¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

¿Cómo ahorrar energía con tu frigorífico?

frigorifico

Los frigoríficos funcionan todo el tiempo, lo que los convierte en uno de los mayores consumidores energías. Sin embargo, algunos gestos sencillos pueden ayudar a ahorrar energía con electrodoméstico. A continuación vemos unos sencillos trucos para reducir la energía que consume el frigorífico.

Elige bien tu frigorífico

Elige un frigorífico de bajo consumo

Para poder controlar el consumo eléctrico, primero debes elegir bien tu frigorífico pensando en el consumo energético. Y es que, aunque hagan lo mismo, algunos dispositivos consumen más energía que otros. Por ello echa un vistazo a la clase energética, que puede ir desde D (mayor consumo de energía) hasta A+++ (mayor eficiencia energética).

Elige un electrodoméstico que se ajuste a tus necesidades T

en en cuenta que, con una clase energética igual, cuanto más grande sea el frigorífico, más energía consumirá. Por lo tanto, elige un electrodoméstico cuyo tamaño se ajuste a tus necesidades.

Trucos para ahorrar energía con tu frigorífico

Estos sencillos consejos que te ayudarán a reducir el consumo eléctrico de tu frigorífico.

Elige bien el lugar donde colocas el frigorífico

Coloca el frigorífico lejos de cualquier fuente de calor o ventana. Además, deja unos 10 cm entre tu frigorífico y la pared. Si el frigorífico se pega a la pared, el sistema de eliminación de calor se verá afectado.

Optimiza el almacenamiento de alimentos

Antes de guardar los alimentos en el frigorífico quítales los embalajes y los envoltorios y usa recipientes u otros sistemas adecuados. En el caso de los alimentos calientes, espera a que se enfríen. Al mismo tiempo, asegúrate de que la nevera esté siempre al 75 % de su capacidad, y no completamente llena. Esto ayudará a estabilizar la temperatura. Optimizar el espacio de almacenamiento en tu frigorífico te ayudará a sacarle partido.

Mantenimiento del frigorífico

El mantenimiento del refrigerador también ayuda a ahorrar energía. Por ejemplo, el polvo acumulado en la rejilla de la parte trasera del frigorífico puede suponer hasta un 30 % de sobreconsumo. Por eso es importante limpiarlo regularmente. También se recomienda mantener limpios los sellos y cambiarlos cuando se dañen. Y recuerda descongelar regularmente el congelador para que el hielo no se espese demasiado.

Regulación de la temperatura

La regulación de la temperatura influirá en el consumo de energía. La temperatura óptima para el funcionamiento del frigorífico es de 5 °C y de -18 °C para el funcionamiento del congelador. Como regla general, por cada grado adicional de producción de refrigeración se utiliza alrededor de un 6 % más de electricidad. Por lo tanto, un ajuste de temperatura preciso puede ahorrar mucho dinero en la factura de la luz.

No dejes la puerta del frigorífico abierta más de lo necesario

Cada vez que se abre la puerta del frigorífico, sale aire frío y entra aire caliente del ambiente. Para compensar el aumento de temperatura en su interior, el refrigerador debe usar energía para bajar la temperatura. Por lo tanto, evita siempre abrir la puerta innecesariamente y dejarla abierta durante demasiado tiempo. Descongela alimentos congelados dentro del frigorífico Cuando descongelas alimentos congelados, colócalos dentro del refrigerador. Esto no solo garantiza que los alimentos se descongelen adecuadamente, sino que su presencia enfría el interior del refrigerador, lo que reduce la cantidad de trabajo que debe realizar el compresor y, por lo tanto, reduce el consumo de energía.

Actualizado el