¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Claves para vender una finca rústica

Vender una finca

Vender una finca rústica de forma rápida requiere de una serie de actuaciones que facilitarán la venta salvaguardando tus objetivos económicos. Actualmente, la demanda de fincas rústicas se ha incrementado debido a familias que buscan un estilo de vida cercano a la naturaleza. Los grandes espacios en el verde y al aire libre son cada vez más apreciados frente al ritmo vertiginoso de las grandes ciudades.

Por ello, el sector de la compraventa de inmuebles rústicos en nuestro país goza actualmente de buena salud. Sin embargo, la venta de este tipo de inmuebles suele ser urgente sin que ello suponga una pérdida de rentabilidad. A pesar del auge de este sector, vender una finca rústica no es tarea fácil, sobre todo si se busca tanto rentabilidad como rapidez en la venta.

La crisis económica también ha llevado a muchas familias a buscar una nueva fuente de ingresos a través de la venta de fincas rústicas de su propiedad que no son su primera vivienda, aumentando así la cartera de este tipo de inmuebles en el mercado inmobiliario.

Es muy importante confiar la venta de su finca rústica a profesionales del sector, capaces de obtener la mayor rentabilidad posible y de negociar con rapidez con el comprador.

Claves a tener en cuenta a la hora de vender tu finca rústica

Antes de vender una propiedad rústica, también se deben considerar una serie de otros factores que hacen o deshacen la venta:

- Si el comprador necesita solicitar un préstamo para comprar la propiedad, es recomendable verificar el documento original del banco que aprobó el préstamo antes de continuar.

- Nunca entregue la mercancía a menos que el cliente haya aportado al menos el 70% del precio.

- Características de la propiedad: antes de ofrecer cualquier propiedad rústica a la venta, es importante que comprendamos a fondo sus características y características actuales y potenciales. El comprador debe ser informado lo mejor posible para no dejarlo escapar.

- Exención de Impuestos: Es importante señalar que las propiedades rurales no están afectadas por el impuesto de Plusvalía, que grava la plusvalía de los terrenos urbanos.

Vender a precio ajustado

El precio que pidas será obviamente el principal atractivo de la finca rústica en venta. Realice un análisis del mercado local y obtenga una valoración justa de la propiedad.

Estime una rentabilidad media no desproporcionada. Para vender una finca rústica rápidamente hay que ser competitivo pero también darle el valor que se merece.

Si este precio aún está por encima del promedio, esto debe justificarse reconociendo los valores adicionales de la propiedad que ciertamente tiene.

Promoción acorde a las necesidades

La promoción es fundamental para la venta rápida de una finca rústica. Si hay un mercado local importante, no hay necesidad de expandir la comercialización a otras provincias.

Invertir todo en marketing local y dirigirse al nicho de comprador que pueda ofrecerte la mejor rentabilidad.

Por el contrario, si crees que es mejor alargar la campaña, apuesta por una promoción global, buscando el perfil de compradores que creas más interesantes para tu establecimiento.

Fomentar la explotación temprana de la propiedad rústica

Quiere vender una casa de campo rápidamente, pero sus compradores probablemente también quieran beneficiarse de ella lo antes posible.

En otras palabras, cuantas más oportunidades les des, más interesados estarán en cerrar el negocio.

Por ello, es importante que la finca rústica pueda ser utilizada de forma inmediata, que no requiera reformas ni adecuaciones según nuevas normativas. Cuanto mejor preparado esté, más probable es que lo vendas a corto plazo.

Documentos necesarios para vender una finca rústica

- Documento de identidad DNI, NIE o CIF

- Una nota simple actual

- La escritura de la finca rústica

- Los últimos recibos del IBI y suministros

- El certificado de eficiencia energética

- El Certificado de Comunidad Para vender una finca rústica, el propietario debe acreditar su identidad, por ejemplo:

DNI: En el caso de que el titular de la finca sea un particular de nacionalidad española

NIE: Si el dueño del inmueble es una persona de otra nacionalidad

CIF: Si el inmueble es propiedad de una empresa

Actualizado el