¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Coche eléctrico vs hidrógeno: Principales diferencias

dhfg

La movilidad sostenible está cada vez más avanzada en lo que respecta a los vehículos, y es que ya son muchas las alternativas creadas con el objetivo de avanzar en la electrificación automovilística, entre ellos los vehículos eléctricos y los de hidrógeno ¿Cuáles son sus diferencias? 

La tecnología de la pila de combustible evoluciona a pasos gigantescos, y es que, tanto los vehículos eléctricos como los de hidrógeno han llegado, haciéndose un hueco algo más que destacable en el mercado. 

A continuación analizaremos cada una de las diferencias que hay entre los coches eléctricos y los de hidrógeno. 
Coches de hidrógeno: Todo lo que debes saber

Los coches de hidrógeno siguen un funcionamiento en donde producen su propia electricidad, almacenando este combustible en tanques (con una presión elevada) y reaccionando con el oxígeno del aire de la pila de combustible. 

Se estima que este tipo de vehículos dé un gran paso en lo que respecta al sector de la automoción, gracias a su eficiencia y a cada una de las características que poseen. 

Por todo lo anteriormente dicho y por las ventajas que aportan este tipo de vehículos, se espera que, finalizando 2023, sean unos 5.000 coches de hidrógeno los que circulen por las carreteras españolas.  

Ventajas 

  • Mayor autonomía: Un vehículo eléctrico puede recorrer en torno a los 300-400 km, superando a los actuales coches de pila de combustible. En cambio, el Toyota Mirai o el Hyundai Nexo (Vehículos de hidrógeno) pueden llegar a recorrer hasta 750 km
  • Menor contaminación: Los coches de hidrógeno poseen una pila de combustible por lo que son denominados CERO Emisiones. 
  • Recarga rápida: Recargar un coche de hidrógeno cuesta aproximadamente lo mismo que poner gasolina, suponiendo un tiempo promedio de 5 minutos. 
  • Poder calorífico superior al peso de cualquier otro combustible. 

Desventajas

  • Coste superior: La tecnología que equipa este tipo de vehículos eleva su coste tanto de venta como de producción. 
  • Poco donde elegir: Actualmente son muy pocos los coches de hidrógeno que se comercializan, por lo que la variedad no es uno de los puntos fuente de este tipo de automóviles. Tan solo se puede optar (Actualmente) por el Hyundai Nexo o el Toyota Mirai. 
  • Escasez en los puntos de recarga: Actualmente solo hay un total de 4 hidrogeneras en España, estimando que, en el año 2026, serán 150 las hidrogeneras repartidas por toda España. 
  • No son del todo limpios: Bien es cierto que las sustancias expulsadas por los coches de hidrógeno no son contaminantes, pero si el tipo de energía que hay que utilizar para producir hidrógeno.  

Coches eléctricos: Todo lo que debes saber

El funcionamiento de un vehículo eléctrico, así como su coste y mantenimiento, es mucho más sencillo, cómodo y económico en comparación con los coches de combustión. Para que te hagas una idea, los coches eléctricos: 

  • Presentan una serie de plataformas con una capacidad superior y baterías de rango, especialmente desarrolladas para aumentar la autonomía del coche eléctrico de forma considerable. 
  • Sus piezas no están constantemente sometidas a temperaturas elevadas y son menos sensibles al desgaste. 
  • Ofrecen cuotas de habitabilidad superiores al resto de vehículos, pues el reparto del peso permite tener un mayor comportamiento dinámico en el automóvil. 

También se ha de tener en cuenta los distintos tipos de electrificación de los coches, pues hoy en día, existen tres tipos de coches eléctricos y electrificados: 

  • Vehículo híbrido: Disponen de un motor de combustión y otro eléctrico, el primero de estos actúa como el principal y en el segundo es la batería la que recarga el propio motor. 
  • Vehículo híbrido enchufable: La batería puede cargarse desde un enchufe. 
  • Vehículo eléctrico al 100%: Este tipo de automóviles visten una propulsión exclusivamente eléctrica, y como en los anteriores, su carga se realiza con la conexión a un enchufe. 

Ventajas

  • Alto rendimiento, con un funcionamiento silencioso y suave, junto a una fuerte aceleración. 
  • Eficiencia energética: A diferencia de los coches de gasolina y diésel, que convierten entre el 17 y el 21%, los eléctricos convierten entre el 29 y el 62% de la energía eléctrica a la tracción de las ruedas. 
  • Los eléctricos no emiten ningún tipo de gas contaminante por el tubo de escape. 
  • No produce contaminación acústica, pues este tipo de vehículos no emite apenas ruido. 
  • Ahorro en su mantenimiento: Esto se debe a la fiabilidad y la duración de los motores que visten los coches eléctricos. De igual forma se ahorra en el espacio, destinando la mayor parte del vehículo a su habitabilidad. 

Inconvenientes

  • Menor autonomía: Un coche eléctrico no es muy cómodo a la hora de realizar viajes largos, pues, en la mayoría de ocasiones, la autonomía media de este tipo de vehículos es de 200 km. 
  • Coste elevado: El precio de un eléctrico es bastante superior en comparación a un vehículo tradicional debido a las baterías que viste. 
  • Pocos talleres especializados: Así es, pues, aunque es muy difícil que un vehículo eléctrico presente fallos, no hay una gran cantidad de talleres especializados en la reparación de este tipo de vehículos. 
  • Recambios de desguace: Prácticamente no hay piezas de segunda mano para este tipo de vehículos, así lo señala el responsable de www.rodesrecambios.es, afirmando que las pocas entradas de eléctricos al desguace para su despiece,no permiten la comercialización de piezas para este tipo de vehículos. 
  • Tiempo de carga: Todo depende de la marca y el modelo que se adquiera, aunque, por lo general, un coche eléctrico tarde en cargarse al completo entre 4 y 8 horas. 

Vistas las diferencias entre los coches eléctricos y los de hidrógeno ¿Con cuál te quedas? ¡Déjanos tu opinión en comentarios! 

Actualizado el