¿Cómo ahorrar en una empresa?

Billin

Seas una empresa grande o una PYME, controlar los gastos es algo básico siempre, con vistas a conseguir los máximos beneficios. Sin embargo, en ocasiones no sabemos cómo conseguir reducir costes y gastos en nuestra empresa. Por ello, en este artículo te vamos a enseñar una serie de trucos para ahorrar en tu empresa o PYME.

Menos impresión y más comunicación

Imprimir no sólo gasta energía, sino también materiales como el papel o la tinta, además de ser algo poco sostenible.

En la actualidad vivimos en una época digital y tenemos diferentes sistemas para comunicarnos sin que tengamos que usar el papel. Esto nos permitirá ahorrar en energía y materiales, pero también ser más sostenibles con el medio ambiente.

Externaliza los procesos de contabilidad

Puedes ser el mejor en tu negocio pero no saber nada de contabilidad. Por ello, es mejor dejar esta parte a profesionales, externalizando los procesos de contabilidad.

Además, puede ponerte (o a tus trabajadores) una gran presión el tener que cuadrar todo y encargarte de todos los procesos contables.

Un error en este aspecto puede traer problemas legales y, por lo tanto, económicos. Las empresas que se encargan de estos procesos suelen ser una gran inversión , puesto que sus beneficios son mayores que lo que cuestan.

Paga tus facturas antes de tiempo

Te sorprendería saber cuántos proveedores ofrecen descuentos por el pago anticipado de tus facturas. Esto se debe a que la mayoría de clientes les pagan de manera atrasada, por lo que no disponen de efectivo.

Además, el impago de facturas, o el pagarlas fuera de plazo, conlleva una serie de intereses o gastos extra que mejor evitar.

Por otra parte, utilizar un programa de facturación puede ayudarte a conseguir cobrar antes, y esto evitará que vayas atrasado en el cobro de tus propias facturas y que influya en el pago de tus gastos.

Reduce los niveles de inventario

En ocasiones gastamos mucho dinero en tener un gran inventario. Sin embargo, esto puede ser un error, puesto que puede que no vendamos todo el inventario, habiendo gastado dinero para nada.

Lo mejor es estudiar el mercado y a tu público objetivo y comprar sólo lo necesario. Existe una gran cantidad de software nos ayudan a gestionar nuestro almacén y encontrar la combinación más ventajosa para nuestras cuentas.

Aprovecha las posibilidades de Internet

Durante el confinamiento nos hemos dado cuenta de los beneficios de la compra online y del uso de Internet en una empresa (sobre todo en publicidad).

Gracias al marketing digital no necesitamos gastar mucho para conseguir una buena publicidad de tu página, además de ser mucho más eficaz.

Por otro lado, la venta online nos permite aumentar nuestro público objetivo, así como nuestro horario, pudiendo vender las 24 horas del día, los 365 días del año.

Menos viajes corporativos

Las videollamadas han demostrado que no es necesario estar en el mismo sitio para realizar nuestro trabajo.Por ello, puedes empezar a prescindir de gran cantidad de viajes que se hagan solo para tener una reunión.

Contrata ‘freelancers’ o becarios

Hay miles de profesionales experimentados que trabajan desde su casa y proporcionan una experiencia profesional en el desempeño de sus funciones. Puede que necesites un profesional para una sola cosa y no te salga rentable tenerlo en plantilla.

Por otro lado, los becarios son una gran inversión puesto que podrás formar a una persona en tu trabajo, y con menos coste que un trabajador.

Compra equipos usados

En ocasiones compramos equipos nuevos y gastamos mucho dinero en ellos, cuando hay equipos de segunda mano que nos pueden dar las mismas prestaciones, pero por mucho menos dinero.

Utiliza herramientas gratuitas ‘online’

A veces, las compañías compran aplicaciones de oficina y software con gran coste, cuando existen herramientas online gratuitas que son similares.

De todas maneras, si te interesa más tener un software libre, intenta negociar acuerdos con los propietarios del software para comprarlos a un precio más bajo para tu empresa, puesto que vas a usar más licencias y/o durante más tiempo.

Ahorrar en energía y telecomunicaciones

Reducir las facturas de energía y telecomunicaciones es tan sencillo como hacer una comparativa y ver si hay alguna compañía que nos ofrezca mejores condiciones y, sobre todo, mejor precio.

En relación a la energía, también podemos reducir el consumo realizando ciertas actividades, entre las que destacamos las dos siguientes:

  • Eficiencia energética: Los aparatos eficientes consumen mucha menos energía que los tradicionales. Si bien es cierto que su coste es mayor, la reducción del consumo los convierte en una gran inversión, sobre todo si son aparatos de climatización.
  • Iluminación: la iluminación LED consume un 80% menos que las luminarias tradicionales.
Actualizado el