privado Virtual (VPS)

El hosting privado virtual, conocido por sus siglas VPS, es aquel que aloja varios sitios web, pero en este caso cada sitio tiene independencia de los demás en cuanto a recursos. Es decir, el hosting VPS está fragmentado para que cada cliente disponga de sus propios recursos. Aunque el hosting privado virtual no es un alojamiento totalmente individual, sí ofrece mejores servicios y calidad que el hosting compartido.

Hosting con servidor dedicado

Los hostings con servidor dedicado son aquellos que alojan a un único cliente en su interior. Es decir, el cliente utiliza la totalidad del servidor sin compartirlo con ningún otro sitio web. El hosting dedicado ofrece la posibilidad de acceder tanto al software como al hardware de dicho servidor con el fin de poder realizar adaptaciones, modificaciones o mejoras.

Hosting en la nube

El hosting en la nube es un tipo de alojamiento que permite alojar la web simultáneamente en varios serviores vinculados entre sí. Esto garantiza una mayor seguridad en caso de que se produzca un fallo en uno de los servidores, ya que el resto compensan la pérdida de recursos y la web no se ve afectada. Al mismo tiempo, los hostings en la nube pueden ser compartidos, privados virtuales o dedicados.

Hosting propio

Un hosting propio es aquel en el que el servidor físico es de tu propiedad, por lo que no dependes de un proveedor de hosting externo que te dé servicio. Disponer de este tipo de hosting implica una enorme inversión en el montaje, configuración y mantenimiento tanto del hardware como del software, por lo que solo las empresas tecnológicas más avanzadas optan por tener hostings propios. 

Estos son los 5 principales tipos de hosting. Sin embargo, estos a su vez se pueden clasificar y dividir en función de otros muchos aspectos. En este artículo están recopilados todos los tipos de hosting que existen.

Los 5 factores clave en la elección del hosting adecuado

Ahora ya sabes cuáles son los distintos tipos de hostings. Pero antes de decantarte por un proveedor de hosting o un plan de hosting concreto, es necesario analizar tu proyecto digital con detenimiento y qué vas a necesitar para impulsarlo de forma online. 

Por ejemplo, no es lo mismo un diseñador autónomo que quiere su web para dar a conocer sus servicios que una mediana empresa que quiere empezar a vender sus producto online, por no mencionar el caso de grandes compañías orientadas a proyectos más ambiciosos. 

Cada proyecto requiere un tipo de web con unas prestaciones determinadas. Y es por ello que, antes de tomar la decisión, debes estudiar una serie de aspectos que tienen que ver con las características tu proyecto.

Propósito de la web

Es muy importante determinar qué es lo que quieres conseguir con tu web. Hay muchas clases de proyectos online y cada uno requiere estrategias distintas. El propósito de tu web puede ser diverso, pero los objetivos más habituales son:

  • Generar contactos de posibles clientes
  • Generar ventas online directas de productos
  • Conseguir suscripciones online a servicios
  • Alojar una plataforma o software online
  • Darle difusión a un proyecto personal

En función de cuál sea el objetivo principal de la web, será mas conveniente un hosting u otro. Siempre hay una opción que se adapta mejor a las funciones que quieres que cumpla la web.

Alcance del proyecto

El alcance es otro de los factores esenciales que se deben tener en cuenta en la elección del hosting, ya que no tiene las mismas exigencias una web que van a visitar unos pocos usuarios que una web que va a recibir miles de usuarios al día.

Si tu proyecto tiene la perspectiva de llegar a un público muy amplio en poco tiempo, requerirá unas condiciones de alojamiento que aseguren su correcto funcionamiento y que la web no colapse. En cambio, si la web va a recibir un volumen de visitantes menor, no necesita un hosting con tanta capacidad.

Escalabilidad del negocio

La escalabilidad está intrínsecamente relacionada con el alcance. Se puede definir como el crecimiento de la web en el tiempo. Si prevés que tu proyecto se amplíe de forma constante a lo largo del tiempo, se puede decir que es escalable.

Los proyectos de este tipo requieren hostings flexibles para poder adaptarse o adquirir mayor capacidad sin perder calidad en los servicios ofrecidos. Elegir un hosting apropiado marcará la capacidad de la web para cambiar su tamaño o configuración en función de circunstancias cambiantes.

¿Tienes empleados especializados en web?

La respuesta a esta pregunta es muy relevante en la elección de un hosting. Si tu proyecto digital está en una fase lo suficientemente madura, es muy probable que ya cuentes con un equipo de desarrolladores o de informáticos capaces de gestionar todo lo relacionado con tu web. Sin embargo, si tu proyecto está empezando, seguramente no cuentes con ayuda en este sentido. 

Por lo tanto, debes asegurarte de que podrás gestionar el hosting o servidor que elijas, ya que no todos los hostings son igual de intuitivos o sencillos de utilizar. Si el nivel de conocimiento de los profesionales que trabajan contigo es alto, podrás optar por un hosting más complejo y con servicios más avanzados. En caso contrario, deberás optar por un hosting más básico que esea apto para perfiles no especializados.

Presupuesto

Y, por supuesto, no podemos obviar la cuestión económica, ya que es un factor clave a la hora de elegir un hosting. En función de tus posibilidades vas a poder optar por una solución más cara o más barata. La clave aquí es seleccionar el mejor hosting que te permita tu presupuesto teniendo en cuenta los puntos anteriores.

Mejores hostings en función de tus necesidades

En definitiva y a grandes rasgos, la elección de un buen hosting depende de la finalidad de la web, el tamaño del proyecto, la perspectiva de crecimiento, el conocimiento técnico y el presupuesto disponible. A continuación explicamos en qué caso debes contratar cada tipo de hosting de los que hemos visto anteriormente:

Cuándo contratar un hosting compartido

Este tipo de hosting es el ideal para proyectos emprendedores pequeños. Si eres un profesional autónomo o tienes una pequeña empresa que quieres impulsar a través de internet, el hosting compartido es la mejor solución, ya que te supondrá un coste mínimo y suele ser muy sencillo de gestionar. Con este tipo de hosting puedes crear una web que responda a la mayoría de necesidades que se presentarán a la hora de difundir tus servicios y que te contacten a través de la web.

Cuándo contratar un hosting privado virtual (VPS)

Este tipo de hosting es el más recomendable para proyectos con un poco más de recorrido que quieran contar con sus propios recursos para optimizar la web a nivel de servidor. Si tienes una pequeña o mediana empresa y tu web va recibir un flujo considerable de usuarios, deberías elegir esta opción. Es también una muy buena solución para tiendas online de pequeño o mediano tamaño.

Cuándo contratar un hosting con servidor dedicado

El hosting con servidor dedicado es una opción reservada para proyectos digitales grandes en los que sea necesario contar con un servidor en exclusiva. Deberás elegir esta opción si tu negocio online es de gran tamaño o se caracteriza por su rápido crecimiento. Las startups tecnológicas y las empresas grandes que están digitalizadas suelen elegir este tipo de hosting.

Cuándo contratar un hosting en la nube (hosting cloud)

El cloud hosting es la solución para empresas digitales potentes que quieren añadir un plus de calidad en el servicio online ofrecido por sus webs o plataformas online. También hay soluciones en la nube para hostings compartidos o VPS, pero lo normal es que este tipo de hosting sea el elegido por empresas que ya cuentan con un servidor dedicado y que están desarrollando proyectos de software complejos.

Si quieres más información sobre tipos de hostings y sus características, visita este artículo.

Actualizado el