¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Cómo ahorrar energía con las cortinas de casa

cortinas

Utilizadas de forma inteligente, las cortinas nos permiten ahorrar dinero en la factura de la luz. Por lo tanto, no deben faltar en ningún hogar. Su función principal es mantener la temperatura en el interior de la casa y evitar que entre temperatura del exterior, es sin duda un completo aislante térmico. Por supuesto, necesita saber dónde y cómo colocarlos mejor. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber para ahorrar energía gracias a las cortinas.

Usa cortinas para controlar la temperatura de la casa

Las cortinas son un recurso muy utilizado para controlar la pérdida o ganancia de calor en verano e invierno, aunque esta capacidad varía en función de varios factores, como por ejemplo, el tipo de tejido y el color de los tejidos.

En los días de verano, las cortinas de las ventanas expuestas a la luz solar directa deben cerrarse para evitar la acumulación de calor dentro de la casa. En invierno, la mayoría de las persianas tradicionales pueden reducir la pérdida de calor de una habitación cálida hasta en un 10 %, así que cierre todas las persianas por la noche. También es recomendable mantener cerradas las ventanas que no reciben luz solar durante el día.

Consejos para ahorrar energía con las cortinas

1. Nuevos sistemas y tejidos técnicos: las nuevas tecnologías llegan al mundo de la decoración con diferentes características que actúan con aislante térmico.

2. Mantenga las cortinas abiertas: si mantienes las cortinas para dormitorio abiertas durante el día aprovechamos el calor del sol. Además, en las ventanas que da el sol o con cortinas traslúcidas, si colocas un espejo frente a la ventana puedes duplicar la iluminación de la habitación.

3. La cortina debe ser más grande que la ventana: nunca instales cortinas que sobresalgan al menos 10 cm por cada lado. De esta forma, podemos evitar el paso de aire o la salida de calor, y quedará estéticamente mejor.

4. Grosor de los tejidos: Para protegerte del frío, puede venir bien instalar cortinas más gruesas, que puedes cerrar por la noche para protegerte y hacer más acogedora la estancia.

¿Cómo puedes ahorrar energía?

La razón principal por la que puedes ahorrar energía con las cortinas es que, pueden actuar como aislante térmico, ayudando a mantener la temperatura por más tiempo y permitiéndote gastar menos en calefacción y/o aire acondicionado. Sin embargo, esto no quiere decir que paguemos menos por la energía, consumes menos, pero si tienes un precio alto, sigues pagando un precio muy alto, independientemente del aislamiento de tu casa. Por supuesto, para tener una mejor tarifa no basta con comprobar los precios, sino que también puede ser recomendable modificar el contrato.

Como hemos visto podemos ahorrar en los gastos del hogar y controlar los precios de energía con la ayuda de las cortinas.

Actualizado el