¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Cómo ahorrar en suministros si tengo una empresa

ahorrar

El gasto en suministros de un negocio, sobre todo si cuenta con unas oficinas grandes o, si por el contrario, cuenta con muchos locales u oficinas pequeñas, puede suponer una barbaridad cada mes. Y estoy seguro de que no prestas la misma atención a los suministros de tu negocio que a los suministros de tu hogar, lo cual es un gran error.

Cuando recibimos una factura de electricidad o gas elevada, da mucha pereza ponerse a llamar por teléfono a la compañía y hacer cualquier tipo de reclamación. Lo sabrás sobre todo si eres el encargado de hacer este tipo de gestiones.

Por ello, el siguiente paso en muchas ocasiones es dejarlo sin hacer y conformarse. ¡Error! El motivo de dejarlo sin hacer suele ser desconocimiento o falta de tiempo.

Pues bien ¡buenas noticias! Porque sea el primero o el segundo el motivo que te haga no ahorrar en los suministros de tu negocio, en este artículo encontrarás algunas soluciones y consejos que puedes aplicar en el día a día de tu empresa para conseguir ahorrar.

Tips para ahorrar en suministros en tu negocio

Verifica que la tarifa eléctrica que tienes es la correcta

En muchas ocasiones tenemos contratada una tarifa eléctrica desde hace muchos años y no hay una revisión periódica para saber si es la más adecuada. De alguna forma te has acostumbrado a pagar esa cantidad de dinero y normalmente continuas sin preocuparte por ello hasta que hay una sorpresa, una factura desorbitada o algún otro inconveniente. ¡Error!

Es un error porque igual llevas años pagando de más (muchísimo más la mayoría de las veces) por suministros por los que podrías pagar mucho menos dinero.

¿Qué deberías hacer entonces? Revisar la tarifa eléctrica o pide que revisen por ti la tarifa que tienes contratada en tus oficinas o en cada uno de tus locales para así comparar con el resto de las opciones existentes en el mercado y verificar si la que estás pagando es la más adecuada para tus necesidades.

Utiliza los aparatos y electrodomésticos de forma eficiente

Dependiendo del negocio que tengas tendrás más o menos aparatos electrónicos o electrodomésticos, pero lo importante es que hagas un buen uso de ellos.

¿A qué me refiero?

  • Conciencia a tu equipo de que es importante evitar el stand by de los aparatos electrónicos siempre que sea posible. Evita que se quede el piloto rojo encendido, regletas, cargadores enchufados, etc. Soy consciente de que conseguir esto en una empresa con muchos trabajadores no es tarea fácil, pero tu labor pasa por tratar de concienciarles. Recortarás en aproximadamente un 10% tu consumo.
  • Si tienes un restaurante o una empresa que requiera disponer de muchos electrodomésticos, vigila bien donde los instalas e intenta, en la medida de lo posible, alejarlo de las fuentes de calor.
  • Mantenlos limpios, es clave para garantizar su eficiencia.

Ajusta la temperatura de tu negocio

El modificar constantemente la temperatura en las oficinas es muy común y un motivo de debate, sin embargo, solo logra disparar el consumo de energía de la empresa con pocos resultados, ya que no hay forma de aumentar la temperatura más rápido. En general, deben evitarse las fluctuaciones extremas de temperatura y las instalaciones deben mantenerse a una temperatura mínima.

Se aconseja no establecer una regla general para todas las empresas, ya que el uso de la calefacción puede variar mucho según la actividad. En habitaciones como oficinas es recomendable ajustar la temperatura entre 20 °C y 21 °C. Si las instalaciones se ventilan manualmente, se recomienda moderar el tiempo durante el cual se realiza esta operación. Es posible que diez minutos sean suficientes para renovar el aire sin provocar una pérdida significativa de temperatura. Cabe señalar que cualquier nivel superior puede tener un impacto significativo en las facturas de energía de la empresa.

Teniendo esto en cuenta, es importante concienciar a los empleados sobre el uso correcto de los dispositivos de calefacción. Un objetivo que se puede lograr más fácilmente si la empresa implementa una política ambiental que fomente la responsabilidad del personal por el consumo de energía.

Dar a conocer a los empleados las mejores prácticas, los beneficios con gestos sencillos y casi invaluables, la comodidad de utilizar instalaciones que tienen un impacto muy significativo en la factura energética.

Antes de terminar quiero recordarte que también es importante prestar atención a otras áreas por dónde puede escapar el calor, como marcos y accesorios de puertas y ventanas, cajas de persianas enrollables sin aislamiento o tuberías y conductos.

Actualizado el