Cómo ahorrar en tu factura de la luz

como ahorrar factura de luz

El suministro eléctrico es, hoy día, un servicio imprescindible en todos los hogares y empresas, hagas el uso que hagas. Algo que fluye con sólo darle a un interruptor se ha convertido en una necesidad básica en nuestro día a día y, sin embargo, sólo lo valoramos en su justa medida cuando tenemos algún problema con el servicio o con su precio. 

En la actualidad, es muy común ver multitud de información sobre las subidas históricas de la luz o sobre la nueva forma de tarifa horaria impuesta. Es por ello que, la mayoría de personas, expresa una preocupación por cuánto subirá su factura a final de mes y por todos aquellos conceptos por los que nos cobran y que ni siquiera llegamos a entender realmente.

Por esta razón, ahora más que nunca es importante que aprendamos a rentabilizar nuestros recursos y ahorrar energía para que así no se nos encarezca el precio más. Puede parecer una tontería, pero pequeños cambios como estos en nuestro uso y rutina podrán marcar una diferencia sustancial a final de mes.

  • Parece lógico, pero muchas veces no hacemos buen uso de la electricidad en nuestras casas y luego llegan los inesperados picos. En verano las temperaturas en algunas ciudades se disparan, por lo que es normal hacer uso de aires acondicionados. Una forma de mejorar el gasto es ventilando nuestras estancias a primera hora del día. De 7:00 a 11:00 de la mañana suelen ser horas fresquitas, por lo que podemos aprovechar para abrir y airear nuestra vivienda. A partir estas horas entramos en los momentos más calurosos del día, de 12:00 a 18:00 aprox., por lo que esta franja será un buen momento para encender nuestro aparato electrónico.

 

  • Una temperatura correcta. Tanto en verano como en invierno tendemos a sobrepasar varios grados la temperatura adecuada, situarnos en una franja entre los 24ºC y 25ºC en verano nos ayudará a mantener un buen clima en nuestra vivienda, además de evitar cambios bruscos que inclusive nos afecten a la salud.

 

  • Las tarifas de la luz han cambiado, todos hemos sido “bombardeados” con noticias sobre estos últimos cambios, pero, seguramente, no tanto sobre posibilidades alternativas. Aunque las eléctricas ahora nos cobran un precio establecido según la franja horaria en la que nos encontremos, muchas de ellas han facilitado a sus clientes alternativas para mantener un precio estándar independientemente de la hora. Infórmate con tu compañía para saber cuál se adapta mejor a ti y conseguir ahorrar a final de mes.

 

  • Revisa tus facturas. Como veníamos comentando al comienzo, las tarifas de la luz han cambiado, por lo que, si no estás habituado a este mundo, se te puede complicar el comprender tu factura y de dónde vienen dichos gastos. Es por ello que te recomendamos que dediques un tiempo a informarte sobre qué se está cobrando y si es correcto. Tu eléctrica te puede ayudar y asesorar en ello, para así también poder saber si -en algún momento- cometieran algún error que desees subsanar. Recuerda que la información es poder, y que todo lo que sepas sobre este tema hará más difícil el sufrir cualquier fraude.

 

  • Bombillas LED, electrodomésticos con alta eficiencia energética y bajo consumo energético… la diferencia en tu factura. Al comprar este tipo de productos se encarece un poco el precio final del mismo, pero te aseguramos que a la larga es sin duda la mejor opción para ahorrar en nuestra factura de la luz.

 

  • Aunque es cierto que no está al alcance de todos, una buena alternativa para quien tenga esta posibilidad es el uso de energía renovable, especialmente de placas solares que podemos instalar en nuestros techos o si tenemos algún terreno en nuestra casa. Es una opción más cara, pero que cada vez implementan más hogares por la recuperación económica en el tiempo.

Ahorrar energía es, además de bueno para nuestro bolsillo, un respiro para el medio ambiente. Así que no dudes en poner estos consejos en práctica para empezar a ser tú el cambio en tu factura.

Actualizado el