¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Cómo adaptar el dormitorio para personas mayores o con minusvalía

sdvsd

El lugar donde reposamos, nos relajamos, y refrescamos las energías es el dormitorio, y cuando ya nos vamos haciendo mayores es imperativo que todos los espacios del mismo se adecúen a lo que necesitamos en esos momentos de nuestras vidas.

Durante la tercera edad es justamente cuando existen más riesgos de que ocurran accidentes domésticos, ya que con el pasar de los años las articulaciones se van deteriorando, lo que ocasiona que realizar actividades sencillas como levantarse o acostarse sea un verdadero problema.

En caso de tener que adaptar un dormitorio para una persona mayor o con minusvalía, debemos tratar en lo posible que la habitación sea confortable y sencilla, a la vez que consideramos e incorporamos una serie de elementos, los cuales te enseñaremos en este post.



Elementos y factores a tener en cuenta con respecto al dormitorio adaptado para personas mayores o con minusvalía

A continuación, hablaremos de los elementos o factores que deberás tener en cuenta para una habitación adaptada a personas mayores o discapacitadas. Cabe resaltar, que estos requisitos dependerán de la discapacidad de la persona:

  1. Ubicación: En caso de que la vivienda tenga varios niveles hay que tratar de ubicar la habitación de la persona mayor o con alguna discapacidad en la planta baja, para permitirle el fácil acceso.
  2. Diseño del dormitorio: Es muy importante tener en cuenta cómo luce el dormitorio, este debe ser un lugar agradable, bonito. No olvidemos que esta persona va a pasar la mayor parte de su tiempo en esa habitación y las emociones influyen mucho en la salud y recuperación de cualquier discapacitado.Aplica colores alegres a las paredes, no pintes de colores tristes, es muy importante dar un toque de alegría al dormitorio.
  3. Espacio del dormitorio: Con respecto a esto, lo primero que se debe tener presente es el ancho de la puerta, que deberá ser entre 80 y 90 centímetros de ancho, lo que facilitaría el acceso en caso de tener que utilizar una andadera o una silla de ruedas.La puerta debe ser instalada de tal forma que abra hacia el exterior para que en caso de una emergencia se pueda desmontar con facilidad.Internamente, la habitación deberá tener un espacio mínimo de 1,50 metros de diámetro, la entrada debe estar libre, se recomienda no colocar muebles en este espacio, el camino hacia la cama debe estar libre, recuerda que hay que contar con suficiente espacio por el uso de andadores, silla de ruedas o muletas.
  4. Mobiliario adaptado: Considera incorporar preferiblemente camas articuladas geriátricas que tengan mando eléctrico, esto no puede faltar en una habitación adaptada. Su uso les facilitará a las personas mayores o con minusvalía el acceso para acostarse o levantarse. Y su vez, les brindará un mayor confort, ya que ahí es donde pasarán mucho tiempo. Hoy en día existen en el mercado muchos modelos modernos que se adaptan a la decoración del hogar. La importancia del mando eléctrico es que le da la libertad al encamado para adecuarla de acuerdo a sus necesidades, (subirla, bajarla, colocarla en posición de sentarse, elevar las piernas, elevar el cabecero), el cambio de postura ayuda a evitar la formación de escaras en el cuerpo. En ocasiones se requiere adicionalmente del uso de barandillas ortopédicas, para evitar caídas. Esto permite sentir seguridad para apoyarse al dormir o para levantarse o acostarse. Asimismo, una bandeja con ruedas resulta muy útil, y se puede utilizar para comer o para leer un libro. Las fundas que se cuelgan sobre las barandillas no pueden faltar, estas sirven para tener a mano los mandos, el teléfono, los libros.
  5. Colchón de aire: Si se trata de una persona que se encuentra totalmente inmovilizada, resulta muy útil hacer uso de un colchón de aire. El mismo se coloca sobre el que se está empleando, consta de un motor pequeño que infla de manera intermitente las celdas que posee su diseño.Da la sensación de movimiento todas las partes del cuerpo, así mantiene activa la circulación de la sangre, a la vez que evita la aparición de las escaras.Se dobla fácilmente adecuándose a todos los cambios que deseen realizarse en la cama, cuenta con unas fundas impermeables y antitranspirantes. Además, están elaborados generalmente con tratamientos anti gérmenes, lo que puede dar seguridad y tranquilidad.
  6. Grúa: Es necesaria cuando la persona minusválida carece totalmente de movimientos para poder desplazarla por la casa, siendo muy útil también cuando se va a asear el encamado.El uso de las grúas es la mejor elección al momento de tener que levantar de la cama y trasladar a la persona con minusvalía de una forma segura, beneficiando tanto al encamado como a sus cuidadores.
  7. Suelo y mobiliario: El suelo debe ser liso y anti resbalos, asimismo, el uso de alfombras deberá ser restringido, y en caso de tenerlas hay que asegurarse que estén bien colocadas, que no se deslicen o doblen con facilidad para evitar cualquier caída.Los muebles preferiblemente deberán ser de formas redondeadas para evitar daños al momento de chocar con ellos, y en caso de que los cajones tengan asas puntiagudas, es preferible sustituirlas por una que sean redondeadas y que se puedan abrir con una sola mano. Colócales ruedas y topes a los cajones, para facilitar su uso al abrirlos y cerrarlos.Las estanterías y los armarios se deberán colocar bajos para que el acceso de las cosas ahí guardadas sea sencillo y puedan coger la ropa con facilidad.Otro mueble que no puede faltar es un sillón amplio y cómodo, ya que la persona no siempre estará acostada y necesitará estar sentado bien sea para vestirse o desvestirse, para relajarse, leer o estar cómodo al hablar con la familia.
  8. Instalaciones eléctricas y luces: Se debe colocar un interruptor de luz al lado de la cama. Todos los enchufes deben estar bien instalados, teniendo una distancia mínima a 40 centímetros del suelo. Preferiblemente, se deben colocar todos los interruptores que sean necesarios y a una altura donde la persona minusválida pueda alcanzarlo, uno en la entrada del dormitorio, cerca de los estantes, al lado de la mesa de noche. No deberán utilizarse las extensiones eléctricas que generalmente van por donde el paso es necesario, y en caso de ser requeridas deben ir fijadas en la pared. La habitación debe estar bien iluminada para que la persona mayor o minusválida pueda moverse dentro del dormitorio con claridad y seguridad, por lo que sugerimos el uso de lámparas de sobremesa de diseño, bien sea de mesa o de pie, ya que ofrecen una luz extra permitiendo llevar a cabo actividades como lo es una buena lectura.Por otro lado, el uso de las lámparas wifi, también se ha convertido en una excelente opción, ya que con ellas se puede encender la luz desde un pulsador e inclusive desde un smartphone. Más allá de las lámparas que se instalen, lo ideal es que la habitación tenga ventanas que permitan la entrada de la luz natural.
  9. Teléfono: Se debe tener un teléfono en un lugar de fácil acceso, para que la persona pueda comunicarse fácilmente, un lugar ideal para tal fin es la mesilla de noche o las fundas que se colocan en las barandillas.Grabar en ese teléfono los números para llamar en caso de emergencia, así como de vecinos y familiares.Dependiendo de la discapacidad adquirir el teléfono más adecuado, existen teléfonos especiales para ciegos o para sordos. 
  10. Sistemas domóticos: Es aconsejable colocar sistemas domóticos a las ventanas, luces, persianas, aparatos de sonido, para facilitar la estancia de la persona discapacitada, esto contribuye a su confort y tranquilidad.
  11. Detector de humos: Esto es de suma importancia, el que esté instalado correctamente un detector de humo en la habitación adaptada. Finalmente, coloca fotos de los hijos y nietos en una pared, esto le dará a esta habitación un toque de alegría.
Actualizado el